Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ley de medios / Consecuencias del conflicto

La SIP y ADEPA criticaron a Clarín

Política

Rechazo a la demanda contra periodistas

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) rechazaron ayer la inclusión de periodistas en una demanda presentada por el Grupo Clarín por supuesta "incitación a la violencia", en la que se apuntaba también a altos funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner.

"El Grupo Clarín tiene todo el derecho de defenderse de los constantes ataques que recibe del Gobierno. Pero no debería demandar a periodistas por lo que informan u opinan porque, en ese caso, atenta contra su libertad de expresión", dijo Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, en un comunicado.

El 22 del actual, el Grupo Clarín denunció penalmente ante la Justicia por "incitación a la violencia y coacción agravada" al ministro de Justicia, Julio Alak; al secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y al presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella.

Pero la denuncia también incluyó "como propagadores" de "incitación a la violencia" a los periodistas Roberto Caballero (ex director del diario Tiempo Argentino), Javier Vicente (del programa Fútbol para Todos), Sandra Russo, Nora Veiras, Edgardo Mocca y Orlando Barone (todos éstos, habituales panelistas del programa de la televisión estatal 6,7,8). Ayer, Clarín desitió de incluir a los periodistas, incluso como testigos.

ADEPA sumó su cuestionamiento anoche. Recordó que "la labor de la prensa está sometida a eventual análisis judicial posterior sólo en caso de que, en ejercicio de la libertad de expresión, se haya cometido delito o se haya causado daño civil". Y advirtió sobre "la inconveniencia de judicializar innecesariamente el trabajo de la prensa, así como formular acusaciones genéricas contra periodistas y medios de comunicación, aun en un ámbito extrajudicial. Ello puede condicionar el libre ejercicio de la actividad y plantear un contexto de violencia moral que termine actuando como mecanismo indirecto de censura previa".

La asociación empresarial señaló que "los periodistas no deben ser citados como testigos para revelar las fuentes informativas" y recordó que ADEPA fue una de las principales impulsoras de la protección específica que estas reciben en el artículo 43 de la Constitución Nacional.

Además de una dura reacción en bloque del kirchnerismo, la denuncia del Grupo Clarín generó un fuerte rechazo de entidades periodísticas y de profesionales que trabajan en el propio multimedios.

En un comunicado difundido en las últimas horas, el Grupo Clarín aclaró que desistiría de convocar a los periodistas, incluso como testigos.

Tanto Paolillo como ADEPA manifestaron su satisfacción por esa aclaración..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaArgentina en desacato