Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Primera sesión / Políticos en terapia

Jorge Telerman: "Oportunamente, Scioli será presidente"

Política
 
 

Contás que siendo vocero de Antonio Cafiero, a tus 23 años, él te dijo: "¿Usted cree que va a volver al periodismo? ¡Olvídese! El que entra a la política no se va más. Ya va a ver". ¿Qué tiene la política, Telerman, para que Cafiero haya tenido razón?

-Pregúnteselo, licenciado, al señor Guillermo de Avon [William Shakespeare]. En la política está todo. Es el campo donde se juegan las mayores pasiones, la voluntad de ser, la idea de la creación. Pero también la parte mala, la mezquindad, la avaricia.

En la sesión de hoy, Jorge Telerman contará su pequeña gran tragedia shakespeariana. La política lo hace vibrar, pero también lo lastimó. Otros se sentirán lastimados por él. La entrevista tuvo lugar en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en Callao al 200, mientras los organizadores terminaban de poner a punto un show musical. ¿Qué hacía allí Telerman? Desde julio preside el Instituto Cultural Bonaerense, por decisión de su actual jefe, Daniel Scioli.

-Fuiste unos años a un colegio inglés, estudiaste filosofía en Francia, pero un día aparecés con tu traje bien cortado y zapatos de punta en las calles de la provincia, con Scioli y Pimpinela sonando de fondo. ¿Te pimpinelizaste?

-[Se ríe] Voy a presentar el costado freak y rockero de los hermanos Galán. El 15 de enero, les estoy produciendo una presentación con Miranda! y Los Amados. ¿Por qué acepté la propuesta de Scioli? Porque lo creo una pieza fundamental de la Argentina y me siento cómodo con su forma de hacer política.

-Quiero ver qué recursos de personalidad manejás frente a la agresión. Ahí va: "¿Cómo no le ibas a parar a Scioli, si eras un taxi que iba libre?"

-Estrictamente no estaba libre. Trabajaba en mi fundación. Daniel me convocó y acepté en el peor momento de la provincia.

-¿Qué pasa que a veces se habla más de la imagen de Telerman que de sus ideas?

-Ahí el culpable fui yo. En 2007 hubo una campaña a jefe de gobierno excesivamente frívola. La campaña giraba toda alrededor de mi pelada. Era de un egocentrismo que creo, humildemente, no refleja lo que soy.

-Test emotivo. Describa qué ve y luego qué siente. [Se le muestra una foto.]

-Estamos viendo la boleta de la fórmula que triunfó: Ibarra-Telerman como jefe y vicejefe. Año 2003. Yo lo recuerdo como un buen momento...

-¿Después qué ocurrió?

-A mí nada, pero me parece que los episodios dolorosísimos de Cromagnon, al año y pico de las elecciones, produjeron ciertos dolores y daños comprensibles a quienes sintieron cierto tipo de responsabilidad.

-¿Ibarra estuvo bien destituido?

-Fue una decisión de aquellos que trabajaban con él. Justo alguien que no votó fui yo.

-¿Y si hubieras tenido que votar?

-Lo dije en su momento: no hubiera votado su destitución.

-Ibarra dijo: "Entre Telerman y Macri me serrucharon".

-Son tan evidentes las cosas como fueron, que yo prefiero pensarme a mí, y si no es posible, recurrir a un profesional. Quizás eso podría ayudar a otros a darse cuenta de sus responsabilidades. Pero él es una persona que odia.

-El que no te quiere puede decir: "Se ligó de arriba un gobierno, que, de otro modo, difícilmente hubiera llegado a tener".

-La gente que no me quiere hubiera dicho eso, y si yo renunciaba, hubiera dicho: "No es capaz de asumir sus responsabilidades".

-Te tomo nuestra adaptación del test de Rorschach: [foto de Sandra Bergenfeld, la legisladora del FPV que en 2007 lo denunció por supuesto uso público de un título universitario sin haber completado los estudios que lo avalen]. ¿Ves una mancha acá?

-¡Sí! De ella no sé bien qué decir, más allá de que fue gatita de Porcel. Es una de las personas que intervinieron cuando se inventó que yo había presentado un título falso.

-La denuncia concreta era que vos usabas un título falso de licenciado en comunicación...

-No, ni siquiera decía en qué. Todo el mundo sabe que estudié comunicación y después fui docente en la facultad. Solía bromear con eso, como cuando a los abogados se les dice doctores. Yo cuando me decían licenciado, decía licencioso, esas cosas. Pero nunca me presenté como nada.

-Para que se entienda. A tu idishe mame, Fanny, ¿le llevaste título universitario o no?

-Ésa es una cosa que le agradezco. Ella siempre me alentó a hacer cosas que me gustaran. Y en esa época no existía la carrera de comunicación.

-¿Esa denuncia pudo haberte restado muchos votos en 2007?

-Debe de haber restado, sí. Pero, además, me generó gran incomodidad.

-Ahora decime qué sentís con esta foto: [Alberto Fernández].

-[Se tira para atrás] Es una de las personas que más. [se frena].

-¿Que más qué?

-[Inspira profundo, conteniéndose] También prescribieron sus maldades hacia mí. Yo ya no tengo rencor.

-¿Por qué querría hacerle daño?

-Yo no sé por qué la gente es mala. Usted, que ha estudiado en las ciencias de la conducta, podría explicarme: ¿Por qué la gente es mala?

-Hasta el menos paranoico tiene una hipótesis de por qué a uno le hacen las cosas. ¿Cuál será la gran bronca de Alberto con vos?

-Ya está, el mundo que existía en esa época no existe más.

-Es cierto...

-[Entre dientes] No existe más, Macri está como él quería...

-¿Cómo es eso?

-[Dolido] Era evidente. Si me destruían a mí, ganaba Macri.

-¿Para qué querría Alberto que ganara Macri?

-Uno no solamente conserva lugares sino que inventa adversarios.

-Se dice que Kirchner y Cristina coincidían en mantenerlo a Macri en ese lugar de enemigo.

-Entonces está diciendo lo mismo que yo, doctor.

-Demos un paso y digamos que...

-[Interrumpe] Yo hablé de 2007 y se lo dije a Néstor, con quien afortunadamente pudimos recomponer la relación antes de que...

-¿Qué le dijiste?

-[Muy dolido] "Ya no necesitan más que gane Macri, ¿no?"

-¿Y qué te contestó?

-Se sonrió y no me lo negó.

-¿No te negó que te hayan perjudicado con esa denuncia?

-No, no hablamos de eso, hablamos de la política. Que la estrategia que tomaron, inevitablemente, llevaba a que ganara Macri. Era una persona demasiado inteligente él para saber que si hacía eso se inventaba un candidato. Yo era candidato, entonces inventó otro candidato.

-En 2011 te postulaste otra vez...

-Sí, pero era una guerra polarizada entre Macri y el kirchnerismo.

-Y llegamos a un hoy que te encuentra con Scioli.

-Sí, y estoy muy contento. Tuve un tiempo de soledad política. Seguro por algunas macanas mías y por incomprensiones que mencionamos.

-¿Estabas en el medio del río, pasó Scioli con la lancha y te subió?

-Fui al río en el que pasaba Scioli.

-Y ahora que estás dentro del sciolismo y escuchás de primera mano: ¿Se larga o no?

-[Inspira, duda, pero avanza] Oportunamente, Scioli será presidente.

-¿Oportunamente para quién?

-Para los intereses del país.

-¿Pero se habla en el Gabinete de saltar del avión de Cristina y abrir el paracaídas?

-Yo prefiero escuchar a la calle. Y en la calle eso se dice.

-¿Dejamos acá?

historia clínica

Paciente: Jorge Telerman

Edad: 56

Ocupación
Periodista, empresario, ex jefe de gobierno porteño, presidente del Instituto Cultural Bonaerense

Motivo de consulta
Ansiedad de rendimiento. Quiere que se noten ya los resultados de su gestión.

TEMAS DE HOYInseguridadFeria del LibroFrente Amplio UNENRicardo Bauleo