Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kicillof: el riesgo, que se acaben los dólares para importar

El viceministro negó que exista el cepo cambiario, pero admitió los problemas para abastecer de insumos a la industria

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 17 de octubre de 2012
0

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, lanzó ayer una sentencia que dejó preocupados a varios miembros de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, al advertir que uno de los riesgos que podría generar el modelo de sustitución de importaciones "es que se terminen los dólares" para llevar adelante esa política. El funcionario realizó esta afirmación al defender el proyecto de presupuesto nacional 2013 y la política de restricciones de acceso al dólar que aplica la administración de Cristina Kirchner.

"El proceso de sustitución de importaciones requiere importaciones de insumo y de maquinarias, y el riesgo es que se terminen los dólares para hacerlo", afirmó Kicillof en un pasaje de las más de dos horas que expuso en la Cámara alta. No obstante, el secretario de Política Económica negó que exista un cepo cambiario. "La convertibilidad era un verdadero cepo, porque el Estado estaba obligado a endeudarse para cambiar un peso por un dólar", afirmó.

Kicillof concurrió a la Comisión de Presupuesto y Hacienda junto con los secretarios de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y de Finanzas, Adrián Cosentino. La exposición de los funcionarios mereció la queja de la oposición. La más crítica fue la radical Laura Montero (Mendoza), quien cuestionó las previsiones volcadas por el oficialismo en el proyecto de presupuesto para el año próximo.

""Los dólares son para buscar petróleo, no para gastar en lujo""
Compartilo

"Acá hay una inflación que no se reconoce", le enrostró la senadora a Kicillof, que en ningún momento habló sobre el aumento de precios. "No creemos que el cálculo del gasto esté bien estimado ni la pauta de crecimiento", agregó Montero, quien también se quejó porque "hay disminución de recursos coparticipables" para las provincias.

El tema del gasto público fue, precisamente, otro de los ejes en los que centró su alocución Kicillof. En ese sentido, justificó la disminución de ese ítem para el año próximo, en lo que, dijo, eran variables favorables que se perfilan para la economía nacional. "Como estimamos un reverdecer de la economía brasileña, una buena cosecha y un alivio en la crisis mundial, el gasto público no debe ser expansivo", explicó. Y si bien admitió que habrá "una leve desaceleración del PBI", también se mostró optimista porque "el año próximo va a haber una recuperación, un alivio en lo que se refiere al durísimo año que estuvimos viviendo en materia de sector externo en 2012".

Fiel a su estilo, Kicillof descalificó a los economistas y a las calificadoras de riesgo crediticio. De los primeros, dijo: "Ahora tenemos economistas faranduleros que niegan la crisis". De las segundas, que "responden a intereses" y que sus análisis "son subjetivos, basados en ideología y prejuicios".

El default, según Capitanich

El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, negó ayer que su provincia hubiera incurrido en default, al pagar recientemente con pesos un vencimiento de un bono emitido en dólares, aunque concedió que "aún tramita", frente al Banco Central, la autorización que le permita adquirir los dólares con que la propia normativa (que invocó para justificar el cambio de moneda) lo obliga a abonar ese compromiso en el caso de que el acreedor sea extranjero.

"Hay cerca de 144 tenedores del bono que son residentes locales. Y tenemos identificados a otros cinco que son del exterior", dijo, en una entrevista con Cadena 3, al admitir que esos inversores debieran cobrar en dólares.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas