Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Polémica

El sindicato del subte rechaza varios puntos del proyecto de Macri

Buenos Aires

Los llamados metrodelegados, el gremio mayoritario del subte, rechazaron ayer varios puntos clave del proyecto de ley por el cual la Ciudad asumirá el control de este servicio, que comenzará a ser evaluado desde mañana en la Legislatura porteña. Mientras lanzan una nueva amenaza: dicen que el jueves próximo convocarían a un paro de actividades en las seis líneas y el Premetro (ver aparte) si no obtienen respuestas favorables a sus reclamos de aumento salarial y paritarias.

Los artículos iniciales de esta ley, que terminó de redactarse el viernes pasado, prevé declarar al subte un "servicio público esencial", lo que obligaría a los trabajadores a garantizar el funcionamiento, aun cuando realizaran una medida de fuerza.

Además, la ley prevé imponer a quienes interrumpan el servicio o impidan su libre circulación multas que van desde 5000 a 10.000 unidades fijas [cada una equivale a $ 1,66, pero el año próximo aumentará]. Esta categoría de "servicio público esencial" la tienen hoy los hospitales y las fuerzas de seguridad.

"La intención es que se preste un servicio que no pueda interrumpirse pese a los reclamos gremiales. Si hay una medida de fuerza, los trabajadores tendrían que garantizar el 90% de los viajes en horas pico y el 60% en horario no pico. Las multas corresponderán tanto a los empleados como a los usuarios, que, por ejemplo, salten un molinete o quieran perjudicar el servicio", explicó a LA NACION el diputado Martín Ocampo (Pro), que redactó la norma.

Para Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), la iniciativa del gobierno porteño es "inapropiada". "Esto que quiere hacer [Mauricio] Macri viola los derechos de huelga que tienen los trabajadores y que están claramente estipulados por la Organización Internacional del Trabajo. Ni el subte ni ningún medio de transporte pueden ser declarados «esenciales» como los hospitales", dijo Pianelli.

Extensión horaria

El metrodelegado también cuestionó la posible medida que apunta a extender la jornada laboral de los trabajadores, hoy de seis horas. "Esto se decidió durante el gobierno de Aníbal Ibarra y fue ratificado por la Nación. Y se debe a que el trabajo en el subte es considerado insalubre. Hay una razón y no se puede extender esto así por que sí. Esto no se negocia", dijo Pianelli a LA NACION .

"Hay que ver qué sucede con nuestras discusiones paritarias y también qué se resuelve en las asambleas con la nueva ley que propone Macri", comentó el sindicalista.

Ya sin subsidio nacional para financiar el gasto operativo del subte, estimado en 1054 millones de pesos anuales, el gobierno de Macri propone crear en 2013 un fondo a partir del aumento del 10% en las tarifas de los peajes de las autopistas porteñas y de un 5% del impuesto a las patentes de los autos de alta gama, más la creación de un impuesto al combustible, de entre 15 y 40 centavos por litro.

Este nuevo impuesto a la nafta en la ciudad, similar al que aplicó en Córdoba el gobernador José Manuel de la Sota, será de $ 0,40 para la nafta premium; $ 0,30, para el resto de las naftas; $ 0,20, para el gasoil, y $ 0,15, para el GNC. El aumento de la patente correrá para los autos valuados en más de 150.000 pesos.

María Eugenia Vidal, vicejefa de la Ciudad, explicó: "[El aumento de esos impuestos] se eliminará automáticamente cuando el gobierno nacional, ya sea voluntariamente o por la vía judicial, nos dé los recursos que corresponden" para solventar el servicio. Pero "no está en los planes" de la Nación transferir el subte con su partida presupuestaria, según dijeron fuentes del Ministerio del Interior y Transporte.

El proyecto deberá ser aprobado por la Legislatura porteña, donde el oficialismo no tiene mayoría, por lo que requiere del apoyo de otras fuerzas políticas para conseguir los 31 votos necesarios. En principio, la Coalición Cívica sería aliada del macrismo, que también deberá sumar a otros legisladores. Así, los nuevos gravámenes, o la suba de impuestos existentes para alimentar este fondo, son las soluciones que el gobierno porteño encara para no aumentar -por lo menos en una primera etapa- la tarifa del subte, que subió un 127% en enero pasado, cuando el macrismo y el gobierno nacional firmaron el acta que daba inicio al traspaso, que luego naufragó.

Con respecto a la decisión del gobierno porteño de aumentar impuestos para hacerse cargo del subte, Néstor Echeto, secretario gremial de los metrodelegados, sostuvo que era "por lo menos apresurada", y opinó: "Antes de tomar esas medidas contra la gente, tendrían que revisar otras cuestiones y realizar un estudio. Encima de los impuestos, hablan de aumentos a futuro en la tarifa del pasaje, algo que por lo menos es discutible".

El de los metrodelegados es un gremio que le ofrece resistencia a Macri. Y el Poder Ejecutivo local, en su intención de estatizar el subte, prevé también no sólo controlar a la concesionaria Metrovías sino también recortar poder a los gremialistas. Y entre los planes de unos y otros se resolverá la suerte del millón de usuarios que viaja cada día en subte.

Choque de intereses

Mientras el gobierno porteño anuncia más control en el subte, los delegados marcan la cancha
  • 1.000.000
    De usuarios
    Esa es la cantidad de pasajeros que cada día viaja en las seis líneas de subte
  • 1054
    Millones de pesos
    Es el costo anual del funcionamiento del servicio de subtes y Premetro
  • DIXIT

    • "En caso de una huelga, los empleados del subte tendrían que garantizar el 90% de los viajes"
      Martín Ocampo
      Legislador porteño (Pro)
    • "Lo que pretende el macrismo viola todos los derechos internacionales que tiene un trabajador"
      Roberto Pianelli
      Metrodelegado
    TEMAS DE HOYArgentina en defaultAmado BoudouPresupuesto 2015La reforma del Código Civil