Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Traspaso del subte

La concesión de Metrovías, en la mira

Buenos Aires

El gobierno porteño analiza firmar un nuevo contrato provisorio con la concesionaria para evaluar si mejora el servicio; si no, podría volver a licitarlo, aunque tampoco se descarta una estatización de la red

Por  y   | LA NACION

Recontratar por un corto plazo y a prueba a Metrovías para ver si logra prestar un servicio de calidad, llamar a una nueva licitación en busca de otros operadores y hasta estatizar los subtes son algunas de las alternativas que el gobierno porteño evaluaba incluir en el proyecto de ley que enviará a la Legislatura para efectivizar el traspaso de la red al control de la Ciudad.

Así lo confiaron a LA NACION fuentes macristas, y agregaron que también se piensa en apelar a créditos blandos internacionales para conseguir los fondos necesarios a largo plazo para modernizar y ampliar la red, así como para renovar la flota de trenes que transporta un millón de personas por día en la Capital. El esquema tarifario estará atado a la evolución de los recursos y un nuevo aumento será realidad en el futuro.

Un día después del sorpresivo anuncio del jefe de gobierno, Mauricio Macri, de que aceptaba hacerse cargo de los subtes a partir del 1° de enero, funcionarios del Poder Ejecutivo, de la empresa Subterráneos de Buenos Aires y el diputado oficialista Martín Ocampo trabajaban ayer en la redacción del contenido de la iniciativa para aceptar el traspaso de cinco líneas de subterráneos (la H ya la administra la Ciudad) y obtener las partidas necesarias para mantener el sistema.

Dirigentes de Pro abocados al tema admitieron que un contexto de buenas relaciones con el gobierno nacional conduciría a un nuevo convenio de traspaso entre ambas administraciones y, por lo tanto, a endosar el contrato de concesión entre la Casa Rosada y Metrovías -vigente hasta 2017- a nombre de la Ciudad. Pero la administración de Macri sólo está dispuesta a firmar un acuerdo con la Nación que incluya la transferencia de partidas presupuestarias para financiar los costos operativos mensuales de la red de subtes. "Vamos a reclamar el traspaso con los fondos; si es necesario, iremos a la Justicia porque nos avala la Constitución nacional", dijo a LA NACION Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gabinete porteño.

No obstante, anoche se descartaba que el gobierno nacional realizara esa cesión de partidas.

Por eso, dijeron las fuentes, la Ciudad planifica rubricar un nuevo contrato con Metrovías, por un tiempo provisorio, y con exigencias más fuertes para la prestación de un servicio de buena calidad. En el Poder Ejecutivo porteño admiten que existieron muchos incumplimientos de la empresa y nulos controles del Estado nacional, que llevaron a que la red sobreviva entre la desidia y el abandono.

Si el desempeño de la empresa no resultara satisfactorio, el gobierno porteño podría salir a buscar nuevos operadores, mediante una nueva licitación. Según pudo saber LA NACION, ya se efectuaron sondeos con concesionarios españoles, italianos y franceses, que declinaron desembarcar en la Argentina por el deficiente estado de la red.

El macrismo, además, no parece dispuesto a evaluar la posibilidad de que una nueva concesión quede en manos de los hermanos Cirigliano y Gabriel Romero (Ferrovías). El grupo Roggio, actual concesionario, sería una de las pocas opciones válidas.

Pero habría una tercera posibilidad: estatizar la red. Aunque en Pro analizaban esta opción como la menos viable, el proyecto de ley en redacción podría dejar la puerta abierta a esta alternativa.

Lo cierto es que cualquier esquema, con su presupuesto, deberá ser aprobado por la Legislatura. Si el proyecto considerara crear tasas específicas para el subte dentro del precio de los peajes o del impuesto de patentes, que aumentaría, o cualquier otro cambio impositivo. requerirá 31 votos. Si abarcara el otorgamiento de una nueva concesión, exigirá 40 votos. Pro controla 26 diputados, y otros tres suelen ser sus aliados en el recinto.

Para llegar a los 31 y ajustar gravámenes destinados al subte, la Coalición Cívica podría colaborar. "Si bien no creo que se necesiten $ 1000 millones, porque Metrovías es muy mala administradora, estaríamos de acuerdo en desincentivar el uso del auto mediante un alza en los peajes y en las patentes que vaya directo a financiar el subte, y así incentivar el transporte público", dijo a LA NACION Fernando Sánchez, jefe del bloque de la CC, que tiene tres miembros. También se mostró a favor de remover a Metrovías.

Juan Carlos Dante Gullo y Aníbal Ibarra, del interbloque kirchnerista, rechazaron todo retoque impositivo y consideraron que los fondos deben salir de la reasignación de partidas dentro de los $ 40.000 millones del presupuesto previsto para 2013.

Julio Raffo, del espacio que responde a Pino Solanas y maneja 11 bancas, directamente reclamó la estatización de la red y apoyaría esa opción.

Tres opiniones sobre el traspaso

El oficialismo, la oposición y los metrodelegados

  • HORACIO R. LARRETA
    Jefe de Gabinete porteño
    "Vamos a ir a la Justicia, si es necesario, para reclamar el traspaso del subte con los recursos. Si no, estamos analizando otras alternativas"
  • ROBERTO PIANELLI
    Metrodelegado "Para nosotros es un alivio, que la Ciudad agarre el subte, porque veníamos de un año negro. La pregunta es por qué no lo hicieron antes"
  • FERNANDO SÁNCHEZ
    Diputado porteño (C. Cívica)
    "Hay que definir si realmente son necesarios 1000 millones de pesos, quiénes los van a pagar y para brindar qué tipo de servicio"
TEMAS DE HOYProtesta policialCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresElecciones 2015Copa Sudamericana