Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Chispazos

La desconfianza entre De Narváez y Macri dificulta el armado bonaerense

Política

Pese a quedarse sin candidato en el distrito y a las señales de distensión, el jefe de gobierno porteño resiste una reconciliación con su ex aliado; Posse y Cariglino, parte del armado

Por   | LA NACION

El fragmentado espacio de la centroderecha y el peronismo disidente dejó esta semana, como relata aquel viejo chiste, dos noticias para darle al mundo político. La buena: que el no de Gabriela Michetti a postularse como candidata a diputada por la provincia de Buenos Aires, y la masiva manifestación del 13 del mes último en la Plaza de Mayo, aceleraron los tiempos para un frente de unidad opositora en la estratégica provincia de Buenos Aires. La mala: que los eternos cortocircuitos entre Mauricio Macri y Francisco de Narváez obturan cualquier intento de acelerar esa construcción, que podría recurrir a una interna abierta el año próximo como el mecanismo para resolver las diferencias sin dejar de ir juntos a la batalla contra el kirchnerismo.

De Narváez y el también peronista Jesús Cariglino; el intendente radical de San Isidro, Gustavo Posse, y hasta el líder camionero Hugo Moyano son sólo la punta del iceberg de una confluencia que, por perfil y gustos personales, parecía casi imposible con Michetti de candidata.

Hoy, con el macrismo herido y en la frenética búsqueda de un candidato propio, se abrieron las negociaciones entre dirigentes cercanos a Macri, peronistas y "radicales con gestión" para intentar confluir bajo un mismo paraguas en las legislativas de 2013, madre de todas las batallas para obturar el afán reeleccionista del Gobierno. "El frente sigue siendo el objetivo", afirmó a LA NACION Emilio Monzó, ministro de Gobierno porteño y encargado del armado de Pro para 2013 y 2015.

Cerca suyo aseguran que "la idea es reemplazar a una figura como Gabriela con un equipo, un conjunto fuerte", y señalan como positivas la foto de Macri con Posse y Cariglino en la Fiesta de la Flor Escobar y las recientes declaraciones "autocríticas" de De Narváez, en las que expresó su deseo de "volver a trabajar" junto a su aliado de 2009. "Tenemos un candidato a presidente que es Mauricio, todo lo demás se ordena a partir de esa expectativa", suele decir el ministro de Gobierno macrista.

Al igual que Monzó, De Narváez y Posse hablan también de un "frente de unidad" para el año próximo, aunque estos dos últimos mantienen sus proyectos propios, que van más allá de lo que el propio Macri pretendería. Luego de la foto del jueves que lo unió al peronista disidente en la cena del grupo Consenso Republicano, Macri se apresuró a aclarar que "no está pensando" en una alianza con De Narváez, y en reserva asegura que volver a contar con él "no es para nada una prioridad". Ayer, el denarvaísta Gustavo Ferrari le recomendó al líder de Pro "privilegiar construir más que criticar, sumar más que dividir". Macri, con todo, también oscila: envió el jueves a su diputada Laura Alonso a compartir acto en San Martín con Posse, Cariglino y De Narváez.

Posse, visto desde Pro como un buen aliado para 2013, afirmó a LA NACION que "debemos ser abiertos para debatir y encontrar propuestas en común". Ve la interna como "herramienta interesante" para dirimir lugares en las listas, aunque supedita su eventual participación a "la discusión interna de mi partido".

De Narváez cree, según comentaron a LA NACION dirigentes con los que conversa a diario, que "2015 se define en 2014, no antes", en un claro mensaje a Macri. Monzó, en tanto, cree que "el espacio tiene lo que no tuvo en 2009, un candidato a presidente", en referencia a Macri. Tanto desde Pro como desde el peronismo disidente ven a Moyano jugando en el mismo equipo. Para algunos macristas, es sólo "quien tiene los fierros y capacidad de movilización", mientras que peronistas disidentes lo imaginan con participación en las listas de candidatos provinciales.

Las opciones parecen abiertas, aunque todos confían en un acuerdo sin amor y por conveniencia..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYTensión racial en Estados UnidosCristina KirchnerSuperclásicoCárceles en la Argentina