Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Balance cambiario

Se frenó la fuga de divisas, pero también cayeron los ingresos

Economía

Fuerte pérdida por cancelaciones de préstamos y líneas de crédito

Por   | LA NACION

Pese a haber cerrado la ventanilla de venta de divisas al sector privado minorista casi en su totalidad (al punto de prohibir las compras para atesoramiento y dosificar al extremo las destinadas a consumos en el exterior por viajes) y haber mantenido "pisado" el giro de utilidades de empresas, el Gobierno apenas obtuvo un superávit de 30 millones de dólares de las operaciones cursadas en el mercado cambiario oficial durante el tercer trimestre del año, el 0,52% del total operado.

El dato, sumado al ajuste del 35% interanual en el volumen total operado en la plaza, parece destinado a desmentir la inexistencia del cepo cambiario que, a menudo, proclama la presidenta Cristina Kirchner.

Esto, sumado al retroceso de US$ 1727 millones que mostraron las reservas internacionales por transacciones entre julio y septiembre de este año (US$ 1337 millones en balance por ajustes por valuación o pases), parece revelar que la estrategia represiva que diseñó el Gobierno para combatir la fuga de divisas le cerró al país otras vías de financiamiento, al punto de obligar al Banco Central (BCRA) a cubrir la diferencia con los dólares que tiene bajo su administración.

La información surge del balance cambiario al tercer trimestre del año que difundió anoche el BCRA, informe que muestra que el país revirtió la fuga de divisas por el canal financiero (al punto de lograr un resultado positivo de US$ 6 millones en ese renglón desde el último trimestre de 2009), pero sufrió un egreso de US$ 1430 millones por la cancelación de préstamos que se vieron forzadas a realizar algunas empresas o bancos al instituirse en el país un control cambiario que generó dudas o hasta bloqueó los pagos al exterior.

"En el tercer trimestre de 2011 hubo un ingreso neto de divisas al país por préstamos o desembolsos de nuevas líneas de crédito por unos US$ 1050 millones, pese a la inminencia de las elecciones y todos los ruidos que había en la plaza local. Un año después, por el mismo canal salieron unos US$ 1500 millones y quien debió poner la diferencia fue el BCRA", señaló a la nacion el consultor Federico Muñoz, para quien la estrategia represiva en lo cambiario para luchar contra la restricción externa está dejando a la vista sus límites.

Para la visión del BCRA, esta contracción en los préstamos financieros al país fue parte de la continuidad en el proceso "de reducción de los depósitos locales en moneda extranjera, simultáneamente con un crecimiento de los créditos locales en moneda doméstica, es decir, en el marco de la sustitución de los préstamos en moneda extranjera por financiaciones en moneda nacional", aunque el total de saldos consolidados también cae.

Baja general

También mostraron una contracción las inversiones directas de no residentes, que se habían mantenido por encima de los US$ 1000 millones durante los últimos tres trimestres, pero cayeron a US$ 578 millones entre julio y septiembre del presente ejercicio.

A su vez, de las operaciones por rentas resultó una salida neta de divisas por US$ 948 millones, algo menos de la mitad de la demanda neta de US$ 1976 millones del mismo período de 2011. "La reducción se explica por los menores giros de utilidades y dividendos en el marco de la administración de pagos que se viene llevando a cabo desde fines de 2011", explicó en su informe el BCRA..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYPresupuesto 2015Accidentes aéreosAnálisis elecciones 2015InseguridadTorneo Primera División