Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Los metrodelegados deciden hoy si harán otro paro de subtes

Buenos Aires

Al tiempo que el gobierno porteño envió a la Legislatura el proyecto para regular el funcionamiento del subte en manos de la Ciudad, el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, cuestionó ayer el contenido de la iniciativa, específicamente por cuanto prevé declarar a este servicio público como "esencial", con lo que, según el funcionario kirchnerista, se pretende "impedir el ejercicio del derecho de huelga" a los trabajadores.

Sus declaraciones estuvieron en total sintonía con las objeciones que presentaron días atrás los sindicalistas del subte, llamados metrodelegados, que hoy continuarán las negociaciones paritarias con Metrovías, de cuyo éxito o fracaso dependerá la concreción, mañana, de un nuevo paro de subtes. Según adelantó anoche Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), estaban "no muy lejos" de un acuerdo.

"No es un servicio esencial; eso expresa cierto desconocimiento. Es importante y trascendente, nadie puede negarlo, pero no es un servicio esencial en un sentido técnico, como lo usa la Organización Internacional del Trabajo [OIT], porque hay otros medios alternativos para desplazarse. Hay intención de amedrentamiento", opinó Tomada.

Pianelli había considerado: "Esto viola los derechos de huelga que tienen los trabajadores, claramente estipulados por la OIT. Ni el subte ni ningún medio de transporte pueden ser declarados esenciales, como lo son los hospitales".

Según explicó uno de los autores del proyecto oficialista, el legislador Martín Ocampo, de ser declarado un servicio público esencial "los trabajadores tendrían que garantizar el 90% de los viajes en horas pico y el 60% en horario no pico" durante las huelgas.

La iniciativa propone además crear un fondo para financiar los costos operativos del subte a partir del aumento del 10% en los peajes de autopistas y del 5% en las Patentes de los autos de alta gama, más lo recolectado mediante un futuro gravamen al combustible, de entre 15 y 40 centavos por litro.

El borrador empezará a ser abordado en la Legislatura probablemente pasado mañana en una reunión informativa. La ley debe ser sancionada antes de fin de año para que la Ciudad pueda tomar el control del subte el 1° de enero..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaArgentina en desacato