Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La motito del delivery se sube a Internet

Tecnología

Varios sitios permiten pedir comida a la casa o la oficina desde una página Web; no tienen costo adicional; evitan el acopio de papelitos y el tono de ocupado en las llamadas

Por   | Para LA NACION

 
 

Mediodía en el trabajo, estás increíblemente atareado y no tenés tiempo ni siquiera de pedir comida. Viernes con amigos en tu casa, se hizo tarde y todos quieren comer pizza, pero nadie se quiere parar hasta que uno se decide, llama y pasa lo peor: da ocupado. Estas dos situaciones son, quizás, las más comunes a la hora de hacer un pedido a una casa de comidas. Hoy, en la era de Internet, eso puede quedar atrás gracias a sitios web como Relivery , Deliveralo , Delivery por Web , Pedidos Ya o Sin imanes , entre otros.

Estas páginas son muy simples de usar, si bien sirven para lo mismo Deliveralo es distinta al resto. En el primer grupo todos aquellos que quieran registrarse para hacer un pedido de comida online podrán hacerlo a través de simples pasos.

 
 

En Deliveralo podrán realizar el registro, pero no hacer pedidos a no ser que la empresa en la que trabajen tenga un convenio preacordado.

Con ingresar su dirección automáticamente aparecerán todos los comercios que estén cerca y tengan entrega a domicilio; lo único que restará es elegir qué es lo que desea comer.

Según comenta Philippe Wigdorovitz, de Relivery, el sistema es fácil de comprender. "El usuario, después de registrarse, debe ingresar su dirección. Ahí verá el listado de los comercios abiertos que llegan con el delivery hasta esa ubicación. Elige el que quiera y verá el menú con los precios y las promociones", asegura.

Después queda solo cargar los productos que quiera y cerrar la orden. Instantáneamente el comercio recibirá el pedido y en minutos llegará, a través del e-mail o de un mensaje de texto al celular (sin cargo), la confirmación del pedido.

 
Santiago Samra, José Trusso y Luis Goya, de Deliveralo. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
 

Deliveralo -que pasará en un tiempo a llamarse BigOrder-, por otra parte, tiene un funcionamiento diferente.

José Trusso, uno de los fundadores (ganador de Baitec, un programa del Gobierno de la Ciudad de incubación de emprendimientos), explicó que trabajan exclusivamente con empresas: " les desarrollamos una plataforma exclusiva a la que sólo tienen acceso los empleados. Por este motivo, si alguien quiere usar el sitio Deliveralo por su cuenta no podrá hacer pedidos, a menos que le pida a su empresa que se sume".

Si es gratis ¿cómo ganan dinero?

Estos servicios no tienen costo para el usuario. ¿Cómo ganan dinero? Los comercios adheridos pagan una comisión por cada uno de los pedidos recibidos. De esta manera nadie perderá plata, ya que si los usuarios no hacen pedidos no se le cobrará nada al local por estar en la base de datos. "Esa comisión no les significa un costo alto porque reducen la publicidad en folletos o imanes y tiempo de los empleados al teléfono. Al ser algo online pueden recibir pedidos de manera simultánea y, al mismo tiempo, tienen publicidad on-line y logran presencia en Internet", comenta Wigdorovitz.

 
Daniel Polizzi y Gustavo Canevsky, de Relivery. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
 

Hay muchas famosas marcas de comida que están en los servicios. A los cientos de negocios que ya forman parte de la lista de comercios que funcionan en ambos servicios se le suman decenas por mes y esto no solo significa una mayor variedad a la hora de elegir comidas, sino también un mayor alcance a las zonas de llegada.

La idea en lo que se refiere a estos servicios parte, primero, de una clara muestra de lo que faltaba en el mercado local y tenía éxito a nivel internacional y, segundo, en la penetración que tiene Internet en la Argentina.

"Se me ocurrió la idea mientras trabajaba. A la hora del almuerzo había un gran desconocimiento de la oferta gastronómica de la zona y siempre terminábamos pidiendo en los mismos lugares. A eso se le suma que muchas veces daba ocupado", asegura el creador de Deliveralo. Explica que un compañero le dijo que cuando se fue de viaje a Francia utilizó un servicio de delivery on-line que le funcionó a la perfección: "Ahí se me ocurrió que existía una oportunidad para realizar un sitio similar en Argentina".

 
 

El nacimiento de Relivery tuvo un comienzo similar. "La idea surgió porque uno de los fundadores, Daniel Polizzi, estaba viviendo en Turquía y en ese país el sistema de delivery on-line está muy difundido. Le pareció que se podía adaptar al mercado local y que sería muy útil", asegura Wigdorovitz, compañero de secundaria de Polizzi y de los otros dos creadores del sitio, Gustavo Canevsky y Juan Eduardo Garcia .

A todos estos beneficios se le agrega que, a través de Relivery, se guardan todos los pedidos que se realicen. Esto significa que cuando se quiera repetir una comida lo único que hay que hacer es entrar al listado, buscar el deseado y comprarlo nuevamente. "Repetirlo llevará solo 10 segundos", dice Wigdorovitz.

Otro de los grandes problemas a la hora de realizar un pedido a domicilio desaparecen si se utilizan estos servicios: los precios desactualizados. Tener un folleto viejo de una casa de comidas es de lo más común y de esta manera no solo se actualizarán de constantemente los precios sino también el menú. Si un comercio agrega una comida, el potencial cliente podrá tenerla en su listado de opciones en cuestión de minutos..

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezElecciones 2015InseguridadLa tragedia del ferry Sewol