Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Un viaje a los secretos de Twitter

Tecnología

Mudó su sede central en junio, pero no al Silicon Valley, como era de esperarse, sino a la céntrica Market Street, en San Francisco, donde la recorrimos. Allí recibieron ventajas impositivas y ahora se pueden dar ciertos lujos

Por   | LA NACION

 
 

SAN FRANCISCO.- Cuando un usuario de Internet busca en Google inside Twitter (dentro de Twitter), segundos después se despliegan en la pantalla más de 3 mil millones de resultados. Los gigantes de la Web siempre tienen un halo de misterio que rodea los laboratorios en los que se cocinan sus fórmulas de éxito y, en general, suelen restringir la posibilidad de visitar los llamados headquarters (oficinas centrales).

En junio último, la compañía fundada en 2006 por Jack Dorsey, Noah Glass, Evan Williams y Biz Stone mudó sus cuarteles generales a un edificio art déco de una manzana -terminado en 1937- en el 1355 de la famosa Market Street, una avenida de doble mano por la que circulan los célebres streetcars (viejos tranvías eléctricos reciclados) y que atraviesa la ciudad de San Francisco, en la costa oeste de Estados Unidos.

Es el Mart Building , que parece uno de esos macizos edificios de la Ciudad Gótica de las películas y conserva algunos elementos que contrastan con las plataformas tecnológicas que aloja: los conductos ubicados al lado de las puertas de los ascensores por los que se transportaba la correspondencia de los pisos a la planta baja, murales en las paredes de la recepción y lámparas colgantes.

GALERIA DE FOTOS: ASI SE TRABAJA EN TWITTER

Gracias a la gentileza de Mark Luckie -gerente de Periodismo y Noticias de Twitter, editor de la cuenta @TwitterforNews y fundador del blog 10.000 Words - y la mexicana Laura I. Gómez -hasta hace dos semanas responsable del soporte y expansión internacional de Twitter- la nacion pudo recorrer algunos de los rincones de una de las puntocom más populares del momento, que ya cuenta con más de 140 millones de usuarios, genera un 16% de su tráfico desde América latina y comercializa tuits patrocinados a razón de 8000 dólares las 24 horas de publicación .

Nos mudamos, pero no tanto

Hay una razón económica que explica por qué Twitter decidió mantener su casa en el barrio de Central Market de San Francisco, en lugar de migrar a la cuna de la tecnología en el Silicon Valley californiano, donde están Apple , Facebook , Google y otros gigantes de la Web: las autoridades de la ciudad les ofrecieron enormes facilidades impositivas durante seis años para convencerlos de que fueran la cara de la reconversión de una zona.

JUEGOS PARA TRABAJAR MAS RELAJADOS

En la planta baja, después de completar los datos del visitante en un pequeño sticker que lleva, obviamente, su alias en la red social, se accede por un ascensor a la puerta de entrada de Twitter. Como en la mayoría de las puntocom, se trata de la cafetería y el restaurante central. Es un enorme recinto de doble altura y piso de cemento alisado que por sus dimensiones se parece a un estadio deportivo. A las estaciones para servirse comida (etiquetadas, como corresponde, con un hashtag, que se identifica con el símbolo #) se suma un amplio sector de mesas redondas en las que los empleados comparten desayuno, almuerzo, merienda y cena.

Predomina el celeste característico de su logo y en la zona para comer hay unos bol de vidrio con pastillitas masticables del color institucional. Todo el segmento gastronómico es dirigido por el chef Lance Holton ( @birdfeeder , en español, comedero de pájaros), que tuitea sin parar muchas de las exquisiteces que preparan en la cocina para motivar a sus más de mil compañeros.

 
Adentro, menos deco y más geek, la febril actividad. Foto: Gentileza Twitter
 

En uno de los costados del salón se encuentra un amplio ventanal por el que se accede al espacio favorito de los empleados: la terraza. Cuenta Gómez que esa zona de descanso y esparcimiento con vista panorámica (desde la que se divisa la última parte de las grúas que trabajan en las obras en construcción del barrio) funciona como ambiente de relax, relacionamiento y juego, pero también como espacio alternativo de trabajo. En el jardín, adornado con césped sintético y flores multicolores, hay numerosos sillones y divanes que forman pequeños livings al aire libre, un juego que consiste en embocar a la distancia bolsitas de arena en una caja de madera con el logo de la empresa y una cantidad importante de parrillas eléctricas (las famosas barbecues), que utilizan cuando quieren festejar los objetivos cumplidos.

"Me uní a Twitter cuando aún se consideraba un start up y disfruté mucho trabajar al lado del gran talento de Biz (Stone), Ev (Williams) y Jack (Dorsey) -dice Gómez-. Pero lo más grande fue llevar a la compañía a millones de personas alrededor del mundo."

Del Washington Post a Twitter

Luckie, uno de los primeros periodistas profesionales en ser contratado por la red social, confesó en la ONA Conference 2012 (el encuentro de medios digitales más importante de Estados Unidos) que "ya no tenía lugar en ninguna redacción" y que Twitter le permitió estar vinculado a sus colegas para ayudarlos a potenciar sus historias. "Dejé el Washington Post un viernes, empecé a trabajar aquí un lunes y fue como caminar por Disneylandia. Lo que más valoro de este espacio de trabajo es la posibilidad de viajar mucho y conocer a la gente cara a cara." Además, admite que los fines de semana apaga su teléfono. "Somos todos seres humanos, necesitamos tiempo para nosotros, eso nos permite recargar las pilas y oxigenarnos".

El ex bloguero tiene razón. La experiencia de ingreso al espacio de trabajo propiamente dicho es algo muy parecido a lo que se podría sentir en el parque temático de Orlando. "Tenemos salas de masaje y yoga, espacios con juegos arcade y retro, y muchas cafeterías con todo tipo de delicias", cuenta Luckie. Y Gómez muestra con orgullo algunos detalles de la cafetería: 60 clases de cereales, mezclas de jugos exóticos y máquinas de bebidas con el logo de la compañía.

"Aquí viví en tiempo real la primavera árabe, el impacto de la plataforma en Medio Oriente, y la repercusión en los deportes, sobre todo con el Mundial 2012. Fue mágico ver crecer a Twitter de 50 y pocos empleados a los más de 1500 que tiene hoy, pero lo que más me sorprendió es la pasión que teníamos todos por nuestro producto y sus usuarios y la dinámica de San Francisco: vivir 1 año acá es como vivir cinco años de la vida real", relata la mexicana.

Cuadros de una exposición

En un paseo relajado por los pasillos que separan todas las áreas de la empresa se pueden encontrar sorpresas colgadas en las paredes. Por ejemplo, un recorrido visual por la evolución del logo, cuadros armados con recopilaciones de tuits en homenaje al fundador de Apple, Steve Jobs ( #thankyousteve ), o la cantante Lady Gaga ( la celebridad con mayor cantidad de seguidores : 30.519.492 y contando), un Han Solo en tamaño real y las frutillas del postre: diferentes salas acústicas (que no filtran sonidos al exterior) en las que se puede jugar a encestar en un aro de básquet, al tejo electrónico, las bochas en plano inclinado, los flippers y videogames.

Como toda compañía multilingüe, los escritorios de trabajo están dominados por banderitas de los diferentes países, camisetas de fútbol y mensajes en clave tuitera, como Keep calm and tweet ( Mantenga la calma y tu itee) y Tweet the beat (que no tiene traducción). El muro de privacidad que se vive fuera del Mart Building se derrumba oficinas adentro, donde todo lo que pasa es visible a los ojos. Grandes paneles de cristal, amplios pasillos y lugares de reunión a la vista generan la ilusión de estar en un gran barrio abierto. No por casualidad los empleados de Twitter hablan orgullosos de su pequeño Broadway.

Con la colaboración de Guillermo Tomoyose

CLAVES PARA TUITEAR MEJOR

Tweet your beat

Publicar una cantidad concentrada de tuits en un período corto incrementa los seguidores en un 50 por ciento

Usar hashtags

Las etiquetas aumentan el compromiso de la audiencia y ofrecen contexto al contenido. Además se gana en visibilidad y seguidores

Compartir las lecturas

Agregar enlaces es percibido de manera positiva por los seguidores

Citar las fuentes

Sumar voces en los tuits con el @[alias] genera tanta confianza como cuando se cita un blog, un medio de comunicación o un periodista

Basado en una investigación sobre buenas prácticas en Twitter, 2012

DE PERIODISTA A #PIONERO

Retrato del anfitrión de LA NACION en Twitter

Mark Luckie

Gerente de Periodismo y noticias de Twitter

Pasó de la redacción del Washington Post a la red social y hoy es el editor de la influyente cuenta

@TwitterforNews y del blog 10.000 Words.

TEMAS DE HOYSubsidios a colectivosLa designación de César MilaniNarcotráficoLa muerte de García Márquez