Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Televisión

El problema de las intenciones

Espectáculos

Por   | LA NACION

 
 

Mi problema con las mujeres / Producción general: Mariano Martínez y Adriano Mautone. / Dirección: Daniel de Felippo. / Guión: Sebastián Rotstein y Alberto Rojas Apel. / Fotografía: Lucas Schiaffi. / Dirección de arte: Tomás Garrahan. / Elenco: Mariano Martínez, Ana María Orozco, Yayo Guridi, Mónica Gonzaga. / Emisión: los lunes, a las 22 30, por Telefé.
Nuestra opinión: regular

Mi problema con las mujeres , la serie, comparte muchos de los defectos de José, su protagonista. Léase: todo en él es pulido, tibio, agradable y no del todo interesante. Los dramas de este último (interpretado por Mariano Martínez, aquí también productor) con el género femenino parecen pasar ostensiblemente por su falta de compromiso, pero no sólo a nivel sentimental: él mismo, y por extensión el espectador, está a la espera de descubrir alguna pista acerca de su verdadera identidad.

Por ahora, todo lo esbozado por esta serie, proveniente de un formato peruano, está en el orden de la declaración de principios, y sus recurrentes subrayados -para que el espectador no se pierda cómo cada una de las vueltas de tuerca del capítulo remite al tema de la semana- denotan falta de confianza en sus propias ideas. Que las hay: desde la madre papelonera que compone Mónica Gonzaga hasta algunas picantes observaciones sobre la batalla de los sexos y una fotogénica realización, Mi problema con las mujeres tiene todo para conformar un tándem popular con Graduados . Pero primero debería atacar su mayor problema: una pareja central desdibujada y con falta de química. Es que hasta aquí, la relación de José con su nueva jefa (Ana María Orozco) parece una versión "sana" de la que mantiene con su madre y no el comienzo de una relación romántica, no importa cuánto insista el analista (Yayo) en sacarle lo contrario a su paciente. Desprovista de la chispa necesaria para el conflicto de su protagonista -que pasa buena parte de la trama desandando amoríos fracasados-, los dilemas se tornan existenciales..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerInseguridadElecciones 2015Frente Amplio UNEN