Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Cristina está enojada con el mundo

Opinión
 
 

El Gobierno español, en cuanto se enteró por la prensa de que Cristina Kirchner no iría a Cádiz para participar de la Cumbre iberoamericana, comenzó a evaluar si la Presidenta tiene un especial encono con España: llegaron a la conclusión de que estaría enfrentada con el mundo.

La conclusión, sin embargo, no impidió que España hiciera notar su malestar: dio luz verde para que Repsol avance con la presentación de una demanda contra la Argentina por la expropiación de Repsol, algo que hará en breve ante el tribunal arbitral del Banco Mundial (CIADI). La evaluación de las motivaciones de Cristina Kirchner existió a nivel político y diplomático. El Rey había enviado una carta, con su firma, para invitar a la mandataria, y los funcionarios españoles prometieron no hablar del tema Repsol-YPF, para relanzar la relación.

Pero había algo que nadie le podía garantizar a la Presidenta: no la podían aislar de la molesta prensa, siempre dispuesta a preguntar sobre temas que ella no quiere contestar.

Un comunicado de los médicos presidenciales hizo saber que la Presidenta siente el cansancio propio de los viajes largos en avión, pero no dijo ni una palabra elogiosa para la Cumbre. Otro desprecio. Que España anotó.

Aún así, el Rey español -según fuentes de ese país- le habría dicho al presidente del gobierno ibérico, Mariano Rajoy, que estaba dispuesto a hacer una gestión de último momento con Cristina, pero Rajoy la desaconsejó.

Ahora, Repsol demandará a la Argentina por la expropiación de YPF que el país nunca indemnizó.

Más allá de España, la Presidenta parece dispuesta a enfrentar al mundo.

Reclama frente a Londres las Islas Malvinas y le exige que cumpla las resoluciones de Naciones Unidas, algo que es correcto. Pero también reclama frente a Ghana la liberación de la Fragata Libertad, a pesar de que se resiste a cumplir un simple fallo que ordena correr la nave unos cientos de metros. Y frente a la inquietud del juez federal norteamericano Thomas Griesa de que la Argentina cumpla sus fallos -los que el país prometió cumplir, cuando al momento de emitir los bonos aceptó la jurisdicción de los tribunales norteamericanos- dio señales claras de que no está dispuesta a hacerlo y de que no le pagará a los holdouts. Hoy por hoy, lo único que Cristina Kirchner parece tener en el centro de su atención es el embate contra el Grupo Clarín y la ley de medios, que está en manos de una justicia cada vez más manipulada y maniatada por el Gobierno.

Toda la energía está puesta en eso, no en detalles o minucias como las relaciones internacionales con Estados Unidos o España..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezNarcotráficoCopa del ReyFamosos en crisis