Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Decisión de la AFIP

Cierran una "sociedad fantasma" de Boudou

Política

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dio de baja una sociedad comercial que pertenecía al vicepresidente Amado Boudou tras incluirla en una lista de miles de "empresas fantasma" sospechadas de ser usadas como usinas de facturas falsas y otras técnicas de evasión fiscal o para operaciones ilegales de comercio exterior.

La decisión de la AFIP recayó a mediados de agosto en Coinal SA, una firma controlada por Boudou y su socio José María Núñez Carmona , desde abril de 1999, a través de la sociedad Inversiones Inmobiliarias Aspen SA. Con esta firma, el vicepresidente justificó anteayer parte de su buen pasar económico y de sus bienes en un escrito de defensa ante la Justicia, en la causa que se le sigue por presunto enriquecimiento ilícito.

LA NACION verificó que Coinal SA perteneció hasta su cierre a Boudou y Núñez Carmona, al acceder a los balances de los últimos años de Aspen, a pesar de la negativa de la Inspección General de Justicia (IGJ) a entregar esos documentos por considerar que el diario carecía de "interés legítimo" para obtenerlos o cotejarlos.

La AFIP dispuso la baja automática de la clave única de identificación tributaria (CUIT) de Coinal SA, el 30-65539336-2, tras emitir la resolución general 3358/2012 para actualizar sus listados de sociedades comerciales y eliminar potenciales nichos de evasión, con lo que purgó a cientos de miles de firmas. Entre esas empresas se encuentra la controlada por el vicepresidente de la Nación, con la que operaron las marcas comerciales El Viejo Pirata y Bucanero Garfio.

Al anunciar esa resolución, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, explicó que existen dos tipos de sociedades usadas como pantalla para cometer fraudes fiscales: "Aquellas que registran un comportamiento formal en apariencia adecuado, es decir, inscriptas, sin empleados declarados y sin informar ventas ni ingresos", y las que están "preconstituidas", es decir, que no solicitan el alta en los impuestos y se activan cuando comienzan una maniobra de evasión.

"La decisión es no seguir trabajando con una base de datos contaminada por sociedades que obstaculizan las acciones de control", afirmó Echegaray, que detalló que dentro del universo de firmas cuyo CUIT sería cancelado, el 47% correspondía a sociedades anónimas, otro 48% a sociedades de responsabilidad limitada (SRL) y el 5% restante a otros tipos societarios.

Ante la consulta de la prensa, colaboradores de Echegaray señalaron algunas sociedades con vinculaciones resonantes cuyos CUIT fueron cancelados: Techint International Construction Corp, Petrobras Internacional SA, Braspetro Suc Argentina, Villalonga Furlong Sacyr y hasta Tattersall Argentino SA y Pancho Dotto y Asociados SA, entre otras. En total, cerca de 318.000 sociedades.

En la lista de "sociedades fantasmas" aportadas por el entorno de Echegaray a la prensa, sin embargo, no se mencionó a Coinal SA, cuyo CUIT fue de todos modos cancelada con efecto retroactivo al 1° de enero "del año inmediato anterior a la fecha del proceso de evaluación", según verificó LA NACION.

Para entonces, Coinal SA acumulaba múltiples datos llamativos:

  • En los balances de Inversiones Inmobiliarias Aspen de 2007, 2008, 2009 y 2010 que presentó su presidente, Juan Carlos López -un estrechísimo colaborador de Boudou y de Núñez Carmona- ante la Inspección General de Justicia (IGJ) se detalla que a través de Aspen habían invertido en acciones de Coinal por un valor libro de 40.000 pesos. Pero Boudou jamás detalló esa tenencia en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Corrupción (OA) como ministro de Economía o vicepresidente.
  • "No está claro si estaba obligado a declararla [a Coinal] y hay que analizar cada caso en particular, ya que la tenencia de acciones es lo que más preguntas genera por parte de los funcionarios, pero digamos que depende de la buena voluntad y el deseo de transparencia de cada funcionario y sería bueno que siempre lo hicieran", explicó un funcionario de la OA a LA NACION, posición que refrendaron dos ex funcionarios de ese organismo consultados por separado.
  • Con ese mismo nombre social Coinal figuran otras dos sociedades registradas ante la AFIP: una de responsabilidad limitada con domicilio fiscal en Rosario e incluso otra anónima, constituida ante la IGJ, con sede en Turdera, destinada a la construcción y dirigida por Juan Aloise, quien aclaró que su firma nada tiene que ver con la sociedad vinculada al vicepresidente, constituida ante la Dirección de Personas Jurídicas de la provincia de Buenos Aires mediante el expediente EXP-18231/92-1.
  • El domicilio fiscal ante la AFIP de la firma Coinal de Boudou y Núñez Carmona era en la calle Alem 3356 de Mar del Plata; allí, sin embargo, la dueña de la vivienda, en un pasillo al fondo, jura que jamás recibió sobres ni notificaciones para esa firma, ni mucho sabía que ese fuera el domicilio constituido por Coinal SA ante la AFIP. Y como "domicilio alternativo" en los registros comerciales figura Roca 214 de esa misma ciudad, es decir, a la vuelta de la señora que nada dijo saber, en la casa de toda la vida del propio Núñez Carmona. Y otra curiosidad: el teléfono informado por la firma figura, desde hace años, a cuenta de un médico dermatólogo marplatense.
  • Habilitada para operaciones de comercio exterior entre 1992 y 1999, Coinal SA registró dos marcas comerciales: Bucanero Garfio y El Viejo Pirata, ambas de "clase 29", es decir, centradas en el rubro alimenticio, por medio de actas correlativas. Y aunque figuran sin actualizar desde hace años, la firma madre Inversiones Inmobiliarias Aspen mantuvo entre sus activos a Coinal SA ante la IGJ.

El 9 de agosto pasado, Echegaray aportó más fundamentos para dar de baja las "empresas fantasmas", como las definió en el título de su gacetilla de prensa N° 3364.

"Muchas de estas firmas se utilizan con distintos objetivos: funcionar como «carpetas» o «usinas» para el desarrollo de actividades tendientes a facilitar la evasión fiscal, actuar como «plataformas» para el desarrollo de operaciones ilegales de comercio exterior, ocultar el verdadero patrimonio de las personas físicas -y de esta manera simular una situación fiscal y patrimonial distinta a la real- o generar supuestas empresas que «tercerizan» servicios para planificar nocivamente la verdadera relación laboral de las empresas y los trabajadores, entre otros."

Las empresas de Amado

En su declaración jurada anota como propias Inversiones Aspen y Hábitat Natural

  • 50%
    Es su parte en las empresas
  • Aspen es una sociedad de inversiones inmobiliarias, en cuyo balance el vicepresidente Boudou y su socio José María Núñez Carmona declaran acciones en la firma Coinal SA
  • El cotejo entre los balances presentados en la Inspección General de Justicia y las declaraciones juradas enviadas a la Oficina Anticorrupción revelan diferencias sustanciales

Del editor: qué significa.
Las inversiones de Boudou en las sociedades que admite como propias repiten el patrón de informalidad y falta de transparencia que ya lo complicó en el caso Ciccone.

TEMAS DE HOYEl caso CicconeMundial de ClubesElecciones 2015San Lorenzo de AlmagroReal Madrid