Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Estrellas del pasado / La popularidad en tiempos de los próceres

Desde la cuna, con nombre de batalla

Espectáculos

Por   | Para LA NACION

Del uno al cien, ¿cuántos nietos tuvo Justo José de Urquiza? Respuesta: 100. Esa fue la descendencia exacta de los 11 hijos de su matrimonio más los otros 12 que reconoció. Entre el centenar de nietos se encontraba Alfredo Froilán de Urquiza, quien se casó con Lucila Marcelina Anchorena, nieta de un primo segundo de Juan Manuel de Rosas. Hubo serias objeciones a la concreción del matrimonio porque el padre de Lucila Anchorena, rosista, no quería saber nada con sumar un Urquiza a la familia. Pero el amor fue más fuerte.

Alfredo Froilán construyó una casa majestuosa en Olivos, en el Gran Buenos Aires. Eran tierras que pertenecían a su mujer, Lucila. La mansión fue bautizada con el nombre de La Lucila y la denominación terminó expandiéndose al resto del barrio.

Lucila Marcelina y Alfredo Froilán tuvieron doce hijos, pero nos detendremos en el décimo, que nació en una fecha muy especial para los Urquiza: el 3 de febrero de 1905, es decir, en el aniversario de la batalla de Caseros (1852), donde el entrerriano venció a Juan Manuel de Rosas. El nacimiento coincidió con una reunión organizada por Benjamín Victorica y Urquiza, otro de los 100 nietos de Justo José, para celebrar la efeméride. ¿En dónde? En el flamante barrio de Villa Urquiza. Allí, Alfredo Froilán anunció que su hijo se llamaría Félix Caseros Urquiza Anchorena. Fue ovacionado. Con el tiempo, Félix Caseros -en realidad, todos lo llamaban directamente Caseros- terminó siendo intendente del partido de Vicente López, que comprendía, entre otros barrios, el que evocaba a su madre, La Lucila.

El de Caseros Urquiza no fue el único caso de nombre extraño dado a los hijos. Un primo de Caseros, hijo de Roberto Bunge y Dolores Campos Urquiza (también integrante del centenar), se llamó Luis María Roberto Octavio Tuyutí Bunge Campos Urquiza. El Tuyutí le vino de la sangrienta batalla contra los paraguayos, donde se lució el comandante Luis María Campos, su abuelo materno.

Otra historia. Isabel Chitty, la mujer del almirante Guillermo Brown, dio a luz el 16 de mayo de 1815. Fue una niña a la que llamaron con el excéntrico nombre de Martina García Brown (en realidad, Martina García Rosa Josefa Estanislada de Jesús Brown), debido a que su padre, el almirante, había vencido a los realistas en el complejo y decisivo combate de Martín García, en marzo de 1814.

Por último, tenemos un hijo del general Carlos María de Alvear, al cual se bautizó con el nombre de León Ituzaingó Alvear. Un año antes de que naciera León, su padre había comandado al victorioso ejército patriota en la batalla de Ituzaingó. En este caso, tuvo un tocayo. Porque también existió Jorge Ituzaingó de Alvear Santamarina, bisnieto del general, quien llevó ese nombre por haber nacido en 1927, ocho días antes de que se cumpliera el centenario de la batalla.

Puede ser que en esto de poner nombres extravagantes, los uruguayos sean los campeones del mundo. Pero nosotros, al menos, les presentamos batalla..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP