Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Amenazas

Presionado, Scioli dio marcha atrás con la tasa sobre los combustibles

Economía

Varios ministros del gabinete nacional criticaron la medida y advirtieron que podrían reclamar en la Justicia; el gobernador buscará vías de financiamiento alternativas

Por   | LA NACION

LA PLATA.- El gobierno de Daniel Scioli resolvió dar marcha atrás con su proyecto de cobrar una tasa de 10 centavos por cada litro de combustible vendido en la provincia para financiar el mantenimiento de las rutas bonaerenses. Scioli sintió la presión del gobierno nacional: la medida fue duramente cuestionada ayer, durante todo el día, por varios funcionarios del gabinete de Cristina Kirchner, que amenazaron con recurrir a la Justicia si se aplicaba el impuesto.

En una conferencia de prensa, el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez, junto con el ministro de Infraestructura y Obra Pública, Alejandro Arlía, y otros funcionarios admitieron que por "inhibiciones legales" se buscarán "nuevas alternativas" para financiar obras en la red vial bonaerense. Antes, el ministro de Economía nacional, Hernán Lorenzino, había rechazado cualquier tipo de impuesto provincial o regional que se aplicara a los combustibles. Sucede que ese tipo de impuestos pertenecen a la órbita nacional. Las provincias reciben parte de esa carga y por ende tendrían prohibido modificar esos gravámenes.

"Al haber una inconstitucionalidad manifiesta en una norma, el camino que debe recorrerse es el de la Justicia", dijo Lorenzino. E ironizó: "El absurdo es tal que sólo podría compararse con una decisión del gobierno nacional de decidir cobrar el impuesto a las patentes o el inmobiliario urbano o rural" que perciben las provincias, ejemplificó.

La advertencia no se limita a la provincia Buenos Aires, sino que interpela también la decisión del gobernador de Córdoba, Juan Manuel de la Sota, de cobrar una alícuota de entre 15 y 40 centavos por litro de combustible con destino similar. La crítica también fue dirigida al proyecto del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, que pretende crear un fondo especial para subvencionar el funcionamiento de los subterráneos, que a partir del año próximo pasarán a la órbita de la Ciudad. La idea de la administración porteña es poder nutrir esa caja con un aumento de 40 centavos por litro de combustible.

Por su parte, el ministro de Planificación, Julio De Vido, insistió en la conferencia de la UIA, en Cardales, en que cualquier tasa que se aplique sobre los combustibles "es incompatible" con los impuestos nacionales que ya se cobran. Y dijo que el Gobierno va a hacer presentaciones ante la Comisión Federal de Impuestos y, si es necesario, en la Justicia.

El jefe de Gabinete de Scioli intentó distender el clima con el Gobierno y deslizó que el impuesto sólo era una idea. "No se va a dar marcha atrás porque nunca fuimos adelante", dijo Pérez. Principal impulsor de la medida, el ministro Arlía anticipó: "La propuesta que tenemos en estudio respecto de un cargo fijo la vamos a conversar y tratar de articularla con el gobierno nacional", en busca de obtener "la validez" legal.

La idea de aplicar un impuesto a las naftas generó críticas de todo el arco opositor bonaerense, que cuestionó la capacidad de Scioli de gobernar la provincia. El diputado por la Coalición Cívica Oscar Negrelli explicó que en 2010 y en 2011 del presupuesto asignado a Vialidad sólo se ejecutó el 40% y el resto del dinero se utilizó para la compra de letras del Tesoro para financiar el déficit de la provincia.

"A través de decretos, el gobernador desvió más de la mitad de los fondos que debían haber servido para evitar cientos de accidentes que ocurrieron en las rutas desde ese entonces", dijo el legislador.

Por su parte, el diputado provincial (Unión Celeste y Blanco) Gonzalo Atanasof dijo que el consumo de nafta en la provincia es de unos 600 millones de litros por mes, por lo cual una pequeña carga fija de 10 centavos por litro significaría un ingreso de $ 60 millones mensuales por este concepto. "Lo que no está claro es si con ese monto se podrá hacer frente a una red de 10.853 kilómetros como tiene la provincia."

En los municipios, en tanto, la idea de cobrar una cuota de 10 centavos venía siendo estudiada en silencio.

Idas y vueltas

Ante el rechazo de la Nación, los funcionarios bonaerenses tuvieron que resignarse

  • "[La tasa] no podrían aplicarla los municipios. Y requiere una articulación con el gobierno nacional"
    Alejandro Arlía - Ministro de Infraestructura
  • "Es un claro desaliento al consumo. No se puede aplicar una tasa que distorsione tanto"
    Julio de Vido - Ministro de Planificación
  • "Por inhibiciones de tipo legal, vamos a buscar otras alternativas para financiar la red vial bonaerense"
    Alberto Pérez - Jefe de gabinete de Scioli
TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini