Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Mónica Gutiérrez, de discípula de Lanata a soldado K en la disputa con los medios

Enfoques

Obediente y de línea directa con la Casa Rosada, esta diputada nacional por Córdoba preside la estratégica Comisión de Libertad de Expresión

Por   | LA NACION

En noviembre de 2002, Mónica Edith Gutiérrez era periodista y cumplía su sueño: trabajaba para Página 12, revista Veintitrés y el programa Día D, todos creados por Jorge Lanata, a quien había admirado desde siempre. En noviembre de 2012, es la diputada kirchnerista que preside la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara baja, un cuerpo que sólo se reunió dos veces en el año y que, en su último encuentro, rechazó varios planteos de la oposición, entre ellos, uno para que Periodismo para Todos , el programa de Lanata, sea incluido en la grilla televisiva de dos provincias gobernadas por el oficialismo, como Tucumán y Río Negro.

En tan sólo una década, a esta cordobesa de 43 años le pasó de todo: se metió en política, fue legisladora en su provincia por la fuerza de Luis Juez, con quien quedó enfrentada, dirigió durante cuatro años la oficina regional de Anses y, en diciembre pasado, llegó al Congreso de la Nación, donde integra el núcleo de diputados más leales a la Presidenta.

Lo hace a su manera: no participa en ninguna de las agrupaciones kirchneristas y recibe instrucciones de otro cordobés, el poderoso secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, con quien tiene línea directa. De frecuente mal carácter, según cuentan los que no la quieren y reconocen los que la aprecian, "la Negra" suele discutir fuerte hacia adentro, pero su voz en el recinto se oyó por primera vez hace un mes y medio, cuando intervino en el debate por el presupuesto, para criticar duramente al gobernador de su provincia, José Manuel de la Sota. "En Córdoba el oficialismo ha dado un timonazo a partir de que el monopolio mediático les hizo creer que ahora van a poder poner un candidato", dijo.

El único proyecto de ley que presentó propone que se obligue a todos los medios periodísticos a publicar su código de ética, en el que se detalle su posición en relación con la democracia y los derechos humanos, con el derecho a réplica, y con el secreto profesional y la libertad de conciencia de sus periodistas. Y propone designar como autoridad de aplicación a la Secretaría de Comunicación Pública, bajo la órbita del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, otro funcionario con el que Gutiérrez suele conversar.

El viraje en su vida comenzó un día de enero de 2003, cuando conoció a Néstor Kirchner en el lobby de un hotel de Córdoba. Se lo presentó su hermana, que vivía hacía muchos años en Río Gallegos y que trabajaba en el hospital de esa ciudad con María Cristina Kirchner, la hermana menos conocida del entonces gobernador. Tras una conversación mano a mano con el mandatario, la joven periodista se sumó a la campaña presidencial: ese mismo día participó de un encuentro de equipos técnicos en Cruz del Eje y se integró al equipo de prensa del kirchnerismo en Córdoba.

Ante las dificultades de Kirchner para sumar dirigentes en esa provincia, en pocos meses Gutiérrez pasó a ser una de las referentes del kirchnerismo local. Revestía esa condición cuando Juez la convocó para integrar la lista de candidatos a legislador provincial, a mediados de 2003. El entonces jefe del Partido Nuevo conocía a Gutiérrez por su trabajo como periodista. Habían entablado una buena relación cuando él dirigía la Oficina Anticorrupción provincial y ella publicaba algunas de sus denuncias contra De la Sota.

Pocos días después de ganar la intendencia de Córdoba, en octubre de 2003, Juez se reunió por primera vez con Kirchner, en la Casa Rosada. Fue acompañado de Gutiérrez, que había gestionado el encuentro. En diciembre de ese año, ella asumió como diputada provincial e integrante del bloque del Partido Nuevo, luego Frente Cívico, y dejó su carrera de periodista, que había incluido, además de los medios de Lanata, pasos por la revista La Maga, el diario Perfil y el sitio ladocta.com, que dirigió.

En los primeros tiempos como dirigente política, todo marchaba sobre ruedas: en la Legislatura provincial, Gutiérrez le dio continuidad a la agenda de derechos humanos que había desarrollado como periodista. Pero al tiempo comenzó a deteriorarse la relación personal y política con Juez, que terminó de quebrarse, en febrero de 2006, en medio de un escándalo. Luego de la aprobación de una polémica concesión para el servicio de agua, se conoció que la Legislatura había dado un aumento de casi el 100% a los diputados. Juez se mostró escandalizado y ordenó a los miembros de su bloque que devolvieran la plata. Algunos lo hicieron, pero un grupo de cinco legisladores, entre ellos Gutiérrez, resistió la decisión, por lo que el hoy senador nacional los denostó públicamente y los amenazó con echarlos del bloque. La disputa terminó con el alejamiento de cuatro diputados, que crearon, bajo la conducción de Gutiérrez, la bancada del FpV, primera representación K en la Legislatura provincial.

Críticas del juecismo

Pasados los años, en el entorno de Juez no ahorran críticas contra la diputada, a quien califican como una dirigente menor sin más méritos que la obediencia a la Presidenta, y sostienen que el único motivo de la ruptura fue que no quiso devolver el dinero. Cerca de Gutiérrez afirman que ella terminó donando la plata y que el quiebre se produjo por el escarnio público al que la había sometido Juez, al que tildan de autoritario. Aseguran que la relación se había deteriorado antes de ese episodio, luego de que ella impulsara una declaración de apoyo a la reforma del Consejo de la Magistratura que promovía Cristina Kirchner en el Congreso, a la que el intendente cordobés se oponía.

El legislador cordobés Ricardo Fonseca, también periodista, fue uno de los dirigentes a los que Juez cuestionó públicamente. Pero, a diferencia de Gutiérrez, logró recomponer la relación con su jefe político y se quedó en el juecismo. Hoy, es uno de los pocos en el Frente Cívico que rescata a la diputada. "Es cabrera, pero es una mina derecha. Si alguien puede asumir el rol de kirchnerista en Córdoba, sin disfraz de ningún tipo, es Mónica Gutiérrez, que fue la jefa de prensa del Kirchner que sacaba el 10% de los votos", dice a La Nacion.

Esa pertenencia la expuso a varias contradicciones: desde que se alejó del juecismo acompañó los vaivenes de la relación entre el peronismo provincial y la Casa Rosada, como en 2007, cuando fue candidata a diputada nacional en una lista que compartieron el kirchnerismo y dirigentes que respondían a De la Sota, de quien ella había sido férrea opositora.

Esa vez se quedó fuera del Congreso. Pero rápido tuvo su premio. En febrero de 2008 asumió como gerenta de la región centro de Anses, que primero incluía a Santiago del Estero, La Rioja y Córdoba, y, desde 2010, se limita a esta última provincia. En ese lugar, al que llegó sin conocimientos en materia previsional, debió instrumentar la aplicación de la Asignación Universal por Hijo. Aprovechó además para nombrar dirigentes de su confianza en todos los cargos gerenciales, pero no construyó ninguna agrupación de base. Ésa es la principal crítica que le hace un dirigente del kirchnerismo cordobés. "Tuvo todo para armar políticamente, pero no lo hizo. No armó una reunión ni para 50 personas. No tiene militancia ni construcción territorial", señaló a La Nacion.

Hoy, con el delasotismo en la vereda de enfrente, Gutiérrez ocupa con entusiasmo la primera línea en las batallas mediáticas entre la Casa Rosada y el gobernador cordobés, a tal punto que el jefe de Gabinete de De la Sota, Oscar González, la calificó como una "alcahuete" del kirchnerismo. Convencida de su lealtad al proyecto, a ella parece no importarle.

QUIEN ES

Nombre y apellido

Mónica Gutiérrez

Edad

43 años

Carrera veloz

Cordobesa, en diez años fue legisladora provincial por la fuerza de Luis Juez, dirigió la oficina regional de la Anses y hoy es diputada oficialista, presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión.

Del equipo de Lanata

Como periodista, trabajó para Página 12, la revista Veintitrés y el programa Día D, todos creados por Jorge Lanata..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresFondos públicosControl de la SUBEElecciones 2015