Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Editorial II

Preservación de humedales

Opinión

El estímulo hecho mediante premios a las investigaciones sobre agua y ambientes acuáticos argentinos redunda en un beneficio para toda la sociedad

Preservar el medio ambiente es una tarea de todos en las sociedades modernas. Sin embargo, es lógico suponer que algunos de sus miembros -ya sean individuos, empresas o instituciones- están en mejores condiciones para brindar un decidido e importante apoyo a los expertos que trabajan en el tema.

Los argentinos sabemos también que nuestro país ha sido especialmente bendecido en sus características geográficas y ambientales; en particular, con respecto a la presencia de agua y de ambientes acuáticos. Con más razón entonces, esta riqueza y su biodiversidad deben ser cuidadas y preservadas. Es por ello que una empresa como el Banco Galicia decidió crear el Fondo para la Conservación Ambiental, que premia a aquellos investigadores cuyo trabajo signifique un aporte en la solución de las problemáticas ambientales.

Este año, en la tercera edición de este concurso, se presentaron 104 proyectos sobre el tema "Conservación del agua y ambientes acuáticos", y un jurado de expertos seleccionó a los cinco proyectos ganadores -que reciben 50.000 pesos cada uno- y a las seis menciones especiales. Como las veces anteriores, se destacó la difícil tarea del jurado ante la excelencia de los trabajos presentados y los antecedentes de los participantes.

Un rápido repaso a los proyectos premiados y a sus autores permite advertir su calidad e importancia: Marcelo Fabián Alonso, investigador del Centro Regional Universitario Bariloche, apunta al desarrollo de una guía de buenas prácticas para la conservación y uso sustentable de la cuenca del arroyo Gutiérrez; Elsa Andrea Caselli, de Wildlife Conservation Society, se propone el estudio de los humedales amenazados por la contaminación producida por el plomo acumulado en la práctica de la caza; María Laura Gómez, del Instituto Argentino de Zonas Áridas, Conicet, busca determinar el impacto de la actividad petrolera sobre los recursos hídricos en la provincia de Mendoza; Andrea Elisa Izquierdo, del Instituto de Ecología Regional de la Universidad de Tucumán, plantea en su proyecto el estudio de estrategias de conservación de los humedales altoandinos expuestos a dos amenazas principales, el cambio climático y la minería, y, finalmente, Ignacio Roesler, de Aves Argentinas-Asociación Ornitológica del Plata, orienta su trabajo a la recuperación de humedales de importancia para la vida del macá tobiano, de la provincia de Santa Cruz y en peligro crítico (tema al cual nos hemos referido en el editorial "Aves silvestres en peligro").

Como es evidente, todos estos proyectos tienen su mira puesta no sólo en la preservación de los ambientes naturales, sino también en la calidad de vida de los habitantes de las zonas rurales y urbanas que se ubican en sus proximidades. De allí la importancia de que los investigadores encuentren los estímulos suficientes para desarrollarlos y concretarlos. Este es el caso de los ganadores del Fondo de Conservación Ambiental, y por esta razón debe ser destacado, en la esperanza de que sean más los que decidan unirse a esta tarea de apoyo cada día más necesaria por los efectos que brindará a todos..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYProyecto de reforma laboralMauricio MacriEl caso Mariano BeneditCristina Kirchner