Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Confesionario técnico

Frente a los excesos hídricos

Campo

Por   | Para LA NACION

Soy responsable de la línea inoculantes de Rizobacter. Entre las últimas investigaciones que realizamos en colaboración con el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas de Cuba, notamos que la bioinducción en soja tiene beneficios también respecto de la formación y eficiencia de los nódulos en condiciones estresantes como la sequía, el exceso de agua o la acidez. Esto, además de los incrementos que ya provoca en el rendimiento.

Por medio de la comunicación de bioseñales, los bioinductores preparan la planta para relacionarse mejor con su entorno y disponer de mayores recursos para desarrollarse. Aún en situaciones de estrés, tienen una alta capacidad para promover la asociación simbiótica con bacterias de rhizobium, produciendo así una actividad rizosférica mayor y una nodulación más efectiva, que le permite optimizar la fijación biológica del nitrógeno.

La humedad del suelo es uno de los factores que limitan la simbiosis ya que excesos de agua, temporal o continuos, afectan el rendimiento de las leguminosas y su interacción con los rizobios, mientras que el déficit hídrico inhibe la formación de nódulos, su tamaño y el proceso de fijación. Otro de los factores que afectan este complejo proceso es la acidez de los suelos pues se conoce que limitan la simbiosis ya que disminuye la sobrevivencia de las bacterias y reduce la nodulación. Si bien la simbiosis que se establece entre las leguminosas y los rizobios es el resultado de múltiples eventos y señales moleculares entre ambos simbiontes, diversos factores bióticos y abióticos influyen en su establecimiento y éxito final.

Los últimos ensayos que realizamos demuestran que plantas cultivadas en extremas condiciones de sequía (30% de capacidad de campo) en presencia de un bioinductor desarrollan el doble de nódulos y de su masa seca, comparados con un inoculante tradicional. De forma similar, cuando se evaluó el comportamiento en dos suelos ácidos (Bolívar y Junín) se obtuvieron diferencias significativas a favor de la bioinducción. Por último, no menos interesante resultó que al propiciar condiciones de anegamiento las plantas lograron sobrevivir y desarrollar nódulos efectivos, con diferencias estadísticamente significativas sobre el inoculante tradicional..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAvioneta caída en NordeltaCopa DavisElecciones 2015Mayweather vs. Maidana