Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cultura

El Metropolitan, a manos de Kompel y de Rottemberg

Sociedad

Nacionalizaron otra empresa. Pero esta vez no fue el Gobierno, sino empresarios privados. El teatro Metropolitan, que era de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), de España, vuelve a manos argentinas. Hoy se hará público formalmente que Pablo Kompel y Carlos Rottemberg son los flamantes dueños del complejo teatral de la avenida Corrientes al 1300, que abarca dos salas (de 860 y 600 espectadores, respectivamente).

Pero esto no es todo: Juan Bruchou, CEO Argentina & South America Cluster Head del Citi, confirmó que el banco internacional que preside llevará adelante la puesta en valor y relanzamiento del Metropolitan, tal cual lo hicieron en estos últimos tres años con el teatro Opera (un acuerdo con t4f, dueña de esa sala, que culmina a fin de año).

Rottemberg es dueño en Buenos Aires de seis salas (las cuatro del Multiteatro, más el Liceo y el Tabarís) y en Mar del Plata, de otras siete. Kompel es la cabeza visible del Paseo La Plaza (dos salas y seis espacios para espectáculos). Ahora potenciados en el Metropolitan Citi (Rottemberg, desde lo inmobiliario; Kompel, a cargo de la programación) dominarán buena parte de la actividad teatral de la principal arteria céntrica.

Ambos empresarios y el presidente del Citi adelantaron a LA NACION, detalles de la ambiciosa operación.

"El Citi -rompió el fuego Bruchou- tiene una estrategia clara de apoyar al arte en todas sus manifestaciones y esta es una manera de contribuir a embellecer edificios históricos y emblemáticos porteños. Creemos que el arte es el alma de la sociedad y por eso estamos en el Malba, con ArteBa y también con Pablo Kompel, profundizando una relación con un socio que consideramos perfecto."

El Citi apoya los emprendimientos de La Plaza desde hace quince años y más intensamente desde hace siete.

"Para nosotros -completa Kompel- el Metropolitan es como nuestro segundo hogar en términos de producciones propias volcadas en sus salas. Queremos ahora ponerlo en valor y brindar más comodidades y vivencias para el público, tal cual ya lo hacemos en La Plaza.

"Con Pablo -interviene Rottemberg- compartimos la dirección de una entidad como Aadet [Asociación Argentina de Empresarios Teatrales] y una misma ética en los negocios. Un negocio muy particular donde los seres humanos son la materia prima y, por lo tanto, los problemas que pueden ser minúsculos en otras actividades, aquí pasan a ser mayúsculos".

Actualmente se representan en el Metropolitan las obras Lluvia constante, protagonizada por Joaquín Furriel y Rodrigo de la Serna, y Estado de ira, los lunes, con Paola Barrientos y elenco, que bajan a fin de mes (durante el año también estuvo allí Filosofía de vida, con Alfredo Alcón, Rodolfo Bebán y Claudia Lapacó). El teatro permanecerá cerrado durante los meses de verano, para reabrir hacia fines de marzo, con el estreno de Amadeus (ahora con Oscar Martínez, como Salieri, y Mozart, encarnado por Rodrigo de la Serna), y tras la temporada en Mar del Plata, pasará allí El hijo de p*#@ del sombrero, con Pablo Echarri y Nancy Dupláa.

Hace 75 años abría sus puertas el Metropolitan, como pieza esencial en la destacada cadena de cines y teatros de Clemente Lococo. El paso del tiempo le impuso cambios trascendentales (su única sala original de 2200 butacas fue dividida en dos) e inevitables deterioros. Hoy su fachada art decó no luce por estar tapada con una enorme marquesina. Ahora será desmontada y el estudio RK Arquitectura procederá a remozar distintas partes externas e internas del edificio. A su vez, la decana de la carrera de iluminación del IUNA, Eli Sirlin, se ocupará de darle gran realce lumínico al frente. Habrá retapizado de butacas, sanitarios a nuevo, tratamiento más amistoso de los foyers y apertura de una gran terraza en el primer piso. La idea es que el Metropolitan vuelva a resplandecer como en sus mejores épocas.

"Nuestros clientes -amplía el presidente del Citi- aprecian mucho el arte, la cultura y la oferta teatral. Por eso habrá mayores descuentos en las entradas que daremos en el Met. Ojalá que muchas empresas se contagien".

Si bien, apunta Kompel, la venta de entradas durante 2012 decreció ligeramente respecto del año anterior, hay optimismo en el sector. Prueba de ello es que hubo doce oferentes pujando por quedarse con la sala.

Los entrevistados no quisieron dar precisiones sobre la multimillonaria operación, concretada en septiembre. Sólo Rottemberg brindó un indicio: valuó cada butaca entre 2000 y 2500 dólares..

TEMAS DE HOYTorneo Primera DivisiónCristina KirchnerFrancisco y la ArgentinaElecciones 2015