Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Con armas, la tripulación de la Fragata Libertad impidió el traslado del buque en Ghana

Política

Momentos de tensión se vivieron en el buque-escuela de la Armada, cuando autoridades del puerto de Tema exigieron que el navío libere el amarradero 11; el Ministerio de Defensa confirmó el hecho

Por   | LA NACION

ROMA.- La tripulación de la Fragata Libertad, retenida en Ghana desde el 2 de octubre pasado, amenazó con el uso de armas de fuego a funcionarios del Puerto de Tema el miércoles pasado, cuando estos intentaron mover la embarcación del amarradero número 11, donde se encuentra, a otro lugar menos transitado.

"Sí, es verdad, yo estaba ahí y ellos sacaron rifles y nos apuntaron", dijo a LA NACION el director de puerto de la Ghana Ports and Harbours Autohority (GPHA), Jacob Kwabla Adorkor, que en diálogo con este diario confirmó la información aparecida hoy en el matutino ghanés The Chronicle.

En un artículo, este diario recordó que el tribunal superior de Accra avaló el lunes pasado el desplazamiento de la Fragata Libertad del amarradero 11 a otro, luego de una solicitud en ese sentido de la GPHA, que aduce que la presencia del buque causa problemas de congestión en el puerto con los perjuicios económicos que eso produce.

El artículo de The Chronicle indicó que el incidente comenzó a las 6 de la mañana del miércoles, cuando las autoridades del puerto cortaron el suministro de agua y electricidad a la fragata, en preparación de su traslado del amarradero número 11, al número 6.

A las 6.15, los tripulantes del simbólico velero argentino (que quedó con una dotación reducida de 44 marinos y el capitán, después de la evacuación de 281 marinos, hace más de dos semanas) levantaron la planchada de la nave, cerrando su paso. Y aparecieron luego con rifles, amenazando con abrir fuego si los funcionarios del puerto intentaban subir de otra forma al barco.

Durante cuatro horas, según The Chronicle, hubo máxima tensión, hasta que llegó al puerto la embajadora argentina en Nigeria, también recurrente en Ghana, Susana Pataro, para negociar con la GPHA. La diplomática argentina no fue la única que debió intervenir: también llegó al puerto para mediar un militar ghanés de la Flag Officer Commanding (FOC) Eastern Naval Command, comodoro Akoto Bunso, a quien le fue permitido subir al buque escuela. Según The Chronicle, sólo al atardecer la situación se calmó y los marinos bajaron sus armas.

"Sacaron rifles y nos apuntaron"

En diálogo telefónico con LA NACION, Adorkor confirmó que la situación de extrema tensión, que vivió en primera persona, duró varias horas: de las 6 de la mañana, hasta las tres de la tarde de anteayer. Todo comenzó cuando se presentaron ante el buque argentino con la intención de coordinar el traslado, pero no porque ellos le habían cortado el suministro de electricidad. "Ellos tienen sus propios generadores, nosotros no le suministramos electricidad", precisó. "Ellos sacaron los rifles y nos apuntaron. Yo estaba ahí. Ellos nos querían asustar", contó.

-¿Cuántos marinos sacaron rifles?

-Cuatro.

-¿Usted se asustó?

-No me asusta un rifle. ¡Pero nos esperábamos que los argentinos actuaran profesionalmente, no como si esto fuera una guerra! Nosotros no tenemos armas ni municiones y sólo íbamos a hablar con ellos...

-¿Ahora sigue la tensión?

-No, ahora no hay tensión, hubo tensión el miércoles. Ellos se niegan a dejar el amarradero número 11, así que se van a quedar ahí... Y nosotros vamos a ir a la Corte para que se cumpla el traslado.

-¿Dónde queda el amarradero número 6? ¿Es verdad que queda a 25 kilómetros del Puerto de Tema?

-No, el amarradero número 6 queda adentro del puerto de Tema, a menos de un kilómetro del amarradero donde se encuentra ahora la nave.

-¿Cuánto dinero le está debiendo la Fragata a la GPHA?

-No sé, no hice los cálculos, ni me importa cuánto nos debe. Lo que sí me importa es que estamos perdiendo 60.000 dólares por día, que deberían pagar otros buques por amarrar en ese mismo lugar.

-¿Al final, después del incidente, habló con el capitán de la Fragata?

-No. Los argentinos no quieren hablar con los ghaneses...

-Pero entonces sigue la tensión...

-No hay tensión... Nosotros los miramos a ellos desde el muelle y ellos están arriba del barco...

-¿Ya no bajan del barco?

-No sé, en este momento yo no estoy en el puerto. Lo que sé, es que nunca me hubiera esperado un comportamiento similar de los marinos argentinos..

El Ministerio de Defensa confirmó el hecho
Por medio de un comunicado, el Ministerio de Defensa de la Nación confirmó el hecho: "Autoridades portuarias ghanesas se apersonaron al muelle para solicitar al comandante de la Fragata el traslado del buque. Ante esa situación, el comandante respondió que la Fragata permanecería en el mismo sitio ya que no había ninguna orden judicial firme que dispusiera su cambio de ubicación. El personal del puerto procedió a desconectar los servicios básicos del buque (agua y electricidad), mientras que dos remolcadores se aproximaron a la Fragata y personal de amarre se acercó con la intención de abordarla".
Y agregó: "Ante esta situación, y no mediando orden judicial que autorizara el abordaje por parte del personal portuario, se instruyó al comandante para que levante la planchada que permite el acceso a la Fragata. Ante esto, pretendiendo sortear el obstáculo, empleados del puerto ubicaron una grúa con el propósito de abordar el buque".
Finalmente se sostiene: "Frente a estas circunstancias, en que por vía de hecho, la autoridad portuaria ghanesa pretendía abordar el buque y trasladarlo forzadamente, sin una orden judicial firme que lo avale, se impartió la orden de que la tripulación se exhibiera en cubierta, con su armamento regular, a los fines de disuadir cualquier tentativa de abordaje".

La respuesta de la Armada. Un vocero de la Armada, conducida por el vicealmirante Daniel Alberto Martín, aseguró a LA NACION que "la situación del buque de absoluta normalidad. Está amarrado en el mismo sitio donde amarró el 1 de octubre a la espera de recibir por canales formales nuevas instrucciones". Sobre la situación de tensión, cuando las autoridades portuarias exigieron a los tripulantes que se traslade la Fragata, el vocero agregó: "El comandante del navío informó a las autoridades portuarias que el buque va a permanecer en ese lugar hasta recibir instrucciones de la Armada referente a cualquier movimiento a realizar".

TEMAS DE HOYMedios y políticaTemporal en Buenos AiresControl de la SUBEBrittany MaynardElecciones 2015