Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Murió el embajador de EE.UU. en Libia

Otros tres funcionarios estadounidenses también fallecieron; fue tras un ataque al consulado en Benghazi, al este del país

El consulado estadounidense en Benghazi, en llamas. Foto: Reuters
El consulado estadounidense en Benghazi, en llamas. Foto: AFP
El consulado estadounidense en Benghazi, en llamas. Foto: AFP
El embajador, minutos después del ataque al consulado. Foto: AFP
El embajador, minutos después del ataque al consulado. Foto: AFP
El consulado estadounidense en Benghazi, en llamas. Foto: AFP
El consulado estadounidense en Benghazi, en llamas. Foto: AFP
Al-Sharif acusó a "delincuentes y a simpatizantes del antiguo régimen" del dictador Muammar Khadafy. Foto: Reuters
Al-Sharif acusó a "delincuentes y a simpatizantes del antiguo régimen" del dictador Muammar Khadafy. Foto: AFP
Al-Sharif acusó a "delincuentes y a simpatizantes del antiguo régimen" del dictador Muammar Khadafy. Foto: AFP
Miércoles 12 de septiembre de 2012 • 10:48
0

TRIPOLI.- El viceministro del Interior libio, Wanis al-Sharif, reveló hoy que el embajador de Estados Unidos en Libia, Christopher Stevens, y otros tres funcionarios estadounidenses murieron ayer en dos ataques diferentes: uno contra el consulado de ese país y otro contra el convoy que trataba de evacuar a las víctimas.

Al-Sharif acusó a "delincuentes y a simpatizantes del antiguo régimen" del dictador Muammar Khadafy de estar implicados en ambos ataques, que comenzaron tras una protesta frente a la sede del consulado por un video realizado en Estados Unidos y que supuestamente ofendía a Mahoma.

Miembro de carrera del Servicio Exterior estadounidense, Stevens había sigo designado como embajador en Libia en mayo de este año. Ya había estado dos veces en el país: como representante en el Consejo de Transición, de marzo a noviembre de 2011; y como jefe de misión de 2007 a 2009.

La condena de Obama

El embajador, minutos después del ataque al consulado
El embajador, minutos después del ataque al consulado. Foto: AFP

El presidente estadounidense Barack Obama condenó el asesinato de los funcionarios de su país y rindió tributo a las víctimas. "Condeno con firmeza el vergonzoso ataque a nuestro consultado en Benghazi, que tomó las vidas de cuatro estadounidenses, incluyendo al embajador Chris Stevens", señaló en un comunicado divulgado por la Casa Blanca. "En estos momentos, el pueblo estadounidense tiene a las familias de aquellos a quienes perdimos en sus pensamientos y oraciones", añadió.

"Ellos ejemplificaron el compromiso de Estados Unidos con la libertad, la justicia y la sociedad con naciones y pueblos de todo el mundo, en contraste con aquellos que les arrebataron sus vidas", precisó Obama en el comunicado. "He ordenado a mi administración que provean todos los recursos necesarios para apoyar la seguridad de nuestro personal en Libia, y aumentar la seguridad de nuestros puestos diplomáticos en todo el mundo", añadió.

Disculpas de Libia

El presidente del Parlamento libio, Mohamed Yusef al-Magrif, pidió perdón por el ataque. "Pedimos perdón a Estados Unidos, al pueblo estadounidense y al mundo entero", dijo al-Magrif en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro transitorio, Abderrahim al Kib.

Asimismo, al-Magrif, que calificó lo ocurrido de "ataque criminal y cobarde", agregó: "Condenamos rotundamente cualquier ofensa contra el islam y el profeta (Mahoma), como condenamos y rechazamos rotundamente el uso de la violencia y el asesinato de inocentes como medio de expresión".

La película de la polémica

La película que desató el odio de los islamistas radicales fue producida por miembros de la minoría cristiana copta de Egipto que residen en Estados Unidos, en conmemoración de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

A esta connotación de rivalidad religiosa se sumaron rumores de que el coproductor del video de 13 minutos habría sido el pastor evangelista Terry Jones, que a principios de año llevó a cabo una quema de ejemplares del Corán en Florida.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas