Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Crisis en Medio Oriente / Primer día sin hostilidades

Después del cese del fuego, Gaza intenta volver a la normalidad

El Mundo

La tregua se mantuvo durante el primer día y las calles de la Franja se llenaron de gente tras ocho días de ataques; la mayoría de los israelíes rechaza el acuerdo, según sondeos

Por   | LA NACION

CIUDAD DE GAZA.- Negocios abiertos, colas en los cajeros automáticos para sacar plata, tránsito en las calles, mujeres y niños que salen a la calle a observar la devastación dejada por ocho días de bombardeos, caravanas de gente que festeja una tregua considerada "una victoria" , hombres que barren vidrios y demás escombros, para volver a empezar.

El día después de la tregua, la vida volvió a la normalidad en Gaza. Aquí, más allá del escepticismo, se mantuvo el frágil cese del fuego alcanzado anteayer, con la mediación de Egipto y una fuerte presión de Estados Unidos, entre Israel y el movimiento de resistencia islámica Hamas .

En un contraste imponente, lo que durante ocho días había sido una ciudad fantasma, paralizada por el terror generado por los más de 1300 ataques lanzados por aire y mar por Israel, volvió a revivir y a trabajar para la limpieza y la reconstrucción.

En ocho días de una guerra aérea que mantuvo en vilo al mundo, militantes islámicos lanzaron desde aquí un millar de cohetes hacia Israel, que provocaron seis muertos (cuatro de ellos civiles) y alcanzaron por primera vez ciudades simbólicas como Jerusalén y Tel Aviv, donde también se perpetró anteayer un atentado en un ómnibus. Ayer, el gobierno de Benjamin Netanyahu anunció la detención de los presuntos autores del atentado, que dejó 29 heridos.

Los masivos bombardeos israelíes, por su parte, arrasaron edificios gubernamentales clave, destruyeron túneles para contrabandear armas, rampas de lanzamiento de misiles, depósitos de municiones y mataron a decenas de líderes de la Jihad Islámica y Hamas. La ofensiva tuvo un saldo de 164 muertos (la mitad civiles; entre ellos, 45 niños), cerca de 1300 heridos y 11.000 evacuados.

En el primer día de calma, el paisaje había cambiado radicalmente en esta ciudad. Si en los últimos días los únicos que circulaban en avenidas desiertas eran autos de prensa y ambulancias, en un silencio roto por el ruido de explosiones, ayer el tráfico, los bocinazos y los festejos cambiaron totalmente el panorama.

 
Un chico palestino rescata una bandera de entre los escombros en Gaza. Foto: AFP 
 

Aparecieron mujeres y niños que peregrinaron a los lugares bombardeados a sacar fotos de las ruinas, policías controlando el tránsito, hombres barriendo escombros y arreglando, martillo en mano, sus negocios dañados. En la playa había chicos jugando al fútbol y en el mar, pescadores con sus barcos. Tiendas y mercados volvieron a funcionar, así como bares y restaurantes. Además, miles de habitantes de otras ciudades de la Franja llegaron a esta ciudad para sumarse a los festejos. "Claro que estoy contento por esta tregua, que no es una victoria de Hamas, sino del pueblo palestino", dijo a LA NACION Mohammed, un policía de frontera que, como muchos otros, hacía cola frente al Palestine Bank de la avenida Omar al-Mukhtar, la principal de la ciudad, para retirar su sueldo.

Como la mayoría de los habitantes de la Franja -1,6 millones de personas-, Mohammed pasó los últimos ocho días encerrado en su casa junto a su familia, "viendo televisión y rezándole a Alá para que una bomba no nos cayera encima".

" Inshallah [si Dios quiere] la tregua va a durar", opinó Nabil, dueño de un negocio de ropa que volvió a abrir sus persianas, que también consideró el cese del fuego una victoria para el pueblo palestino. "Israel tiene un poder militar enorme, no hay igualdad de condiciones, es como una pelea entre un niño contra un adulto y esta vez estuvimos a la par", respondió este comerciante, que contó que desde el bloqueo impuesto a Gaza importa ropa de Turquía y Egipto, pero que ahora espera poder volver a comprar mercadería en Cisjordania.

Si bien, según el acuerdo alcanzado, Israel debe dejar abiertos los pasos fronterizos, pocos creen que será posible que los palestinos de este enclave puedan ir a Cisjordania.

"Aunque digan que el paso fronterizo de Erez está abierto, cuando alguien pida permiso para pasar, Israel le responderá que no por motivos de seguridad", explicó a LA NACION Safwat, periodista jefe de la oficina de Al-Jazeera en Gaza.

El regreso a casa

También el sur de Israel, en los últimos días sacudido por una lluvia de cohetes lanzados desde Gaza -en gran parte interceptados por el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro-, comenzaba a volver a la normalidad. Y los 57.000 reservistas movilizados para una invasión terrestre que nunca ocurrió empezaban a regresar a sus hogares, en medio de críticas al alto el fuego.

Fiel reflejo de esto, en las redes sociales se difundió una foto que muestra a 16 soldados israelíes de uniforme tirados en el suelo formando en hebreo la frase "Bibi perdedor", en referencia al premier Netanyahu.

El mandatario reconoció el descontento en parte de la población por el cese de una operación que apoyaba un 84% del país, según sondeos. Una encuesta del canal 2 de la televisión israelí señaló ayer que el 46% de los israelíes considera que el enfrentamiento acabó en "empate", mientras que el 29% le otorgó la victoria a Hamas y el 20%, a Israel.

"Sé que hay ciudadanos que esperaban una respuesta aún más dura. También estamos preparados para ella. Decidiremos cuándo, cómo y contra quién actuar", dijo Netanyahu en la sede central de la Policía Nacional en Jerusalén.

El premier israelí, favorito para las elecciones del próximo 22 de enero, aseguró que el alto el fuego es "lo correcto para el Estado de Israel en este momento". Pero subrayó que su gobierno está preparado "para la posibilidad de que no sea respetado" y sabrá "cómo actuar si resulta necesario".

El presidente egipcio refuerza sus poderes

  • El presidente egipcio, Mohammed Morsi, que mantenía duros enfrentamientos con el Tribunal Constitucional de su país, amplió ayer sus poderes "para proteger la revolución", sobre todo frente al aparato judicial, y destituyó al poderoso fiscal general, anunció su vocero, Yaser Ali. El mandatario decretó que todas sus decisiones serán "definitivas e inapelables" hasta la entrada en vigor de una nueva Constitución, lo que afecta la separación de poderes en el Egipto posrevolucionario.
  • Una de las principales figuras de la oposición, el premio Nobel de la Paz Mohammed el-Baradei, criticó en Twitter la suma de poderes de Morsi y lo acusó de proclamarse como "nuevo faraón". Además, el presidente ordenó nuevos juicios contra ex funcionarios de Hosni Mubarak involucrados en hechos de violencia durante la revuelta de 2011.

Del editor: cómo sigue.
Hamas e Israel bien pueden mantener la tregua así como está o buscar un acuerdo más amplio para evitar que haya otra guerra en poco tiempo.

TEMAS DE HOYParo nacionalHugo MoyanoCristina KirchnerArgentina en defaultTorneo Primera División