Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

En racha

Arsenal, dueño del festejo en un encuentro caliente

Deportiva

Venció por 2-1 a Quilmes y alcanzó su tercera victoria seguida; el Cervecero, cada vez más complicado con el descenso

Por   | Para LA NACION

Arsenal y Quilmes llegaban a su cruce en el Sur por caminos paralelos; el campeón del Clausura pasado, en plena recuperación; el cervecero, sin poder hallar la senda del triunfo, cada vez más necesitado de puntos. El triunfo quedó del lado del equipo de Sarandí, que consiguió su tercera victoria consecutiva, mientras que Quilmes llegó a seis partidos sin festejos, incluidas tres derrotas en fila que lo dejan muy complicado en los promedios. Todo dentro de una jornada picante en el estadio Centenario, en la que influyó el desempeño del árbitro Pablo Lunati, con fallos que perjudicaron a unos y a otros.

Dentro de un partido muy luchado y trabado, fue Quilmes el que buscó ser el protagonista, aun con sus limitaciones. Arsenal, como siempre, se sintió más cómodo en su papel de contragolpeador. Y, de hecho, se puso en ventaja en un contraataque que Ortiz definió con calidad tras la habilitación de Caffa. Pero en el nacimiento de la jugada estuvo la primera polémica, porque en el tiro de esquina para Quilmes pareció haber un penal no sancionado sobre Lema. Arsenal aumentó enseguida, con un cabezazo de Braghieri, en un tiro de esquina en el que falló la defensa local. Descontó Diz -en posición adelantada-, luego de una desinteligencia entre Braghieri y Campestrini, y a Quilmes se le renovaba la ilusión.

Pero en la segunda parte, el local desnudó su incapacidad. Arsenal encontró salida en Carbonero, y en el esfuerzo de Zelaya tuvo ocasiones para aumentar. Quilmes sólo se acercó cuando el visitante se metió muy atrás. "Al final del torneo hablaré con los dirigentes: me hago responsable y confío en revertir esto", dijo De Felippe, el DT de un Quilmes que sólo logró un triunfo en los últimos 14 partidos y está último en los promedios. Y muy preocupado.

Lunati y otro partido que se le va de las manos

Pablo Lunati tuvo una tarde para el olvido en el Centenario: no cobró tres penales (dos para Arsenal por faltas sobre Carbonero), no sancionó la posición adelantada de Diz en el gol de Quilmes, y debió expulsar a Iván Marcone, que le dio una trompada a Jacobo Mansilla, aunque esta agresión no la vio, y no lo ayudaron ni el asistente Iván Núñez, ni el cuarto árbitro. "Ya sabemos cómo dirige Lunati; deja jugar demasiado y esto genera que a veces los partidos salgan muy friccionados; este terminó siendo un partido sucio", dijo Gustavo Alfaro, el técnico de Arsenal..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini