Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Comentarios

ADN Cultura

 
 

Misteriosos espacios

Es probable que con las iglesias de Buenos Aires ocurra lo mismo que con la ciudad que las contiene: más que provocar una atracción inmediata, piden que se las descubra de a poco. Así parece creerlo Rosa Gómez Aquino, la autora de la guía Iglesias en Buenos Aires: "Casi no hay templos católicos porteños que, vistos desde afuera, deslumbren como pueden hacerlo, por ejemplo, el Duomo de Milán, la archiconocida Notre Dame o la Sagrada Familia pergeñada por Gaudí", anota en el prólogo. Sin embargo, la autora revela aquí otras bellezas, interiores: los rincones de la Piedad, la luminosa serenidad de San Benito Abad, el gótico de San Agustín. El recorrido, organizado por barrios, va de San Ignacio de Loyola, la iglesia más antigua de Buenos Aires, hasta la austera parroquia de San Patricio, en pleno Belgrano R, pasando por la Catedral Metropolitana. En todos los casos, se incluyen numerosas fotos, datos y curiosidades. El volumen se completa con un sucinto e imprescindible glosario. Vanessa Aguirre

IGLESIAS EN BUENOS AIRES

 
 

Rosa Gómez Aquino

Del Nuevo Extremo

192 páginas

$ 119

La protesta

El hecho de pueda predicarse de alguien que tiene "el sí fácil", y no lo contrario, revela por simple oposición la anormalidad del no. Cuando el filósofo Klaus Heinrich se propuso, en 1962, estudiar este caso, decidió cruzarlo con el género especulativo por excelencia, el ensayo. El golpe de genio de Heinrich consiste en haber constelado el ensayo y el no con la protesta. El ensayo, casi por definición, denota lo inacabado, y también, por eso mismo, el desdén hacia cierto concepto de "habilidad y destreza" que restringe al sujeto. Ni la filosofía ni el ensayo son en rigor una pericia, aun cuando el pensamiento demande una habilidad. El filósofo lo dice del siguiente modo: "El intento de establecer la forma literaria del essay, en cuanto determinación del método de que éste se sirve, conduce al corazón mismo de la dificultad de decir no". Pero el ensayo se expone entonces al peligro de abandonar la deducción y la coherencia. Heinrich sin embargo lo sortea. Las fuentes, explícitas en las notas finales, son tres y revelan la trinitaria sombra del pensamiento filosófico y teológico de Heinrich: Paul Tillich, Martin Heidegger y Adorno y Horkheimer. Son cuatro capítulos y excursos que remiten sólo lateralmente a los anteriores. Uno de esos excursos está dedicado a Eulenspiegel como mayeuta. El ensayista es también una especie de Eulenspiegel, maestro en la técnica del extrañamiento. Su aparente incomprensión revela la astucia de una táctica. Pablo Gianera

ENSAYO SOBRE LA DIFICULTAD DE DECIR NO

 
 

Klaus Heinrich

FCE

Trad.: José Andrés Ancona Quiroz

168 páginas

$ 105.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidiosInseguridadNarcotráfico