Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El enfoque

Perdón, ¿Vettel no es talentoso?

Deportiva

Por   | LA NACION

Brasil nuevamente coronó un campeón en la Fórmula 1. Con las emociones que suele entregar Interlagos con sus desniveles y un clima que desorienta hasta al más añejo paulista, Sebastian Vettel se proclamó el tricampeón más joven de la historia de la máxima categoría. La lógica indicaba al alemán como el favorito en el mano a mano con Fernando Alonso. Los 13 puntos de ventaja con los que llegaba el piloto de Red Bull lo posicionaban con mayor comodidad para obtener el campeonato.

Al margen de los números, Alonso estableció una estrategia mediática con suma habilidad: intentó trasladar la presión al joven Vettel, de 25 años, que "tenía todo por perder", según la prensa española, que se subió a la cruzada dialéctica de su piloto de Ferrari. "Yo no tengo nada por perder", dijo el asturiano, que, por su rostro adusto no bien se bajó de la máquina roja tras salir segundo en el GP de Brasil, contradecía lo que había declarado en lo previo a la última fecha.

Alonso dio a entender, con suma insistencia, que estaba en inferioridad de condiciones frente a su rival. Hace rato que el español se queja de que a la Ferrari le falta velocidad y de que el Red Bull es el mejor vehículo del selecto parque de la F. 1. Desvalorizó a su equipo y a Vettel. Alonso corre para Ferrari. No es el equipo más débil de la categoría. Al contrario. Es el más importante. Por si acaso, ocupa la butaca más anhelada del automovilismo mundial. Hasta el propio Vettel sale a desmentir lo que para muchos será realidad en un par de temporadas: Vettel acelerará para la Casa de Maranello.

Todo es tan vertiginoso que lo sucedido hace un semestre quedó en el olvido. Esta temporada de la Fórmula 1 fue atrapante por contar con siete ganadores distintos en las primeras siete fechas. No hubo arranque más parejo que el de 2012. Y el primer piloto en repetir victoria fue el propio Alonso. En la mitad de la temporada, en la 10a fecha, con el GP de Alemania, Alonso acumulaba 154 puntos, contra 110 de Vettel. ¡54 puntos de diferencia!

¿Alguien lo escuchó decir que luchaba contra el mejor equipo? ¿O el mejor auto? En silencio, el alemán hilvanó su paciente labor. Con una estupenda recuperación de Red Bull, claro está.

Mientras Alonso minimizaba sus posibilidades ante Vettel, el brasileño Felipe Massa marcó el rumbo en Ferrari. El paulista debió ceder en Austin con el supuesto inconveniente en la caja de cambios y favorecer al español en la grilla, y en Interlagos dejarlo pasar para alcanzar el segundo puesto. Vettel es un gran campeón. Un gran tricampeón..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalEl brote de ébolaEstado Islámico