Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Final

Muchos jóvenes atraídos por una buena muestra

Espectáculos

Tras haber sumado más de 100.000 espectadores, concluyó con buen cine el Festival Internacional de Mar del Plata

Por   | Para LA NACION

MAR DEL PLATA.- Un show de fuegos artificiales puso el broche final al 27° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, donde la película rumana Beyond the Hills, drama de Cristian Mungiu acerca del amor frustrado entre dos jóvenes que viven aisladas en un convento, se consagró el mejor largo del certamen, en cuyas competencias argentina y latinoamericana se impusieron como respectivas ganadoras, el thriller fantástico Hermanos de sangre, dirigido por Daniel de la Vega, y la producción chilena Las cosas como son, de Fernando Lavanderos.

Los fuegos artificiales dieron brillo a la clausura del festival, tras la monotonía de la ceremonia de entrega de premios, que tuvo lugar antenoche, en el Auditórium, con la presencia de autoridades del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), funcionarios del gobierno nacional y municipal, y numerosos artistas que desfilaron por la alfombra roja del teatro, como Soledad Silveyra, Ana María Picchio, Víctor Laplace, Esther Goris, Juan Leyrado, Daniel Aráoz, Federico Olivera, Martín Piroyanski, Moro Anghileri, Gabriel Corrado, Virginia Innocenti, Daniel Valenzuela y Luis Ziembrowski, entre otros.

 
La ganadora: Beyond the Hills, del rumano Cristian Mungiy. Foto: Festival
 

El Astor de Oro a Beyond the Hills fue entregado por la presidenta del Incaa, Liliana Mazure, a la actriz francesa Sandrine Bonnaire, quien lo agradeció en nombre del director del film, Cristian Mungiu, que, al igual que otros premiados de esta edición, no estuvo entre los actores y realizadores extranjeros que llegaron este año a Mar del Plata, ya sea con films o para participar de las actividades programadas.

Las estrellas del festival -como suele decir su presidente, José Martínez Suárez- fueron las películas, más de 300, repartidas en distintos segmentos de la muestra, que según se anunció en la clausura, tuvo este año más de 100.000 espectadores en las salas afectadas al festival, donde además de los films en competencia se pudieron ver retrospectivas, focos de distintos géneros y países, o estrenos fuera de concurso, como El Fausto criollo, de Fernando Birri, uno de los homenajeados del 27° festival.

En la Competencia Internacional, el galardón al mejor director fue para el turco Reis Celik, por Night of Silence, que aborda el matrimonio -pactado por las respectivas familias- entre una adolescente y un ex presidiario mucho mayor que ella. En tanto que el Astor de Plata al mejor actor fue compartido por Pablo Pinto, protagonista del film argentino De martes a martes, de Gustavo Triviño, y el actor turco Ilyas Salma, por su labor en Night of Silence, mientras que la francesa Soko ganó el premio a la mejor actriz por su protagónico en Augustine, de Alice Winocour, y el premio de guión fue para la corrosiva comedia inglesa Sightseers, de Ben Wheatly, mientras que la tediosa Memories look at me, de la directora china Song Fang, tuvo una mención especial del jurado.

El Premio del Público fue un merecido reconocimiento al documental argentino El Impenetrable, de Daniele Incalcaterra y Fausta Quatrini, sobre las dificultades que sobrelleva el propio Incalcaterra para acceder a tierras heredadas de su padre, en el Chaco paraguayo, que el cineasta se propone recuperar, para fundar allí una reserva natural. Otro compatriota, José Campusano, se llevó el premio al mejor director de la Competencia Argentina por Fango. Más allá de los premios, la producción argentina tuvo fuerte participación en esta edición de Mar del Plata, donde predominó el buen cine, apoyado por un público entusiasta y mayoritariamente joven..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl caso de Lázaro BáezImpuesto a las GananciasElecciones 2015