Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Quién fue Augusto Timoteo Vandor

Política

Líder sindical en los años 60, llegó a proponer un "peronismo sin Perón"; fue asesinado en 1969, acusado de traidor al ex presidente, por esos años exiliado en España

Llegó a proponer un "peronismo sin Perón" a fines de los años sesenta y lo pagó con su vida, cuando el 30 de junio de 1969 fue acribillado en su oficina de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) por el Ejército Nacional Revolucionario (ENR), un brazo de la agrupación Descamisados.

Así terminó Augusto Timoteo Vandor, cacique metalúrgico del sindicalismo argentino en los años del exilio de Juan Domingo Perón, la figura con la que el senador kirchnerista Aníbal Fernández rebautizó hoy al líder de la CGT opositora Hugo Moyano.

"No vamos a cambiar porque el traidor de 'Augusto Timoteo' Moyano haga un paro", expresó hoy Fernández, un día después de que la central obrera, junto con la CTA de Pablo Micheli, realizaran el primer paro general a la presidenta Cristina Kirchner.

Apodado "el Lobo", Vandor comenzó a sumar poder en la actividad sindical como delegado de la fábrica Philips en Saavedra, en la década del cincuenta. Hasta 1947 se había desempeñado como suboficial de la Armada.

Durante la llamada Revolución Libertadora, que derrocó a Perón en 1955, fue encarcelado y detenido seis meses. Volvió a la actividad sindical luego de la asunción del radical Arturo Frondizi, en 1958.

En los años siguientes, sumó poder dentro de la UOM y se consagró líder de las 62 Organizaciones. Tras su proclama de que podía existir un "peronismo sin Perón", quedó en la mira de las organizaciones de izquierda que eran leales al ex mandatario.

El 30 de junio de 1969, en una Argentina convulsionada por los sucesos del Cordobazo de un mes atrás y que definirían el gobierno de facto de Juan Carlos Onganía, y el mismo día en que llegaba al país de visita Nelson Rockefeller, enviado especial del presidente norteamericano Richard Nixon, Vandor recibía cinco disparos en su propia oficina.

"Antes de llegar al despacho de Vandor -recordó el periodista Andrés Bufali en LA NACION hace unos años-, éste salió a preguntar qué sucedía. Al reconocer a uno de ellos, intentó hablarle, pero lo balearon varias veces con pistolas 45 y le dejaron una bomba en los pies, la que destruyó una pared. Se escaparon en un auto. El «Lobo» murió en la ambulancia que lo llevó al policlínico."

Tras el regreso definitivo de Perón al país en junio de 1973 y el enfrentamiento de Montoneros con la CGT en Ezeiza, el fantasma del asesinato de Vandor se haría eco en la izquierda peronista contra el entonces jefe ceguetista y metalúrgico José Ignacio Rucci,, hombre de confianza del ex presidente.

"¡Rucci, traidor, a vos te va a pasar lo que le pasó a Vandor!", le dedicaban los Montoneros días previos a su asesinato el 25 de septiembre de aquel año, en lo que pasó a la historia como la Operación Traviata, por los 23 balazos que recibió el sindicalista..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosInseguridadCristina KirchnerElecciones 2015