Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La excepción

La Argentina, el peor país de la región en inflación y crecimiento

Economía

En el resto de América del Sur las economías no están afectadas por la crisis europea y continúan creciendo con precios bajo control

Por   | LA NACION

En América del Sur, la combinación de estancamiento económico y alta inflación es un problema exclusivo de la Argentina. A pesar de la fuerte crisis que enfrenta buena parte del Primer Mundo, la gran mayoría de las economías de la región continúan creciendo con fuerza en 2012 y con los precios bajo control, según las estadísticas oficiales de cada país que se conocieron en las últimas semanas.

Desde hace meses, el discurso oficial pone el acento en el difícil escenario que enfrenta la economía argentina como producto de factores externos, especialmente la crisis europea. "Se nos cayó el mundo encima", suele decir la presidenta Cristina Kirchner al justificar problemas locales, como el estancamiento del producto bruto interno (PBI) que muestran los últimos números del Indec.

Sin embargo, al analizar la actualidad de los países vecinos se descubre que sus principales variables económicas gozan de buena salud y no parecen afectadas por la crisis internacional.

En materia de PBI, todos los países de América del Sur, con la excepción de Paraguay (muy golpeado por una fuerte sequía), proyectan cerrar el año con tasas de crecimiento que oscilan entre 2 y 6 por ciento.

En la Argentina, las mediciones privadas hablan de una expansión del PBI en 2012 que difícilmente supere el 1% . El cuestionado Indec tiene cifras distintas: señala que en los primeros nueve meses del año el crecimiento fue de 2,1% (en septiembre marcó un parate: 0,1%).

Las diferencias son más marcadas cuando se analiza el comportamiento de los precios. La Argentina y Venezuela son los dos únicos países de la región que tienen una inflación de dos dígitos. Pero, en un año electoral, el gobierno de Hugo Chávez ha logrado desacelerar el ritmo de los aumentos y en los primeros diez meses de 2012 los precios minoristas acumulan una suba de 13,4%, contra el 20% de la Argentina.

"La restricción externa de la que habla el Gobierno sólo existe para la Argentina. El resto de los países de la región hoy pelea no contra la falta de dólares sino contra una inundación, que los hace perder competitividad. En la Argentina, en cambio, la competitividad se está perdiendo no por el exceso de dólares sino por la inflación", señaló el economista Rogelio Frigerio, presidente de la consultora Economía & Regiones.

Los analistas privados además destacan que hoy la excepción pasa principalmente por el efecto de la inflación en toda la economía. "A diferencia de lo que ocurrió en 2009, hoy la inflación está instalada con un nivel de indexación de toda la economía que no exhibe ningún otro país de la región, con la excepción de Venezuela", señaló Jorge Todesca, presidente de Finsoport.

En la última semana, el Banco Central de Chile informó que el producto bruto interno (PIB) de su país registró un crecimiento de 5,7% en el tercer trimestre del año frente a igual período de 2011, superando las expectativas de los analistas que habían apostado a una expansión de 5,4% en julio-septiembre.

 
El buen momento económico se extiende a Perú que creció 5,94% en septiembre, con lo que el PBI acumula 37 meses consecutivos de subas y en los últimos doce meses tuvo un incremento del 6,1 por ciento.

Brasil también terminará con números positivos en 2012, a pesar de los pobres resultados registrados en septiembre. La mayor economía del Mercosur retrocedió un 0,52% frente a agosto, pero igualmente terminó el tercer trimestre con un alza del 1,15 por ciento. En el gobierno de Dilma Rousseff además mantienen su previsión de cerrar el año con un crecimiento del 2 por ciento. En cualquier caso, la expansión del PBI no será acompañada por la inflación, que acumula en diez meses un alza del 4,3 por ciento.

La economía ecuatoriana, que se encuentra dolarizada desde 2000, también está logrando sortear los efectos de la crisis internacional, con un PBI en crecimiento y una inflación en baja. En lo que va del año, su economía creció un 5,3%, de la mano de los mayores ingresos petroleros. En el caso de Colombia, de acuerdo con el último dato oficial, la economía cerró la primera mitad del año con una expansión del 4,8%, mientras que la inflación entre enero y octubre de 2012 no supera el 2,5 por ciento. En la primera mitad del año, también se registró un fuerte crecimiento de Bolivia, que cerró el semestre con un alza del 5,1% en su PBI, en tanto que la inflación acumulada en diez meses no supera el 3,5 por ciento.

La preocupación argentina por la inflación es compartida por los uruguayos , que en los primeros diez meses de 2012 sufrieron un incremento del 7,9% en el costo de vida, una cifra preocupante para el gobierno de José Mujica, pero que seguramente es mirada con envidia desde esta orilla. La alta inflación en Uruguay además es acompañada por un crecimiento de la economía, que se expande a un ritmo del 4 por ciento.

En los últimos años, Venezuela viene peleando con la Argentina el liderazgo regional en materia de inflación, aunque durante 2012 los precios muestran una marcada desaceleración, con una suba acumulada en los primeros diez meses del 13,4%, contra el promedio del 20% del que dan cuenta la mayoría de las consultoras privadas que relevan los precios a nivel local.

Pocas similitudes

Las similitudes entre ambos países, sin embargo, se terminan cuando se analizan otras variables como el PBI. La economía venezolana registró en el tercer trimestre de 2012 un crecimiento del 5,2% y, de esta manera, cumplió ocho trimestres consecutivos de expansión.

A la hora de enfrentar un estancamiento económico, la Argentina está acompañada por Paraguay, que cerró el segundo trimestre del año con una contracción del 2,3% en su PBI como producto de una severa sequía que afectó la producción de soja. El consuelo para los paraguayos es que la recesión es acompañada por una deflación y, de hecho, los precios minoristas en octubre cayeron un 0,2 por ciento.

Más allá de la inflación venezolana y la recesión paraguaya, los datos de las principales economías sudamericanas contrastan con los de la Argentina, que exhibe un crecimiento económico muy pobre. De acuerdo con las cuestionadas estadísticas del Indec, en septiembre la actividad se estancó y en nueve meses acumula un alza del 2,1 por ciento. Sin embargo, para otras mediciones privadas el estancamiento de la economía viene desde hace un año. El estudio Orlando J. Ferreres asegura que en los primeros diez meses la economía se contrajo un 0,3%, mientras que la consultora abeceb.com, dio cuenta de una caída del nivel de actividad del 2,1% en el segundo trimestre del año, con lo cual 2012 terminaría "con un pobre desempeño del 1 o 1,3% de crecimiento del PBI"..

TEMAS DE HOYActividad económicaDólar hoyEl tiempoConflicto en Medio OrienteTorneo Primera División