Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Polémico cierre de la mayor acerería europea

El Mundo

Italia clausuró Ilva, acusada de haber envenenado a obreros y vecinos de Taranto

Por   | LA NACION

ROMA.- Un nuevo escándalo estalló ayer en Italia con la clausura en la ciudad de Taranto de la acerería Ilva, la mayor fábrica de acero de Europa, acusada de haber envenenado silenciosamente en los últimos años tanto a los obreros de la planta como a la gente del lugar, a través de ríos de dioxina e hidrocarburos.

Como les da trabajo a 12.000 personas y de ella depende el resto de la industria siderúrgica italiana, la clausura del Ilva provocó fuertes protestas sociales, con obreros en huelga que ocuparon la fábrica de Taranto y manifestantes en otros establecimientos. El caso pone al gobierno de Mario Monti en un dilema terrible: una "fábrica de muerte" que, a la vez, les da trabajo a muchas familias.

El cierre de Ilva fue decidido por la patronal después de que la magistratura -que a fin de julio dispuso el secuestro de diversas áreas de la misma fábrica y el arresto domiciliario de sus dueños, la familia Riva- dictaminara anteayer nuevos arrestos.

La fiscalía de Taranto acusa a los Riva y a Ilva de haber sido, durante 17 años, una "asociación para delinquir", que escondió, corrompiendo a funcionarios, altos exponentes de la Iglesia y a políticos, la mortífera contaminación de esa ciudad de la región de Apulia. Según las estadísticas, debido a los humos tóxicos de las tétricas chimeneas del establecimiento, en Taranto la tasa de mortalidad de los hombres es un 14% superior al promedio, y la de las mujeres, un 8%, mientras que para los menores de un año es un 20% mayor que la normal.

El caso Ilva, un drama del cual se viene hablando desde hace años, es un nuevo rompecabezas, de lo más explosivo, para el gobierno técnico de Monti. La clausura, de hecho, no sólo afecta a los 12.000 obreros de la empresa (5000 en Taranto, ciudad de 200.000 habitantes), sino que, en un terrible efecto dominó, golpea a otros establecimientos del grupo (en Génova y en otros lugares de Italia).

Además, repercute negativamente en las otras industrias que en Italia dependen del acero, que son bastantes. "El acero sirve para hacer tornillos, clavos, de los cuales Italia es una gran productora, pero también para construir naves, plataformas offshore , calderas y plantas industriales", escribió el Corriere della Sera.

Se calcula que, con la clausura de Ilva, podría registrarse una pérdida para la economía nacional de 8,2 mil millones de euros (medio punto del PBI). Mientras los obreros, en huelga porque temen perder su trabajo, amenazan con marchar hacia Roma, el gobierno de Monti convocó a las partes para una reunión urgente que tendrá lugar mañana.

El drama Ilva es otro escándalo que refleja a la perfección el desastre de la Italia de las últimas décadas: desde hace años que es sabido que la mayor acerería de Europa mata de cáncer a la gente del lugar. Pero nunca se hizo nada porque la fábrica es una fuente de trabajo importante.

Y lo que está saliendo a flote ahora es cómo sus dueños fueron corrompiendo a políticos y demás personalidades del lugar con coimas para que hicieran informes ambientales a su favor. En una de las interceptaciones que hizo la magistratura, se escucha a uno de los dueños que, hablando con uno de sus abogados, dice: "¿Dos tumores más? Eso es una pavada". Una frase que lo dice todo..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYParo nacionalHugo MoyanoCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsEl despido de Carlos Bianchi