Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El autor de "Padre Rico, Padre Pobre", pidió la quiebra de una de sus empresas

El famoso gurú financiero, Robert Kiyosaki, perdió una demanda por US$ 24 millones contra una compañía que se encargó de posicionar su marca

Viernes 12 de octubre de 2012 • 09:40
0

A partir de su primer libro, Padre Rico, Padre Pobre, que vendió más de 26 millones de ejemplares en el mundo, Robert Kiyosaki se transformó en una celebridad y se supo posicionar como uno de los gurúes financieros por excelencia. Pero ahora, y quizá para perplejidad de sus seguidores, decretó la quiebra de una de sus compañías después de perder una demanda por 24 millones de dólares. El empresario, no obstante, tiene patrimonio suficiente para afrontar la deuda por lo que el pedido de bancarrota sería una maniobra estratégica.

Kiyosaki, que estuvo en la Argentina en el 2009 cuando brindó una charla en el teatro Gran Rex, se caracteriza por dar consejos para que cualquiera, según sostiene, pueda hacerse millonario. Para ello, repite en sus charlas, no hay secretos: se debe lograr que el dinero trabaje solo en hacer más dinero . Para hacerlo, apunta, se debe evitar el endeudamiento y el ahorro y, en cambio, invertir constantemente para generar cada vez más activos. De esa manera se alcanzaría la independencia financiera , máximo objetivo que impulsa.

En abril pasado, según consigna El Cronista Comercial , la justicia estadounidense le ordenó pagar a la compañía Richard Global, de su propiedad, US$ 23.687.957 a Learning Annex y su creador, Bill Zanker. El litigio se produjo luego de la que empresa demandante reclamase un porcentaje de las ganancias por las presentaciones magistrales de Kiyosaki que se encargó de organizar y que incluyó, entre otras, una conferencia en el legendario Madison Square Garden en el 2002.

Zanker, aseguró al diario New York Post que su compañía era responsable de convertir Padre Rico, Padre Pobre en la marca global que es hoy en día. "Realmente lo preparamos para la gran fama y riqueza. Pero cuando llegó el momento de pagar, dijo que no", sostuvo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas