Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Línea directa

Menos cambios que los que pensábamos

Opinión

En la misma entrevista en que el periodista español Mario Tascón reconocía que los colegas, "jóvenes o veteranos", necesitan profesores (un concepto que podría extenderse a otros hablantes del español hoy), hacía más apreciaciones, también útiles para esta columna.

Siempre sobre su profesión, decía Tascón: "En general los periodistas se están quedando atrás (con excepciones) porque son una de las profesiones más desplazadas en sus costumbres profesionales por la sociedad. La mayoría está todavía en estado de estupefacción por lo que pasa a su alrededor, y no es para menos". Por supuesto que Tascón, coautor del libro recientemente presentado Escribir en internet. Una guía para los nuevos medios y las redes sociales, se está refiriendo a esa especial relación que los periodistas entablan con el mundo digital y con las redes sociales, y con el lenguaje que se usa en ellas, pero cuando un profesor como él reflexiona vale para muchos otros ámbitos.

En estado de estupefacción parecería estar también la lectora Stella Maris Manley cuando escribe sobre "Cambios en la lengua" en su correo electrónico del 8/10: "Hace muchos años que resido en el exterior, soy profesora universitaria de castellano. Quisiera saber desde cuándo se usa inédito en lugar de insólito. Leo los periódicos argentinos para mantenerme al tanto de la actualidad, pero sigo viendo un mal uso de nuestra lengua, que me entristece. ¿O es que no he evolucionado lingüísticamente?".

No debe preocuparse la lectora Manley por sus dudas, porque son absolutamente legítimas. Tanto, que la querida Fundéu se ha visto obligada a sacar una de sus cada vez más frecuentes recomendaciones sobre ese mismo tema. Dice Fundéu que "inédito no es equivalente a insólito", porque inédito significa «desconocido, nuevo» o «escrito y no publicado», e insólito, «raro, desacostumbrado» y por lo tanto estos adjetivos no pueden emplearse indistintamente".

En realidad, estas consideraciones de Fundéu están implícitas en las definiciones que de ambas palabras da el diccionario -en cualquiera de ellos, pero siempre es mejor consultar el de la RAE en línea ( http://lema.rae.es/drae/ ), porque es el que está actualizado-, pero los hablantes de español hemos demostrado ser muy perezosos y, también, creernos algo "filólogos", una combinación peligrosa, evidentemente. Esa pereza para consultar lo que debe ser consultado da, por ejemplo, lugar a otra recomendación de Fundéu: "Etario y no etáreo es la forma correcta del adjetivo que se refiere a un grupo de personas de la misma edad", similar a esta otra: "La forma correcta de escribir y decir espurio es con i y no con e", es decir, "dígase espurio y no espúreo".

Como ha dicho el director de la RAE, José Manuel Blecua, en su presentación de esa Guía para los nuevos medios y las redes sociales: "Lo importante es que en la escuela se enseñe a leer y escribir a los estudiantes. Quien luego se preocupa por la correcta utilización de esa gran herramienta que es la lengua sabrá distinguir perfectamente las distintas situaciones, los diferentes contextos". La responsabilidad, entonces, no siempre es de las redes sociales.

© LA NACION.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezDamián StefaniniLa salud de CristinaMarcelo TinelliChampions League