Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Apuesta por la música

Mox: la nueva banda de Mike Amigorena

Espectáculos

Mike Amigorena dejó el traje de Ambulancia para arrancar con una propuesta musical distinta, más madura y con menos inseguridad. Ellos se definen como indie dance, una banda que hace canciones "buena vida", con dos voces y dos DJ. Además del artista entretenedor están Oliverio, como productor musical; Alejandro Lacroix, como DJ, y la reciente incorporación taiwanesa, Mei Ying Chiu, que despliega sus toques vocales desde los confines del Oriente.

Trasnoche de jueves. El Faena se convierte en un espacio ideal para seguir experimentando. Mox no tiene nada que ver con Ambulancia, o sí, porque está Mike, pero desde otro lugar. Lo actoral está presente: su postura corporal y los garabatos que traza en algunas terminaciones de las letras sacan a relucir su costado interpretativo, el de frontman místico. Hay una alfombra roja donde Mei canta a la par de Mike. Oliverio y Lacroix se encargan del resto. Si bien la base es electrónica, los estilos se fusionan. No hay instrumentos, hay consolas. Para ellos, la meta es clara y la búsqueda tiene que ver con sus referentes musicales, de Chromeo a Depeche Mode.

El camino va del escenario a una habitación. Los cuatro sienten la satisfacción de haber terminado de tocar. El que primero habla es Ale Lacroix y dice: "Con Mike nos conocimos hace un par de años en una fiesta de una marca, en El Faro del Fin del Mundo. Había dos catamaranes que ponían música, yo era uno de los DJ y con Mike hicimos buena onda. Poco después, para un evento en Punta del Este que estaba produciendo, pensé en él; se lo conté a Oliverio y entre los tres pensamos algunas pistas. Y salió súper bien, la gente se copó.Entonces empezamos a juntarnos a ensayar semanalmente, y ahora estamos con Mox".

Desde El faro del fin del mundo al Faena hubo un tiempo en el que cada uno hizo de las suyas. Para Mike se trata de una evolución. Ambulancia como un pasado intermitente, Mox como un presente de evolución. "Para mí, es una madurez. Ambulancia es otro concepto; Mox es una banda de música. Me siento mucho más cómodo, estoy menos tapado, soy más legítimo. Mientras más te tapás, más inseguro sos, y lo usás como estrategia. En Ambulancia éramos actores y fue una etapa hermosa. Gracias a Ale, por el destino, porque se tenía que dar, apareció Mox. Fue así, no es casual, ni nada. Es difícil formar esto pero es fácil si se viene trabajando hace mucho tiempo, pasando cada uno por diferentes disciplinas. Yo venía de Ambulancia y desemboqué en Mox; y a cada uno si te cuenta, le pasó lo mismo".

La estética. No hay pollera, no hay maquillaje, no hay más eso. El enfoque está puesto en el concepto, en las pistas, en las letras. "Hago lo que siento, si tengo ganas de pintarme las uñas me las pinto, me quiero poner un corpiño, me lo pongo. Como me canso de mí, voy probando. Igual cada vez pruebo menos", dice Mike. "Eso ahora le toca a ella, vamos a ver de a poquito qué le hacemos hacer", bromea. Mei cantaba en los festivales del Barrio Chino y fue una de las tantas que pasó por el casting. "Tendríamos que haber hecho un reality", reflexiona Oliverio. Buscar a la voz femenina les llevó bastante trabajo, dicen. Y tenía que ser oriental. "A Mike se le ocurrió desde el primer día, antes de que empecemos, dijo: «Quiero que sea oriental y que cante esto y esto»", cuenta Oliverio.

Tiempo de cambio. Mike se saca el traje negro y los zapatos con taco (no hay vestuario excéntrico, pero sí un look) detrás de un biombo improvisado. Mox es por las iniciales. Oliverio se acuerda de un perro que se llamaba así. "En realidad es más simple: Mike, Oliverio, Lacroix, listo Mox", sintetiza Mike. "Compartimos el gusto, la afinidad, la elegancia y el criterio, por eso todo se dio rápido", sigue explicando.

El proceso creativo. "Estamos haciendo temas todo el tiempo. Ahora el 15 de noviembre tocamos en Montevideo y vamos a estrenar tres canciones nuevas. Algunas se pueden bajar gratis por Internet (soundcloud.com

mox-music/mox-garden)", cuenta Lacroix. Las letras son de Mike y Ale, todas en inglés. Oliverio es el cerebro musical. "Nos gusta el pop y las bandas en inglés. Me preguntás mis 10 bandas favoritas, y ninguna es en castellano. Me gustaban temas de Virus, pero quería ser como Depeche Mode, y a los tres nos pasa lo mismo", explica Oliverio.

La comunión. Los cuatro están relajados, hay risas, hay espumante. Hay planes de un disco más adelante, varias presentaciones y muchos ensayos. Hay chica oriental y canciones que conectan con el regocijo, de esas que te trasladan a un viaje en auto, a una playa, a una pileta, no hay oscuridad (al menos así lo percibe Mike). Mox es indie y es dance. ¿La meta? "El Oscar, pero mientras nos conformamos con el Martin Fierro"..

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015