Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Joyas del vestidor

Esos clásicos objetos de deseo irresistibles

Moda y belleza

Más que bolsos, íconos de moda que se reeditan una y otra vez, y son celebrados por generaciones. Te contamos las historias qué hay detrás de estas obras artesanales siempre vigentes, con Chanel a la cabeza

Por   | LA NACION

Nadie como Coco Chanel logró hacer de su nombre un verdadero emblema de estilo. Así, su frasco N° 5, la camelia, las perlas, el vestidito negro y su bolso 2.55 se convirtieron en íconos que perduran más allá de las tendencias. Visionaria como pocas, sus creaciones siempre encontraron el equilibrio justo entre moda y practicidad.

El bolso 2.55 -símbolo de esta casa- no es la excepción. Toma su nombre del mes y el año de su creación, y retoma del original de 1910 más de un detalle: los bolsillos interiores, creados originalmente para guardar el lápiz labial; el efecto acolchado logrado por las puntadas en forma de diamantes, inspiradas en las chaquetas de los jinetes, y la cadena.

Aunque a simple vista se puedan confundir (ambos se hacen en cueros exóticos, variedad de telas y diversidad de colores), el ojo bien entrenado debe reparar en los dos detalles que mejor los diferencian: el 2.55 no entrelaza cuero en su cadena y aggiornó su broche con la mademoiselle lock, en lugar de la doble C (CC) del clásico Chanel.

En cambio, comparten con toda la familia Chanel la obsesión por el detalle en la calidad y la fabricación, y agudiza su coqueteo ingenioso entre tradición y modernidad. No en vano, esta casa realiza toda su producción en un pequeño pueblo-hogar de 3000 personas, al norte de París. Puertas adentro, todo un universo de materias primas, texturas y colores. Incluso, un área destinada al almacenado del forro colorado oscuro que la misma Coco colocaba en todos sus bolsos,un guiño de humor con el que la creadora hacía un pequeño homenaje a su antiguo uniforme de la escuela Aubazine.

De los 350 empleados que trabajan en las etapas de producción, todos son aprendices durante varios años. Es que para realizar un modelo del 2.55 se necesitan hasta 18 horas de mano de obra y se requiere de la participación de entre 5 y 15 personas. No en vano, esta cartera icónica requiere de más de 180 etapas de producción hasta su creación final. Entre los controles de calidad más exóticos, el cuero se somete a 60°C y 95% de humedad. ¿Para qué? Comprobar que es resistente a los rayos del sol, las roturas y el agua. Todo un superbolso.

  •  
     
    Lady Dior. Creado en 1935, Diana de Gales lo recibió como regalo de la entonces primera dama francesa Bernardette Chirac; la princesa lo adoptó como su preferido y lo convirtió en un clásico de lujo
  •  
     
    Monogram Speedy . Es George Vuitton quien inaugura, en 1930, la era Speedy, un bolso para que la mujer de entonces cargue todo en él. A pedido de Audrey Hepburn que se hizo la versión más pequeña
  •  
     
    Birkin . Casi a pedido de una estrella, este bolso se creó para la actriz y cantante Jane Birkin que no encontraba ninguna cartera apta para sus reiterados viajes
  •  
     
    Jackie . Realizado en la escasez de la guerra (1947), la Gucci Bamboo hizo su entrada triunfal en el universo ?de la moda cuando Jackie Onassis se enamoró de ella
  •  
     
    Kelly . La revista Life lanzó al estrellato este modelo de Hermès allá en los 50, al publicar en su portada una foto de Grace Kelly, entonces princesa de Mónaco, con este modelo en mano
  •  
     
    Baguette . Este año cumplió los 15; está inspirada en el pan francés; bajo el brazo de Sarah Jessica Parker ganó la fama, Fendi hizo más de 4000 ediciones distintas
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil