Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Una multitud se movilizó en el 8N y hubo cacerolazos en casi todo el país

Política

Cientos de miles de personas marcharon con pancartas y banderas al Obelisco; hubo múltiples reclamos a la gestión del Gobierno; la protesta superó a la gran manifestación de septiembre

 
 

En una movilización sin precedentes en la gestión kirchnerista, cientos de miles de personas se manifestaron en distintos puntos de la ciudad y del país por el cacerolazo del llamado 8N.

Después de semanas de convocatorias, polémica y expectativa, la protesta superó ampliamente en número al cacerolazo del pasado 13 de septiembre. El denominado 8N tuvo su epicentro en la capital Federal, pero en todo el país se replicó la protesta contra la gestión del Gobierno.

Tal como fue convocado a través de las redes sociales, el punto de encuentro principal fue el Obelisco. Hacia allí confluyeron desde las 19 distintas columnas de ciudadanos. La 9 de Julio, a esa hora comúnmente colmada de tránsito, debió interrumpir la circulación y dio lugar a una enorme masa de manifestantes.

El primer lugar donde se vio a una multitud portando una enorme bandera fue en Santa Fe y Callao, de allí marcharon hacia el microcentro. También hubo concentraciones en Belgrano, Recoleta, Monserrat, Balvanera y Caballito.

En Rosario, Córdoba, Mendoza y Salta, entre otras ciudades del país, se reunieron miles de personas. Más temprano, la protesta por el 8N se hizo sentir a través de argentinos residentes en distintos puntos del mundo.

Video: Multitudinaria protesta por el 8N (TN)

Los reclamos

En las pancartas podían leerse distintos mensajes dirigidos a la presidenta Cristina Kirchner, entre ellos el reclamo por la inflación, la inseguridad, y el rechazo a la una re-reelección. "Libertad, libertad, libertad", y "¡No 7D No! Basta de mentiras", son algunas de los carteles que se desplegaron junto a banderas y globos en celeste y blanco.

Además de las tradicionales cacerolas, en esta protesta tuvieron una fuerte presencia las banderas argentinas y existió una mayor organización y logística.

"Once exige justicia", "No soy golpista: más seguridad, más educación", "Basta de corrupción e impunidad, menos pobreza", "No a la reforma constitucional" y "Libertad sin aprietes", fueron otros de los mensajes que muestran los manifestantes.

Al igual que la protesta de septiembre, el gran cacerolazo fue convocado a través de páginas, de Twitter y de grupos de Facebook.

Una jornada cargada de tensión

La previa a la llegada del llamado 8N, hubo todo tipo de acusaciones cruzadas. El oficialismo culpó a la oposición y a medios de comunicación de ser los impulsores de la marcha. Desde la oposición, aseguraron que se trató de una convocatoria ciudadana y pidieron asistir "sin identificación partidaria".

En la jornada de hoy, la presidenta Cristina Kirchner tuvo dos apariciones públicas en distintos actos pero evitó referirse directamente a la protesta. "No hay que aflojar nunca, ni en los peores momentos", manifestó esta mañana en el primero de sus discursos.

Comenzada la protesta, dirigentes de la oposición se adhirieron a través de sus cuentas de Twitter. "La gente se esta haciendo escuchar en todo el país con #unasolabandera", señaló Mauricio Macri. Por su parte, Francisco De Narváez reconoció: "La gente reclama al Gobierno y también a la oposición: quiere que se resuelvan los problemas reales". Ricardo Alfonsín (UCR), dijo: "8N: respeto y compromiso. Los argentinos no toleramos más mentiras, prepotencia, autoritarismo."



REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil