Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Scioli no veta la ley de tierras, pero quiere forzar cambios

Senadores provinciales solicitarán modificaciones a la norma que propone quitarle tierras a emprendimiento privados para erradicar villas; críticas de De Narváez

Martes 30 de octubre de 2012 • 10:08

El gobernador Daniel Scioli no vetará el proyecto de ley que dispone quitar tierras a los emprendimientos privados para erradicar villas, en caso que se apruebe en el Senado de la provincia. Pero sí forzará modificar el tope exigible a los privados -no inferior al 10 por ciento- antes de la sanción de la ley, en la Legislatura. Así lo informó a LA NACION un vocero del Jefe de Estado provincial, ayer, tras la reunión entre Scioli y Mariotto.

La ley de Acceso Justo al Hábitat no se incluyó entre los puntos acordados por el gobernador y su vice para avanzar en la agenda legislativa. "Las diferencias persisten", dijo una fuente calificada. "Pero la idea es que se modifique el texto en el Senado. No que la vete Scioli una vez sancionada", dijo un hombre cercano al gobernador.

En particular el sciolismo objeta la imposición a empresarios privados de ceder entre el 10 y el 33 por ciento de sus tierras para erradicar villas o asentamientos precarios. La agrupación La Juan Domingo buscará un acuerdo con sectores de la oposición para modificar o frenar los artículos más polémicos.

Quien criticó hoy la iniciativa fue el diputado nacional Francisco De Narváez, conductor en la Legislatura bonaerense del bloque Celeste y Blanco. "Esta ley es compleja y peligrosa, todo terreno superior a 5000 metros va a estar sujeto a expropiación. Se destruye el derecho de la propiedad privada", aseguró en diálogo con Radio 10.

El diputado nacional reprochó el proyecto de norma firmado por la mujer del dirigente kirchnerista Luis D’Elía, Alicia Sánchez. "Esto va a hacer espantar a los actuales propietarios y a los que quieran ser propietarios. A los que construyen y los que quieran invertir", expresó.

De Narváez abogó por programas de erradicación de villas, pero puso reparos a la iniciativa del kirchnerismo provincial: "Esto es exactamente lo que no hay que hacer".

En uno de sus artículos -el 51, dedicado a grandes desarrollos inmobiliarios-, el proyecto establece que "los emprendimientos (...) tales como clubes de campo, barrios cerrados y toda otra forma de urbanización cerrada; o cementerios privados o de emprendimientos de grandes superficies comerciales (...) siempre que ocupen predios de más de 5000 m2 (...) cederán como pago a cuenta de la determinación definitiva, sujeto al cómputo de equivalencia y valorización final, el 10% de la superficie total de los predios afectados o sus equivalentes en dinero o suelo urbanizable".

Además, el proyecto de ley permite expropiar terrenos baldíos si sus propietarios no los utilizan para edificar o si las obras iniciadas en esos lotes han estado paralizadas por más de cinco años.

Informe de María José Lucesole

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.