Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Desde el jardín

La bella malva real

Propiedades

Por   | Para LA NACION

 
 

En un pequeño vivero de mi barrio -al cual admiro porque también ofrece plantines de hortalizas, tomates, ajíes, repollos, etcétera- encontré en maceta, una planta que me remitió a mi -¡ay! ya lejana- infancia: un ejemplar de la que llamábamos malva real, preferida por mi abuela, junto con los claveles rojos, reventones. En aquel jardín, sin ningún diseño especial, se elevaban, aquí y allá, los altos tallos de esa planta, con sus grandes y vistosas flores. En las descripciones -y en mis recuerdos- la planta llegaba a medir 1,5 metros. La que compré llega, apenas, a los 80 centímetros, pero trataré de documentarme con la mayor seriedad, para orientar a quienes deseen cultivarla en su jardín.

Según la Enciclopedia Argentina de Agricultura y Jardinería -el parodi-, su nombre botánico es Althaea rosea, es bienal o perenne, según la temperatura del invierno que le toque atravesar y con una altura que varía entre 1 y 3 metros, muy erguida y poco ramificada. Sus hojas basales son circulares y lobuladas; las superiores, más pequeñas, y sus flores grandes, de entre 8 y 10 cm de diámetro, con pecíolo corto, en tonos entre el rosa y amarillo o blanco, ubicadas en la larga parte superior y terminal del tallo. Forma pequeños frutos casi esféricos que guardan las semillas, con las cuales se reproduce.

Su forma erecta y su altura determinan que se la ubique en la parte trasera de los grupos o canteros, donde nadie dejará de notarla. Necesita buena tierra de jardín, exposición soleada o de media sombra, y riegos que no dejen resecar la tierra: un buen mantillo ayuda a ese propósito, y si bien se la considera una planta bienal -que florece en su segundo año-, si se la siembra a fines de verano puede florecer en la primavera de ese año.

Es originaria de China y se expandió como sus compatriotas actuales, sólo que con ella ocurrió que pasó de moda y no traen a la jardinería las herbáceas que necesitan dos temporadas para completar su ciclo. No obstante, si el lector ha llegado a la edad de la paciencia, o está naturalmente dotado de ella, cultívela, que llegará a sentirse orgulloso de su originalidad..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsLa muerte de García MárquezElecciones 2015Semana Santa