Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Mi bolsillo

Deducciones para aliviar el impuesto a las ganancias

Economía

Familiares a cargo, gastos médicos, intereses y donaciones pueden descontarse, con límites y condiciones, del ingreso sujeto al tributo

Por   | LA NACION

Familiares a cargo y gastos médicos son algunos de los conceptos que, dentro de determinados límites, pueden deducirse del impuesto a las ganancias de la llamada "cuarta categoría", es decir, del que pesa sobre los ingresos de las personas, se trate de asalariados, autónomos o jubilados. Este año, el impuesto implica una carga mayor que en 2011, aun si se considera la exención otorgada a la segunda cuota del aguinaldo.

Hacer una deducción significa descontar un determinado gasto del monto del ingreso alcanzado por el impuesto. El efecto es una reducción de la base sobre la cual se calcula el tributo; una base que, en principio, equivale a la cifra percibida, neta de aportes a la seguridad social. Por ejemplo, si un asalariado soltero con un ingreso mensual de $ 10.000 deduce salarios y aportes del personal doméstico (el límite es de $ 12.960 por año) tendrá un impuesto calculado sobre $ 117.040 en lugar de $ 130.000 anuales (12 sueldos más aguinaldo). Como resultado, la suma para el fisco será de $ 6930,56 en lugar de los $ 9911,36 que surgen del cálculo sin esa deducción.

Las deducciones deben ser informadas al empleador -que es agente de retención del fisco-, a la AFIP en el caso de autónomos o a la Anses o instituto previsional correspondiente si se es jubilado o pensionado. Todo, mediante el formulario 572 que, en caso de corresponder, se presenta al inicio de la relación laboral y cada mes de febrero, antes de la liquidación final del impuesto por el año previo. Más allá de que hay deducciones que pueden notificarse en cualquier momento, muchos empleadores piden una declaración a esta altura del año, para que se mantengan los datos actualizados y para prever cómo se calcularán las retenciones del impuesto en el período fiscal por venir.

Para la deducción de familiares hay dos requisitos generales: que sean personas sin ingresos o con ingresos netos menores a $ 12.960 anuales, y que residan en el país.

Los hijos menores de 24 años, o mayores pero incapacitados para el trabajo, pueden ser deducidos de los ingresos de ambos padres, y se descuenta un valor de $ 7200 por cada uno. Por cónyuge rige una deducción anual de $ 14.400, con la exigencia de un vínculo legal.

También es posible deducir nieto, bisnieto, padre, madre, abuelo, bisabuelo, hermano menor o incapacitado, suegros, yerno y nuera. En estos casos, en que se descuentan $ 5400 anuales, la ley dispone que quien tome el beneficio sea quien tenga la relación más cercana. "Todos los nietos de una persona podrían hacer la deducción, pero siempre que no la estén declarando los hijos, que son familiares más directos", dice Osvaldo Purciarello, asesor del Departamento Técnico Legal Impositivo de Arizmendi.

En el caso de gastos médicos, hay dos conceptos para deducir. Por un lado, las cuotas de planes de salud prepagos que tienen por beneficiarios al contribuyente y a familiares a su cargo. Estos gastos pueden declararse en cualquier momento del año, para que se vayan considerando en el cálculo de las retenciones. La deducción es por el monto de la factura hasta un límite equivalente al 5% de la ganancia neta acumulada al mes de la presentación. Así, una persona que entre enero y junio percibió $ 65.000 y abonó $ 4800 a la prepaga, deducirá $ 3250, porque el resto excede el tope (más allá de que en el formulario se informe la totalidad de los gastos).

La otra vertiente de los gastos médicos son los realizados en forma directa, ya sea por consultas a médicos de cualquier especialidad, odontólogos, psicólogos, kinesiólogos, etc., o por una internación. En el caso de medicamentos, sólo se incluyen los que fueron consumidos y pagados por la persona en una hospitalización, pero no los comprados en una farmacia, de igual manera que tampoco se admite la deducción por anteojos, aunque sí por ejemplo, por implante dentario, según ejemplifica Purciarello.

Pero hay límites: del monto de las facturas se deduce sólo el 40% y además, el total de gastos a deducir no puede superar el 5% de la ganancia personal del período. Estas deducciones se informan en la liquidación final del impuesto.

La deducción por seguros de vida se admite sólo hasta $ 996,23 por año, un tope poco vinculado con la realidad, ya que nunca se actualizó en los últimos años (a un asalariado de $ 10.000 mensuales, soltero, le significaría pagar $ 229 menos de impuesto anual). Aquí pueden tomarse los contratos voluntarios pero también los seguros que surgen de las compras de bienes en cuotas. Igual tope rige para deducir gastos de sepelios, por muerte de algún familiar a cargo.

Donar dinero a una institución de bien público o al Estado habilita a una deducción de hasta $ 1200 anuales, con el requisito de que la operación se haga por transferencia o depósito bancario. En la página de la AFIP puede consultarse si una entidad tiene su exención impositiva al día para que las donaciones puedan deducirse.

Pueden descontarse también de la base del impuesto, los intereses por créditos hipotecarios para vivienda, hasta $ 20.000 anuales. Para los autónomos es válido deducir el costo de los créditos para adquisición de productos afectados a la actividad y la amortización de los bienes. En rigor, los autónomos pueden deducir en general los gastos necesarios para su trabajo, como los vinculados al auto, que tienen un tope de $ 7200 anuales.

Hacer menos pesada la carga

El ingreso gravado puede reducirse informando gastos

  • 5782
    Menor sueldo alcanzado

    Es el salario neto mensual a partir del cual tributa este año un asalariado sin carga de familia y sin otras deducciones declaradas.
  • 7200
    Familia a cargo

    Es el monto que se deduce por hijo a cargo; por cónyuge se descuentan $ 14.400 y por otros parientes, $ 5400.
  • 40%
    Gastos médicos

    De la factura del profesional, se deduce esa porción.
TEMAS DE HOYProtesta policialCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresElecciones 2015Copa Sudamericana