Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Pizarrón y pases cortos

Deportiva

El Mellizo y Lanús, en un torneo con "ganas de ganar"

Las evaluaciones de un determinado equipo, en este caso Lanús, con respecto a su performance en un torneo, no sólo tienen como parámetro su ubicación en la tabla actual y su desempeño en función del resto de los 19 conjuntos. Hay otras tres variables que también deben compararse: A) Refiere a los rendimientos propios y que activan la superación individual como equipo: ¿mejoró Lanús respecto a los últimos torneos? B) La pregunta que se debe analizar es si, de acuerdo con el potencial técnico del plantel, la proyección inicial del equipo era para que esté en una posición superior, igual o inferior a la lograda. C) ¿Logró el entrenador transmitir su mensaje, darle una identidad al equipo, a tal punto que éste lo represente dentro del campo de juego?

Cuando los dirigentes de Lanús eligieron a Guillermo Barros Schelotto como DT querían que el Mellizo les diera una personalidad más fuerte de la que había entregado años anteriores, que pudiera transmitirles a sus dirigidos algo de lo que él fue como jugador. Que les generara un contagio . Por eso en la primera charla con sus jugadores, Guillermo puso la prioridad: "Quiero un equipo con ganas de ganar" .

Casi siempre dentro de los sistemas 4-2-3-1 y 4-3-3, Guillermo casi no hizo cambios a lo largo del torneo. En cuanto a la base titular, con respecto al equipo que él tenía en mente y que arrancó jugando, sólo aparecieron Mauricio Pereyra y Silvio Romero para desplazar, con méritos, a Valeri y Castillejos, respectivamente. Pero a lo largo del campeonato se vio un equipo que intentó ser protagonista, con un funcionamiento de juego con mucha participación ofensiva de los laterales. Trató de hacerse ancho abriendo la cancha en los metros finales y generando ataques que fueran respaldados por los volantes. Así fue como llegaron al gol Pereyra, Ayala, Pizarro, Valeri y hasta Diego González y Fritzler, medios de mayor corte defensivo pero que empujaron a la par del resto.

Lanús tuvo intensidad para dar batalla, paciencia para mover la pelota y encontrar los espacios cuando los rivales se le cerraban muy atrás. Durante los partidos, pudo pasar a jugar 4-3-1-2 y mostró recursos desde la pelota parada (incluso desde un lateral) para convertir. Frente a Estudiantes buscó hasta el final y una jugada que refleja sus intenciones se observó a los 5 minutos del segundo tiempo: tuvo cambio de frente, triangulaciones, pasaje por detrás, aceleración a uno o (máximo) dos toques, pases horizontales para "limpiar" la jugada y verticales para finalizarlas. La arrancaron entre Velázquez y Ayala por la izquierda, pasó por Araujo, Pereyra, Romero, otra vez Pereyra, otra vez Pizarro, otra vez Romero y la finalizó Ayala entrando por el segundo palo. No fue gol por poco.

Silvio Romero anotó 4 goles, y Castillejos, sólo 2. Todavía está con chances, pero si hubiese tenido un Nº 9 con más "realismo", con más participación en la red, habría llegado más cómodo a pelear en las últimas fechas. Vale recordar que, en el libro de pases, Barros Schelotto había pedido por Viatri o Boselli, por citar un par de nombres.

Con respecto a los interrogantes del comienzo: A) Sí, Lanús mejoró como equipo no sólo desde el protagonismo y los resultados, sino también desde el juego. B) El Mellizo logró superar en gran forma las expectativas iniciales en función del potencial del plantel que tiene. Con las salidas de Pavone (7 goles), Braghieri (2) y Carranza (2), perdió 11 de los 19 tantos anotados en el Clausura 2012. Camoranesi también emigró, pero (a diferencia del resto) siempre fue reemplazable. A falta de dos fechas, ya superó la cantidad de goles a favor del certamen anterior: 23 contra 19, y redujo notoriamente los tantos en contra: 9 contra 18. C) El equipo transmite hoy lo que pretende el DT. Le falta pulir algunas cuestiones, pero es lógico. La continuidad potenciará el entendimiento, ya sea desde la práctica o desde el convencimiento. Por lo explicado antes y viendo la bronca con la que se fueron los jugadores tras el 0-0 frente a Estudiantes, se puede decir que Guillermo y Lanús ya ganaron en su primer campeonato conviviendo juntos..

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico