Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Dúo dinámico

Guillermina Noe y Bárbara Levinas: "Para nosotras la excepción es lo clásico"

Moda y belleza

Una hacía cinturones de cuero; la otra, carteras. Se conocieron por casualidad, trabajaron juntas para distintas firmas y hace ocho años estas socias y amigas crearon Besha, una marca de carteras y accesorios para hacerse notar

Por   | LA NACION

Es día de semana, última hora de la tarde, y pese a que Guillermina Noe y Bárbara Levinas trabajan hasta las 16 hicieron una excepción. Dejaron a los chicos al cuidado de los padres y abrieron su showroom para contar cuál es el secreto de su éxito.

Para empezar, en 2005 lanzaron la marca y abrieron un local chiquito en Palermo. Después vino otro en Recoleta. Enseguida les llegó la propuesta de instalarse en los shoppings, en formato isla, algo poco común en el rubro, y más tarde, en el interior. Hoy cuentan con ocho puntos de venta y proyectan abrir dos más para el año que viene. Sus carteras son llamativas, coloridas y femeninas. Incluyen mix de cueros, tachas, cadenas, corazones, estrellas, calaveras, y las eligen desde adolescentes hasta mujeres ejecutivas. Pero eso no es todo. Complementan la línea con billeteras, monederos, cinturones, llaveros, tarjeteros, todo tipo de fundas portatecnología, bijou y fragancia propia.

"Cuando empezamos veíamos que las temporadas eran muy obvias; para invierno carteras negras, marrones, y como una locura se encontraban rojas de croco. Recién en verano aparecían tonos más cálidos. Notamos que el tema del color era un nicho y lanzamos la primera colección de carteras en turquesa, amarillo y fucsia metalizados", recuerda Bárbara Levinas. "Las dos confiábamos en que el color era la clave y no nos equivocamos", confiesa a la par Guillermina Noe.

-Tienen productos con personalidad, para no pasar inadvertida. ¿No creen que eso limita un poco la compra?

Bárbara: No, ahora cada vez más nos pasa que si en una temporada un artículo quedó demasiado descolocado sabemos que ése es el que se va a vender bien la temporada siguiente. Y es porque las mujeres buscan cosas diferentes.

 
Foto: Diego Spivacoe/AFV
 

Guillermina: Por ejemplo, recién ahora tenemos modelos de billeteras o carteras en negro o suela, y se dio una vez que tuvimos la línea completa en varios colores. Para nosotras la excepción es lo clásico.

-¿Ya hay carteras imitación Besha? ¿Cómo le hacen frente a la copias?

G.: Sí, pero está claro que no son Besha. Nos focalizamos mucho en nuestro camino y captamos enseguida cuando un modelo pasó para que entre otro. Tenemos mucha rotación de artículos.

B.: Somos muy hinchas en la calidad y los detalles. Cuidamos mucho el producto para que una vez que una mujer gasta dinero en una cartera no vea algo parecido por todos lados.

-¿Está en sus planes abrir un outlet?

B.: Por el momento creemos que no hace falta. Si bien hacemos muchos modelos, la cantidad no es exagerada y lo que va quedando lo circulamos por otras sucursales donde se haya vendido bien y las clientas lo pidan.

G.: Cuidamos mucho el volumen de producción, tratamos de que no nos sobre mucho de cada temporada para no cansar y poder tener cosas nuevas siempre.

-¿Cuál es el reemplazo a la cartera negra?

G.: La cartera dorada, va con todo, no hace falta cambiarla, la podés usar de día o de noche, y es fija para invierno y verano.

B.: Sí, es un color de línea que usamos todas las temporadas.

-¿Qué cartera le pondrían a Susana Giménez?

B.: Y?, nuestro modelo de animal print con flecos.

-¿Usan carteras de otras marcas?

G.: Yo no, soy mi fan y cuando me enamoro de una la uso por largo tiempo.

B.: Sí, uso las que no hacemos acá. De otros materiales, como la Longchamps, o las de vinilo, loneta, tela. Para variar.

-¿Creen en la superstición de que si se apoya la cartera en el piso se va la plata?

B.: Todo el tiempo dejo la cartera en el piso y Guille viene atrás mío la levanta y me dice: "¡Se te va a ir la plata y si se te va a vos, se me va a mí también!" ( ambas ríen cómplices ).

-¿A quienes les dejan meter mano en su cartera?

G.: A Bárbara y a mí nos pasa lo mismo, son nuestros hijos los únicos que la revuelven sin problemas.

-¿Qué no le falta a una cartera Besha?

B.: ¡Onda! Por más que sea la más básica de todas.

-Con una Besha recomiendan ir a cualquier lado menos a?

B. y G.: ¡La cancha! (risas).

Apoyo incondicional

El de sus maridos, que las ayudan y las contienen sin entrometerse en el negocio. La pulsera de Guillermina tiene grabado el nombre de su otra mitad (Diego) "La uso siempre, si no siento que me falta algo.".

TEMAS DE HOYElecciones en AFAReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015Damián Stefanini