Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Cristina Kirchner: un enigma para James Bond

Opinión

La presidenta Cristina Kirchner es una incomprendida: quiere transformar el país, pero todos y todas se empeñan en impedírselo y, como son desubicados, tal vez salgan a protestar el 8 N.

El politólogo del populismo, Ernesto Laclau, que vive en Gran Bretaña, buscó la explicación de lo que ocurre en Buenos Aires: la protesta, dijo, es el producto de "una Argentina que está muriendo", es decir, un sector social que pretende mantener ciertos privilegios y que se resiste a desaparecer. Algo parecido a lo que ensayó Aníbal Fernández: los que protestan son los recalcitrantes de derecha.

Sin embargo, hay algunos asuntos que ni Laclau ni Aníbal Fernández puede explicar:

  • Hace años Cristina hizo sancionar una ley para aumentar los haberes, pero los jubilados, cada mes, inician 8000 demandas. ¿Dirá que los jubilados argentinos quieren ser más opulentos que los suizos o los escandinavos?
  • Cristina quiere desarticular a los medios críticos. ¿Será que la libertad de expresión es una libertad de derecha y que la izquierda populista tiene derecho a censurar? La izquierda moderna de otras latitudes, el socialismo francés o sueco, no tiene esas pretensiones.
  • Los ciudadanos se resisten a ser esclarecidos y cada vez que la Presidenta habla por televisión, el rating se derrumba. Tal vez se pueda ensayar una explicación: no hay más sordo que el que no quiere escuchar. Pero tal vez haya otra explicación: la verdad está en otra parte.
  • El Gobierno, en un hecho sin precedentes en la democracia, no sólo intenta controlar a los jueces sino que, además, comienza a echarlos uno a uno. Basta con que la Presidenta sospeche que pueden darle la razón al Grupo Clarín para que se dispare un juicio político, una denuncia penal, una recusación o un apriete inconfesable. ¿La necesidad de apuntalar al líder justifica todos esos atropellos? ¿Acaso el primer ministro del Reino Unido, donde vive Laclau, destituye a cada juez que dicta un fallo que no le gusta?
  • ¿Hay algún politólogo que pueda justificar el índice creciente de asesinatos, violaciones, robos? Los estudiosos de izquierda siempre explicaron que el delito crece en épocas en que la economía se deteriora. Pero el Gobierno dice que la Argentina no para de crecer. Alguien está mintiendo. Pero lo cierto es que la inseguridad existe y la inseguridad, igual que la inflación, es uno de los principales reclamos.

Tal vez no haya que pedirle a los politólogos que justifiquen el populismo sino a James Bond que busque a quienes matan a la verdadera democracia..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAmado Boudou procesadoArgentina en defaultInseguridadConflicto en Medio Oriente