Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Pensamientos incorrectos

El señor González y la fiesta de la nena

Opinión

El señor González tiene muchos nietos, pero entre todos ellos (como suele sucederle a los abuelos del mundo) una favorita: la mayor, la que representó un acontecimiento para toda la familia y se quedó con el apodo imperial. Ella es "la Nena".

El hombre llama por teléfono a su nieta preferida.

- Hola. ¿Nena?

- Sí, Abu, soy yo.

- Bueno, felicitaciones. Llegó el gran día. Qué emoción. Hoy es tu fiesta de egresados del Liceo. Bueno, a eso de las diez de la noche paso por tu casa para darte un beso...de paso te entrego el sobre con la platita que me pediste de regalo...

- ¿Esta noche a las diez? ¡No, abu! A las diez, imposible.

- Claro, nena, claro, ya me doy cuenta. A esa hora justo empieza la fiesta...

- ¿La fiesta? No, abu, la Fiesta es de dos a ocho.

- ¿De dos a ocho de la tarde? Qué cosa rara...

- ¡No, abu, de dos a ocho de la noche! ¿No sabés que alquilamos el boliche Partouze, de Palermo Hollywood?

- No sabía. ¿Y recién a las dos empiezan a bailar? ¿Hasta las ocho de la mañana? ¿Pero no es muy larga esa fiesta, nena?

- Ay, abu, ahora se usa así.

- ¡Toda esa cantidad de gente joven, bailando y bebiendo, seis horas seguidas! Realmente...

¿La previa? ¿Todavía debés materias previas?

- No, abu, en la fiesta no se sirve alcohol. Solamente agua mineral y refrescos.

- Ah, qué bien.

- Lo que pasa es que nos juntamos en la previa.

- ¿La previa? ¿Todavía debés materias previas?

- No, abu. La previa es una reunión que se hace antes de la fiesta, a eso de las once y media, para que los chicos vayamos entonados. Nos juntamos en las casas. Por ejemplo, mi grupo de amigas y amigos nos reunimos en lo de Santi.

- Ah, seguro que los muchachos aprovechan para tomar cerveza...

- ¿Cerveza? No, abu. Tenemos toda la bañadera llena de tragos, con cubitos de hielo. Hay ron, whisky, vodka, gin, champagne, sidra, gaseosas y energy-drinks...¡De todo!

- Ay Dios. ¿Y eso, para ir a la fiesta entonados?

- Claro, abu. Igual, no te preocupes, que en el boliche hay enfermería.

- ¿Enfermería? ¿Por qué?

- Y, porque algunos chicos se pasan en la previa y hay que llevarlos directamente al hospital. Pero generalmente es una baja de presión, un lavaje de estómago, todo de rutina. Casi ninguno llega al coma alcohólico...

- ¿Casi ninguno? ¿Pero cuantas personas van a ir a esa fiesta, nena?

- En total, cuatrocientos chicos.

- ¡Pero qué barbaridad! ¿Cuánto le costó eso a tus padres?

- Mirá: el alquiler del boliche, doce mil pesos. Música y luces, cinco mil pesos. Video y animación: ocho mil pesos. Viene un grupo de bailarines que hace un número en una pileta como la de Showmatch. Y aparte, están los disfraces...

- ¿Disfraces?

- Abu: las fiestas de egresados son de disfraz.

- ¿Y vos de que te vas a disfrazar?

- De Lady Godiva.

- ¿Con caballo y todo?

- ¡Claro, abu! El caballo es el único disfraz...

- Pero, digo yo una cosa. ¿Tus padres saben todo esto?

- Por supuesto, abu, si esto lo pagan entre todos los padres. Yo estuve en la comisión recaudadora, por eso me sé todos los precios. Y bueno, abu, después de todo...¡Más caro sale un viaje al Caribe!

- Sí... más caro todavía, comprar un castillo en el Loire...

- ¡Adivinaste! Para fin de año, las chicas del curso nos vamos a recorrer los castillos del Loire.

- Ay Dios. Escuchame. ¿Y en esa fiesta, de dos a ocho de la mañana, va a haber algún adulto, o sólo chicos de 17 a 20 años?

- Se quedan un papá y una mamá, de guardia toda la noche. Para que salga todo bien, y acompañar algún chico al hospital por eso de...

El señor González ya aprendió que, hoy día, no se debe discutir las nuevas costumbres

- Sí, ya sé, del ron y la ginebra y la sidra con vodka...

- Claro, abu. Bueno, el sobre con la platita me lo traés pasado mañana si querés...

- ¿Por qué pasado mañana?

- Porque mañana tenemos que dormir todo el día. Papá y mamá son los padres que se quedan de guardia, así que faltan al laburo y descansan. Yo, imaginate...o sea que mañana, en casa, apolillamos todos, abu.

- Bueno, nena, te mando un beso. ¡Que lo disfrutes!

El señor González ya aprendió que, hoy día, no se debe discutir las nuevas costumbres. La clase media que apenas llega a fin de mes, con la lengua afuera, debe hipotecarse o vender las joyas de la abuela (¿qué joyas?) para solventar una bacanal que nadie recordará nunca. Los borrachos jamás retienen fechas ni detalles.

¿El baile de los bachilleres y las señoritas del Liceo, en la gran sala del respetable colegio, con los profesores saludando y los padres emocionados, más la infaltable lagrimita de las madres? ¿Y esa ceremonia solemne, absolutamente gratuita?

No, señor González, eso ya no existe más. Se lo llevó el torrente de ron, ginebra, vodka y rock and roll.

Ahora todo es infinitamente más caro si se pretende seguir perteneciendo a la clase media..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerTensión racial en Estados UnidosImpuesto a las GananciasSuperclásico