Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Editorial II

Escuela de jornada extendida

Opinión

En la práctica, desde la sanción de la ley de escolaridad extendida, en 2005, hasta 2010, la expansión de establecimientos estatales sólo alcanzó un 2,46%

Por ley, en 2005 se fijó un aumento gradual de la inversión en las áreas de la educación, ciencia y tecnología, entre los años 2006 y 2010, aporte financiero destinado a una mejora de los recursos "con el objetivo de garantizar la igualdad de oportunidades de aprendizaje" y vigorizar, a la vez, las políticas que enriquecieran la calidad de la enseñanza, entre otros loables fines. La citada norma dejó establecido, también, ".que, como mínimo, el 30 por ciento de los alumnos de educación básica tengan acceso a escuelas de jornada extendida o completa", dando prioridad "a los sectores sociales y a las zonas geográficas más desfavorecidas".

Como puede apreciarse, la norma aludida buscaba resolver un evidente problema del sistema educativo que padece graves brechas de desigualdad. Precisamente, el propósito que animaba la ley era reducir esas injustas diferencias mediante escuelas de Jornada Escolar Extendida (JEE) que, mediante su mayor carga horaria, pudieran compensar las carencias que sufren los más chicos, tanto de carácter formativo como instructivo y, asimismo, con frecuencia, por la falta de alimentos o de contención afectiva. Están claros los méritos de una escuela así planteada para acortar distancias psicosociales, contribuir al desarrollo en las edades del crecimiento y promover los aprendizajes. Sin embargo, en la práctica, la expansión de establecimientos de JEE en el sector estatal sólo creció un 2,46% entre la fecha de la sanción de la ley y el año 2010. En cambio, en el sector privado, superó el 40%. Es decir que una norma propuesta para compensar desigualdades ha quedado demorada en cuanto a los beneficios esperados.

Éstas son conclusiones derivadas de un informe elaborado bajo la dirección de Alieto Guadagni, del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano. En ese documento, se añade que en 11 provincias, en vez de aumentar ese tipo de escuelas, ha mermado; en las restantes 13 jurisdicciones, se ha registrado un incremento limitado. El mayor número se da en la CABA (45%), en Catamarca (16%) y en La Pampa (15%). El área más crítica del país, por la necesidad de estas escuelas y su llamativa escasez, es el conurbano bonaerense, donde sólo el 2% del alumnado puede asistir a establecimientos de escolaridad extendida.

Los resultados alcanzados son insatisfactorios y obligan a revisar con rigor las razones de esta frustración. Es mucho lo que se esperaba de la ley del financiamiento educativo para acceder a positivos y concretos objetivos en el campo de la enseñanza. Esas expectativas justificadas no pueden dejarse fracasar. Están en juego posibilidades de vida para los chicos que sólo una educación bien conducida y administrada puede permitir su logro..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba