Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Emprendimiento

Faena campesina en Salta

Campo

Pequeños productores ganaderos de los Valles Calchaquíes inauguraron su propia planta de faena

Por   | LA NACION

En lo profundo de los Valles Calchaquíes salteños, en el municipio de Seclantás, pequeños productores ganaderos dieron un gran paso hacia la obtención de un precio justo por su trabajo y dejaron definitivamente atrás la informalidad. Como emergente de la organización campesina Comunidad Unida de Molinos, y del trabajo conjunto desde hace 10 años con la Agencia de Extensión Rural Seclantás del INTA y con la ONG Red Valles de Altura, nació la Cooperativa BreSec, que ayer inauguró formalmente su propio matadero, habilitado para la faena de bovinos, ovinos, caprinos y camélidos por la resolución provincial 065/11 y por la resolución 844/12 de la ex Oncca.

"El matadero surge como respuesta a una demanda concreta de los pequeños productores de Brealito y de Seclantás, que, imposibilitados de comercializar su ganado como tradicionalmente lo venían haciendo (en el marco de la informalidad) se acercaron al equipo técnico del INTA. Fue entonces cuando, a partir de reuniones y talleres, se visualizó como alternativa la construcción y la habilitación de un matadero, de acuerdo con la reglamentación establecida en la ley provincial de carnes. Lo destacable de la iniciativa fue el protagonismo que ejercieron los campesinos en la solución de sus propias problemáticas", contó a La Nacion Eloísa Ferro, veterinaria del INTA. Y destacó que se trata del "primer y único matadero asociativo de Salta", ya que el resto de los establecimientos de faena están en manos de capitales privados o municipales.

"Ahora podemos faenar como lo exige la ley y podemos vender carne, algo que antes no podíamos hacer. Esto, además, es muy importante en la mejora de los ingresos de los productores, que reciben un precio justo por su trabajo", destacó Fernando Abán, presidente de la Cooperativa BreSec, integrada por 25 socios.

Ferro explicó que como uso y costumbre de la región, los campesinos vendían sus animales a carniceros o intermediarios que, según el cálculo elaborado durante el trabajo de campo, pagaban un 25% por debajo de los costos de producción y con plazos de 6 a 7 meses. "Ahora, los carniceros locales deben pactar la compra de carne (ya no del animal en pie) con la cooperativa y tienen un plazo de pago de 1 mes, a partir del cual corren los intereses", dijo la veterinaria.

"Con el matadero en funcionamiento, los socios planificamos una reunión mensual donde discutimos el valor al que se va a vender cada novillo, con la consigna de tener un valor uniforme para todos los productores", dijo Abán. Y añadió que el beneficio de un precio justo "motiva a los productores a seguir criando ganado" y, además, al generar fuentes de trabajo, "contribuye a que los jóvenes tengan una opción para quedarse en el pueblo". Hoy son dos jóvenes los faenadores de la cooperativa, pero ya hay tres más recibiendo la capacitación que imparte la provincia para sumarse a la próxima etapa.

Y esa próxima etapa es la comercialización regional de carne y la carnicería propia, de modo de cerrar la cadena y de abastecer una demanda de carne ovina y caprina insatisfecha en puntos regionales como Cachi, Cafayate y en la propia ciudad de Salta. Para este fin, Ferro señaló que está próximo a salir el financiamiento para adquirir una báscula, una cámara de frío y el equipamiento para la carnicería, aportado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y por la Secretaría de la Pyme.

Un trabajo compartido y un logro de todos

Junto a los campesinos, sumaron esfuerzos el INTA, el Senasa y la Dirección de Ganadería de Salta

El camino hacia la concreción del objetivo de contar con una planta de faena comenzó en 2008. "Se partió de espacios que con el tiempo denominamos «jornadas de carne», donde nos encontrábamos productores e instituciones como el INTA, el Senasa, la Dirección de Ganadería de Salta, la ONG Red Valles de Altura, autoridades de Seclantás y del departamento Molinos, los carniceros del pueblo, representantes de la Ley Caprina y la policía rural. Allí surgió la posibilidad de la construcción y la habilitación de un matadero. Luego, a partir de aportes propios de los productores, se concretó la compra del terreno y se construyó la planta, también con el trabajo de los campesinos", detalló Eloísa Ferro, veterinaria del INTA Seclantás. Y destacó el acompañamiento permanente del Senasa y de la Dirección de Ganadería de Salta. Ferro explicó que para desarrollar el emprendimiento se conformaron dos grupos Cambio Rural; se visitaron establecimientos de faena en la ciudad de Salta, para conocer de cerca su estructura, y se capacitaron jóvenes para ejercer el trabajo de faenadores. Luego, para formalizar la gestión de la habilitación de la planta y para la toma de créditos, en el marco de la ley nacional de microcréditos, los grupos de Cambio Rural se integraron y formaron la Cooperativa BreSec, que arrancó con 18 socios y que hoy suma 25, con la consigna de extender los beneficios al resto de los pequeños productores de la región..

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezDamián StefaniniLa salud de CristinaMarcelo TinelliEl drama de Pistorius