Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Banda ancha: en el país, más lenta y cara

Sociedad

El servicio aquí es uno de los peores de América latina

Por   | LA NACION

La conectividad de banda ancha sigue siendo cara y de baja calidad en la Argentina, y todo parece indicar que no cambiará en el corto plazo en relación con el resto de América latina. El plan más barato, es decir, el gasto mínimo que deben hacer los hogares para acceder a Internet, de 46 dólares, está entre los más caros de la región. Y la velocidad de descarga, de 6,4 megas promedio, es una de las más lentas.

Pero lo más preocupante no es esta foto, sino la película: la velocidad de conectividad crece aquí a un ritmo de 29% anual, contra el 200% de incremento promedio en la región. Además, en la Argentina es reducida la oferta de planes de muy alta velocidad (y limitada a algunas zonas de las grandes ciudades): la máxima no supera los 30 megas, lejos de los 100 disponibles en Brasil y en Chile.

Éstas son las conclusiones de un estudio del Centro de Tecnología y Sociedad de la Universidad de San Andrés (Udesa), que anualmente actualiza el panorama del acceso a Internet en las más importantes ciudades de América latina.

La banda ancha ya es un servicio básico en cualquier hogar, y según un consenso generalizado (confirmado por numerosas investigaciones) es motor de la economía y de la cultura. El relevamiento de la Udesa se enfocó en la banda ancha fija y se basa en datos del segundo trimestre de este año, relevados mediante la metodología de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que incluye impuestos y toma el precio promedio de los primeros 24 meses de servicio, en dólares PPP (es decir, ajustado al nivel de vida en cada país).

"El plan de banda ancha más barato en la Argentina está entre los más caros de la región. En otras palabras, comparado con el resto de los países latinoamericanos, no existe en la Argentina una adecuada oferta de planes básicos de conectividad para hogares de recursos medios o bajos", sostiene el estudio. El gasto mínimo que debe realizar un hogar o una pyme para contratar el servicio de banda ancha fija en la Argentina (46 dólares) es tres veces mayor que en Brasil (15 dólares) y cuatro veces mayor que en Uruguay (11 dólares).

Alta penetración, baja calidad

A diferencia de la calidad, el promedio nacional de penetración del servicio es alto comparado con otros países de la región. Según el Indec, el 38,9% de los argentinos tiene algún tipo de acceso a Internet, el 79% de los cuales se encuentra en el área metropolitana de Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Cuatro de cada cinco hogares están conectados a la Red mediante alguno de los tres principales proveedores, Arnet (Telecom), Speedy (Telefónica) y Fibertel (Cablevisión). Sin embargo, según Cabase, la cámara de empresas de Internet, en provincias pobres como Jujuy, Formosa y Santiago del Estero sólo 1 de cada 10 hogares tiene conexión a banda ancha.

Pero aun en las grandes ciudades argentinas, según la investigación de la Udesa, "la oferta de servicios de banda ancha residencial está lejos de ser adecuada en términos de calidad de servicio prometida. La velocidad promedio de los planes disponibles en el mercado local alcanza los 6,4 megas, por debajo del promedio regional de 7,7 megas y lejos de los mercados de mejor desempeño en la región", sostiene el relevamiento. En ese grupo, están Brasil (24 megas), Chile (18) y México (14).

Sin embargo, el dato más preocupante es la tendencia: el promedio de velocidad de descarga de los planes ofrecidos en la Argentina pasó de 4,9 megas en 2010 a 6,4 megas en 2012, lo que representa un incremento del 29%. "Esa cifra coloca al país muy por debajo del promedio de incremento de calidad de la oferta en la región (200%) y lejos de los países de mejor desempeño", sostiene el informe. Uruguay avanza al 600% anual; México, al 370%, y Brasil, al 350%.

"La velocidad de bajada puede ser de 6 megas, pero la de subida es muy pobre: subir un video en HD, calidad que viene hoy en muchos smartphones , a YouTube puede demorar varias horas o directamente fracasar. Tampoco es posible navegar en varios sitios y tener activado un servicio de streaming de música, por ejemplo. O se corta el audio que estás escuchando o las páginas demoran una eternidad en cargar. Ni hablar si tenés varios dispositivos conectados a la misma red: tablet, una o más computadoras, consola de juegos... La experiencia se torna insoportable", explicó Nicolás Píccoli, periodista y blogger, administrador de http://sicrono.com.

Entre las razones del atraso, la investigación destaca el impacto que el triple play (TV paga, telefonía e Internet dadas por un mismo operador sobre una misma red y con un solo precio para los tres servicios) está provocando en la mejora de los servicios y la baja de los precios, pero remarca las trabas regulatorias que para ese combo aún hay en la Argentina y en México (ver aparte).

El desempeño de la infraestructura de conectividad nacional mejora si se considera el precio del "plan típico" o más frecuente, donde Argentina (con un plan de 59 dólares) está por debajo del promedio de la región (77 dólares), aunque sigue lejos de los mercados de menores precios, al encontrarse en el puesto 11 entre los 23 relevados. El país con el plan típico más barato es Venezuela (30 dólares), seguido de México (38 dólares) y Uruguay (43 dólares).

Según otro relevamiento de la Udesa, una reducción promedio del 10% en el costo del servicio de banda ancha fija en América latina resultaría en un incremento de 22% en la tasa de penetración, lo que equivale aproximadamente a 10 millones de conexiones adicionales.

  • 6,4
    megas de velocidad
    Es el promedio en las grandes ciudades argentinas. En la región es de 7,7; en Chile, 18, y en Brasil, 24
  • Plan básico
    Según el estudio de la Universidad de San Andrés, sólo es más barato que en Nicaragua, Surinam, Belice y Bolivia

Del editor: por qué es importante. La adopción y la calidad de la banda ancha forman parte de los nuevos indicadores de desarrollo económico y social.

TEMAS DE HOYArgentina en defaultDólar hoyInseguridadMelina López