Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Emmy aplaude de pie a actores argentinos

SEGUIR
LA NACION
Sábado 24 de noviembre de 2012
0

Por lo lineal, por lo básico de los relatos, por lo elemental de sus buenas intenciones y por su innegable olor a naftalina, TV por la inclusión habría sido un programa de vanguardia durante los estertores de la dictadura militar o en los albores de la naciente democracia en 1983. Ver sus capítulos remite al recuerdo nostalgioso de programas como Nosotros y los miedos o Compromiso , aunque en algunos de sus libros y realizaciones, TV por la inclusión quede a la zaga de aquellos. Sucedáneo más modesto de TV por la identidad (Telefe, 2007), aquel recordado ciclo también se llevó una estatuilla made in USA.

¿Qué percibió de especial ahora el Emmy (algo así como el Oscar televisivo) para premiar a TV por la inclusión tan luego doblemente?

Sin duda vio a actores de peso, como Cristina Banegas y Dario Grandinetti, que nunca pasan de moda: eran buenos en aquellos ya lejanos 80 y, como los vinos de calidad, el paso del tiempo los puso mejores.

Lo minimalista en el personaje de la madre de la chica down que la empresa de medicina privada discrimina, interpretada por Banegas; la combinación inquietante de prejuicios y violencia desbordada del taxista, encarnado por Grandinetti, que intuye a enemigos en sus nuevos vecinos peruanos, tocó la sensibilidad de los miembros de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión, e inclinó la balanza hacia ellos.

Entre tantas historias sofisticadas, pero convencionales, de acción, espionaje y héroes, la Argentina se abre paso con sus simples dramas no resueltos, protagonizados por actores que hacen la gran diferencia.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas