Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Senado

El Gobierno avaló a un conjuez cuestionado

Política

El accionar del Gobierno en relación con la Justicia no deja de deparar sorpresas: entre los 16 pliegos de los candidatos a conjueces que envió la presidenta Cristina Kirchner al Senado no sólo aparecen abogados ultrakirchneristas, sino que uno de ellos, Javier Alejandro Rodiño, aparece mencionado en una denuncia de la Suprema Corte bonaerense por haber cometido supuestamente irregularidades en connivencia con un magistrado.

En 2010, el presidente de la Corte bonaerense, Eduardo Néstor De Lázzari, acusó ante el Jurado de Enjuiciamiento al juez de Lomas de Zamora Julio César Palacios por cometer graves delitos para "arreglar" causas judiciales. Rodiño habría sido, según ese documento, uno de sus cómplices.

Un hecho fortuito evitó la destitución de Palacios: el juez falleció y, por lo tanto, el Jurado de Enjuiciamiento archivó el caso y se cerró toda la investigación. Pero en la justicia bonaerense no olvidan a Rodiño.

En estos días se debate quién será el juez federal a cargo del Juzgado Civil y Comercial N° 1, donde tramita la demanda del Grupo Clarín contra la ley de medios.

Desde ayer, está a cargo de ese tribunal el juez Horacio Alfonso, que el año último fue designado por la Presidenta titular del juzgado N° 2. Así lo dispuso la Cámara Federal, que en medio de la puja entre el Gobierno y el Grupo Clarín debió cambiar el régimen de subrogancias que usaba y comenzó a aplicar el que establece la ley 26.376.

El nombramiento de Alfonso no hizo que el Gobierno perdiera interés en la lista de 16 conjueces, porque este jueves los senadores kirchneristas planean dar acuerdo a esos pliegos en una sesión especial.

Ante la posibilidad de que Alfonso, o alguno de los camaristas federales, fuera recusado, el Gobierno quiere disponer de una lista de conjueces que tengan afinidad con el Gobierno.

En ese listado aparecen un abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, Eduardo Fachal; otro letrado de Madres, Antonio Rojas Salinas -ambos, defensores en el caso Schocklender-; un ex militante de izquierda; el filósofo del Derecho Carlos María Cárcova, y Ricardo Peyrano, ex abogado del Ministerio de Economía.

Pero el caso de Rodiño es particular. En la denuncia, el supremo juez bonaerense acusó al juez Palacios de "designar numerosos peritos y síndicos sin control alguno" en no menos de veinte quiebras; cometer irregularidades en la venta del Policlínico Lomas de Zamora, y, en particular, en la "radicación de expedientes en el juzgado de Palacios".

Es aquí donde apareció el nombre de Rodiño. La jefa de Receptoría General de expedientes y varios testigos observaron que en muchas ocasiones las demandas y concursos eran "reciclados" para que recayeran en el juzgado de Palacios.

Según esos testigos citados en la denuncia, uno de los abogados que "frecuentemente iban al juzgado de Palacios era Javier Rodiño, que era quien llevaba las quiebras.". Rodiño era uno de los abogados que iniciaban muchas de esas causas. El letrado había sido empleado del juzgado de Palacios y compartían asados. Ahora será conjuez, si como se supone el Senado le da acuerdo..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYFrancisco y la ArgentinaCristina KirchnerLey de abastecimientoTorneo Primera División