Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El uso político de Sarmiento

Opinión

Tras el debate en la Universidad Di Tella sobre los usos de la Historia, a propósito del comentario que hizo la Presidenta de nuestro libro Sarmiento periodista , quisiera volver sobre la pertinencia de esa apelación difundida por cadena nacional y sus significados sobre el presente. ¿Por qué combate Sarmiento en la prensa? ¿Acaso porque se sentía un periodista militante? "Soldado con la pluma o con la espada, combato para poder escribir", expuso el sanjuanino cuando era boletinero del Ejército Grande. De hecho, calificó a su Facundo como "una acción inmediata y militante" contra Rosas. Combatía para poder escribir y combatía a Rosas, en otra Argentina, con instituciones en formación y muy restringidos canales de expresión.

Es habitual que se haga un uso político de la Historia, pero la señora presidenta no reparó en los contextos de época. Interpeló a los medios actuales recurriendo a hechos ocurridos hace casi un siglo y medio, cuando el país estaba en plena consolidación, con sus instituciones aún tambaleantes. Una etapa en la que, como escribió el historiador Natalio Botana, "las revoluciones se hacían en la prensa". Es que el periódico era entonces un arma de la política.

La jefa del Estado señaló a Mariana Verón, periodista de LA NACION, y le dijo: "Sarmiento te hubiera cerrado, Mariana". Así, proyecta lo ocurrido en 1874 -en plena revolución de Mitre contra Sarmiento y su sucesor Avellaneda- a la actualidad, como si se tratara de escenarios políticos similares. Y su gobierno queda como respetuoso de la libertad de expresión en oposición al de Sarmiento, que no tuvo reparos en cerrar periódicos. ¿O acaso quiso decir que la nacion le está haciendo la revolución a su gobierno? ¿O, peor, dio a entender que ella podría seguir el camino de Sarmiento 138 años después?

La mención equiparó al periodismo del turbulento siglo XIX con el periodismo actual, sin reparar en notorias diferencias. En aquel siglo, el periodismo como campo profesional no existía y la prensa era casi exclusivamente un medio para construir poder. Los diarios no tenían un público amplio, pues eran "armas" creadas por facciones políticas para imponer sus ideas. Desde fines del siglo XIX, con la expansión del público lector, la prensa se fue separando de la política y los periodistas se fueron profesionalizando.

Por último, Cristina nada dice del Sarmiento que consideraba que la prensa era en los tiempos modernos "lo que el foro había sido para los romanos", y no menciona que el sanjuanino llamaba a la prensa "la medida de civilización de los pueblos". Tampoco recuerda que comparó a los periódicos con "la respiración diaria", o que sentenció: "Por el diarismo los pueblos mandan, la opinión se forma y los gobiernos la siguen de mal grado".

Y no apuntó que Sarmiento, consciente de la tensión que genera la libertad de imprenta, eligió defenderla: "Haya libertad para todos y déjese a la prensa, esa reina o ramera según quién la inspira, entregarse a sus propios instintos".

© LA NACION.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAmado Boudou procesadoArgentina en defaultInseguridadConflicto en Medio Oriente