Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Incidentes en un careo entre Trimarco y una testigo

Seguridad

La madre de Marita tuvo un duro cruce con la enfermera Patricia Soria, a quien acusó de "haber entregado" a su hija; la respuesta de los acusados

SAN MIGUEL DE TUCUMAN Serios incidentes se registraron esta mañana durante un careo por el juicio por el secuestro de María de los Ángeles "Marita" Verón. El tribunal debió llamar al orden en varias oportunidades tanto a Susana Trimarco, madre de la joven desaparecida, como a la enfermera Patricia Soria, quien figura como testigo en la causa.

Según la agencia DyN, el tramo más intenso del careo se produjo cuando Trimarco acusó a Soria de "haber entregado" a su hija a una red de proxenetas. "Sos una atorranta, una cara dura sin escrúpulos. ¿Cuánto te pagaron por entregar a Marita? ¿Por qué no colaboraste cuando te busqué? Tenés una vida oculta, siniestra, y pido a la Justicia que te investigue. ¡Devolvé a mi hija!", le reclamó casi a los gritos Trimarco, e insistió en que la enfermera sería "la punta del ovillo" del secuestro de la joven Verón.

Por su parte, Soria aseveró que Trimarco le comentó "que no iba a permitir que Marita siga con ese vago, por David Catalán", la pareja de entonces de la joven y padre de su hija, Micaela.

Tras el cruce, Trimarco, quien lucha por la aparición de su hija hace más de 10 años y creó la fundación "María de los Angeles, dijo a la prensa que no se va "a dejar avasallar por ningún delincuente". "No les tengo miedo, y si no tengo paz yo, no van a tener paz ellos", manifestó.

La presencia de Trimarco en la sala de sesiones del tribunal genera un visible nerviosismo entre los 13 acusados, que reaccionan con críticas y comentarios contra la madre de Marita.

Más testimonios

Tras el careo, pidió la palabra María Jesús Rivero, imputada por el secuestro y la retención de Verón, antes de su supuesto traslado a un prostíbulo riojano.

"Entiendo el dolor de Trimarco y la acompañé en su búsqueda por varios meses. Ella tiene el poder para tratarnos de delincuentes, pero no respeta que somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, falta a la verdad. Hace ocho años que callo y ahora quiero decir mi verdad", afirmó entre lágrimas.

Rivero rechazó supuestos vínculos con el poder en la provincia, aunque admitió que conoce al ex vicegobernador y actual legislador Fernando Juri porque es socio del Club San Martín, dijo, y tiene un palco como ella, pero negó que sean amigos.

"Yo no tengo vínculos en las cúpulas de poder, Trimarco los tiene y pidió a la Presidenta que interceda para que nos condenen", aseveró.

Otro de los acusados, Alejandro González, también intervino ante los jueces. "En mi vida he visto a Marita, estoy perdiendo el trabajo y a mis hijos por esto y pido Justicia", manifestó..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezDamián StefaniniLa salud de CristinaMarcelo TinelliChampions League