Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Nuevas armas para un viejo conflicto

El Mundo

Ambos bandos usan tecnologías que no tenían en el pasado

Por   | Para LA NACION

 
 

JERUSALÉN.- Los enfrentamientos entre Israel y las milicias palestinas están mostrando nuevas y más sofisticadas estrategias de guerra, que modificaron totalmente el escenario de guerra con respecto a las operaciones militares del pasado.

Del lado palestino, su frente principal de ataque es la retaguardia israelí. Y sus armas, misiles llegados de Irán. Esto incluye los Grad de 45 kilómetros de alcance y también los Fajr de largo alcance, hasta 75 kilómetros, con los que se intentó ya hasta cinco veces atacar Tel Aviv.

Israel es infinitamente más poderoso militarmente que los extremistas palestinos, pero esa ventaja se ve socavada por el hecho de que Hamas y la Jihad Islámica esconden sus lanzamisiles y depósitos de armas junto a escuelas, mezquitas y edificios residenciales, lo que complica seriamente la respuesta que Israel puede lanzar en su contra.

Para lidiar con ello, Israel tiene que ser especialmente ingenioso y recurrir a tácticas singulares que le permitan hallar respuestas militares al desafío sin cobrar la vida de numerosos civiles inocentes mientras busca a los terroristas.

Si bien ayer ocurrió el incidente más cruento y trágico en Gaza desde el comienzo de la Operación Pilar Defensivo -con la muerte de 11 civiles de una misma familia en un ataque israelí a una casa en Jebalia-, Israel intenta por varios medios reducir el número de víctimas no involucradas en los enfrentamientos para evitar críticas internacionales. Ésa es la única forma de explicar que con tal intensidad de fuego (más de 1000 blancos atacados en cinco días) hayan sido hasta ayer aproximadamente 70 los muertos, y no cientos.

La inteligencia es clave para tener información exacta de la ubicación de jefes militares o para saber, por ejemplo, dónde estaban ocultos bajo tierra los lanzamisiles de Fajr, listos para disparar y ya cargados, que la fuerza aérea israelí destruyó en gran medida ya el primer día del operativo.

Las armas de ataque cuentan con tecnología de última generación: tanto en proyectiles especiales capaces de hacer blanco en una habitación determinada sin dañar al resto de la casa como en las bombas que al ser dirigidas desde lejos se pueden desviar de su rumbo si se capta que súbitamente entran civiles en su recorrido.

Y aunque en la doctrina militar israelí la parte ofensiva es clave para pasar la guerra a territorio enemigo, hace unos años se comprendió que los sistemas de defensa son esenciales. Ése fue el trasfondo del desarrollo de la Cúpula de Hierro, un sistema defensivo antimisiles que está funcionando con un altísimo porcentaje de éxito, interceptando y destruyendo en el aire a entre el 85% y 90% de los cohetes y misiles dirigidos hacia las zonas habitadas.

Una de las claves para su éxito es que lo que el cerebro del sistema -desarrollado enteramente en Israel- capta que no caerá en zona habitada continúa su curso sin que se intente interceptarlo..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCongreso 2014Impuesto a las GananciasNarcotráficoLa muerte de Marisol OyhanartCopa del Rey