Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Desarrollan una marihuana que no droga pero sí cura

El Mundo

Científicos israelíes retiraron del cultivo el químico con propiedades psicoactivas conocido como THC (tetrahidrocannabinol); ponderan su poder antiinflamatorio

 
 
 

Bajo vigilancia armada, en un lugar secreto en las montañas del norte de Israel, hileras de plantas de marihuana emiten un olor dulce y distintivo en un gran invernadero.

En una sala de procesamiento cercana, bolsas de yemas y hojas secas se pesan y empaquetan. Una mujer en una bata de laboratorio opera un dispositivo que produce decenas de cigarrillos listos para su consumo.

La marihuana es una droga ilegal en Israel, pero este lugar tiene permiso de operar bajo una licencia del gobierno. La empresa que lo dirige, Tikun Olam, utiliza métodos orgánicos para cultivar diferentes tipos de marihuana para uso médico.

Ahora ha desarrollado una nueva cepa que podría cambiar la imagen de la droga ya que no genera en el consumidor la conocida característica de estar drogado.

Una intervención efectuada por científicos en el proceso de este cultivo, hace que el químico de la marihuana que tiene propiedades psicoactivas y es conocido como THC (tetrahidrocannabinol) esté prácticamente ausente en este producto.

La nueva planta tiene una alta concentración de otro de los componentes principales de la marihuana: el cannabidiol (CBD), que es un poderoso antiinflamatorio.

"El cannabidiol no se va al cerebro, a las células del cerebro, por lo tanto después de tomarse no tiene ningún efecto secundario que puedes no querer", dice Ruth Gallily, profesor de inmunología en la Universidad Hebrea, quien ha investigado el CDB por 15 de años.

"(Esto incluye) no drogarse, no confundirse. Usted puede manejar, puede trabajar, puede hacer las cosas cotidianas. Casi no es tóxico".

Alivio del dolor

El manager de desarrollo e investigación de Tikun Olam, Zach Klein, enumera las categorías de las que pueden beneficiarse los pacientes con el nuevo producto.

"Las nuevas variedades son muy buenos para tres poblaciones: las personas que trabajan, los ancianos -ya que son sensibles al THC - y los niños, porque mientras sea posible no queremos tocar los receptores que están en sus pequeños cerebros", dice.

David Sabach, de 12 años de edad, sufre de cáncer. No obstante, está en capacidad de tener una vida activa como la de cualquier niño que juega con sus vecinos en el vecindario. Hace dos años había perdido el pelo por la quimioterapia y tenía la mitad de su peso actual.

Un médico le recetó recientemente la marihuana enriquecida de CBD. Se la dan en forma de chocolate, galletas o pasteles. "Solía tomar morfina para el dolor y me ayudaba solo por un par de minutos. Cuando tomo la marihuana me ayuda todo el día. Me siento mucho mejor. Puedo caminar sin llorar por el dolor en mis piernas", dice.

El THC no se descarta

La marihuana medicinal ha sido utilizada en Israel desde 1990. Más de 10.000 israelíes la toman para tratar una variedad de enfermedades desde el cáncer hasta la enfermedad de Parkinson, desde la esclerosis múltiple al síndrome de Tourette.

Muchos creen que el beneficio de la marihuana es precisamente la combinación de THC y CBD. El THC, aseguran, tiene sus propios efectos medicinales. "No se debe cambiar. Esto es un medicamento de la naturaleza y ha sido utilizado durante miles de años", dice un paciente de cáncer de 52 años de edad, en Tel Aviv, que prefirió no ser identificado.

Hace cinco meses le removieron un tumor en el estómago y fuma marihuana mientras se somete a quimioterapia. "Sobre todo nos ayuda con la reducción el dolor. Lo segundo es el deseo de comer. El cuerpo no puede luchar sin combustible y una de las cosas maravillosas acerca de la marihuana es que causa hambre, y el hambre durante la quimioterapia es una bendición para los enfermos".

Las propiedades exactas de las decenas de cannabinoides contenidos en la marihuana, así como la interacción que hay entre ellas, están aún en estudio. Las compañías farmacéuticas internacionales están experimentando y desarrollando versiones sintéticas para utilizarlas los medicamentos.

Sin embargo, los productores dicen que las técnicas tradicionales de horticultura tienen el potencial de crear una marihuana específica para las diferentes condiciones. La nueva versión israelí que no traba también podría desafiar la prohibición de los usos terapéuticos de la marihuana actualmente vigentes en muchos países..

TEMAS DE HOYInseguridadSergio MassaFrente Amplio UNENPapa FranciscoRicardo Bauleo